Inicio Salmantinas: entre el desempleo y los contratos parciales

Salmantinas: entre el desempleo y los contratos parciales

Por CIMAC Redacción

El 80 por ciento de los contratos de trabajo por cuatro horas pertenecen a mujeres. Esta precariedad laboral es un ejemplo de que en el mercado de trabajo salmatino siguen vigentes estereotipos y prejuicios.

El mercado laboral de Salamanca, ciudad al sur de España colindante con Portugal, tiene para las mujeres numerosas desigualdades que hacen que la tasa de desempleo del mes pasado se sitúe en el 28 por ciento, difunde el portal e-leusis, la Ciudad de las Mujeres en Red.

Siguen vigentes todavía estereotipos y perjuicios que impiden a las salmantinas acceder a los puestos más calificados. Según datos facilitados por el sindicato Unión General de Trabajadores (UGT), el 80 por ciento de los contratos de jornadas de cuatro horas pertenecen a mujeres.

“Piensan”, explica la representante de este sindicato María García, que “por ser mujeres es suficiente con que lleven una ayuda económica a casa y no les ofrecen otro tipo de contrato”.

Otro ejemplo de las dificultades de acceso al trabajo, señala la dirigente, se encuentra entre el sector médico. Mientras que son las que obtienen mejores notas, la mitad de ellas no encuentra un trabajo una vez terminada la residencia. “Se sigue con la mentalidad machista de que el 80 por ciento de las cargas familiares y del hogar recae en la mujer”, añade.

“Generalmente en la Universidad no notan estas diferencias pero las descubren en cuanto salen al mercado laboral”, declara.

Otro de los factores que limitan el acceso de la mujer al trabajo es la sectorización, y en los anuncios se pide expresamente que sean mujeres u hombres. “En algunas empresas se exige un canon de belleza”, explica María García. “Y en otras como entre los barrenderos tienen una plantilla exclusivamente masculina”, afirma.

Una vez dentro del mercado laboral las mujeres tienen más dificultades de promoción, y difícilmente acceden a puestos de responsabilidad intermedia.

Junto a estas “limitaciones”, hay otras que aunque están prohibidas, existen, tales como las diferencias salariales para las cuales se usan una serie de “trucos” que hacen que las mujeres tengan un sueldo inferior.

Para la representante de UGT los empresarios salmantinos mantienen una “mentalidad primitiva”, y creen que las mujeres ocasionan más problemas, sobre todo, al quedarse embarazadas.

En este sentido señala que las mujeres que toman permisos por maternidad, en la empresa privada, “cuando vuelven han perdido su estatus”.

Por eso señala que hay que replantearse las ayudas a la mujer, y apuesta por medidas de discriminación positiva en las empresas para conseguir el aumento de la incorporación de la mujer al mundo laboral.

2004/BJ/SM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más