Inicio » Se embarazan a los 11 años y les impiden ir a Centros de Salud

Se embarazan a los 11 años y les impiden ir a Centros de Salud

En las zonas indígenas del estado de Guerrero, las niñas de entre 11 y 12 años de edad se casan o viven en unión libre, por lo que al quedar embarazadas corren mayor riesgo de sufrir una muerte materna (MM), advirtió la dirigente de la Coordinadora Guerrerense de Mujeres Indígenas,
Martha Sánchez Néstor.

En entrevista, explicó que esa situación influye en los altos niveles de MM que colocan a la entidad en el primer lugar de incidencia a escala nacional, sobre todo de mujeres indígenas de 10 a 12 años de edad.

De acuerdo con el secretario de Salud de Guerrero, Lázaro Mazón Alonso, en 2011 se registraron 72 casos de MM y desde enero de este año hasta la fecha se tiene una estadística de 36 decesos.

El funcionario reconoció que "son muchos" casos de muerte materna registrados en la entidad por complicaciones durante el embarazo, parto o puerperio, pero confió en terminar 2012 con menos decesos a fin de que Guerrero baje al cuarto lugar nacional en casos de MM.

Martha Sánchez Néstor abundó que otro factor que influye en la alta mortalidad materna es el machismo que impera en la entidad, sobre todo en las regiones de la Costa Chica y la Montaña.

Explicó que muchos hombres salen a trabajar a otras ciudades y dejan a su pareja adolescente en la casa de la suegra, con la orden de no salir del hogar sino para lo indispensable, de tal modo que si hay alguna complicación en su embarazo no se les autoriza a los médicos de los centros de salud trasladarlas a clínicas u hospitales con el equipo adecuado para atender alguna emergencia obstétrica.

A lo anterior, la líder de la Coordinadora Guerrerense de Mujeres Indígenas añadió que no hay médicos y enfermeras suficientes para atender a las jóvenes embarazadas las 24 horas del día, los 365 días del año, en los centros de salud de las comunidades.

Además persisten las malas condiciones de los caminos rurales, lo que dificulta el traslado de las pacientes a un hospital equipado para atender emergencias.

FALLAS DE LA SECRETARÍA DE SALUD

Sánchez Néstor insistió en que la alta MM entre las adolescentes y jóvenes indígenas de Guerrero tiene que ver con la falta de difusión efectiva sobre los métodos anticonceptivos y su deficiente abasto en los centros de salud comunitarios.

Ello deriva en que las mujeres que se embarazan sin haberlo planeado pretendan interrumpir la gestación con "recetas" tradicionales a base de hierbas que ponen en riesgo su salud.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo), la interrupción inducida del embarazo representa la tercera causa de defunción materna.

Las condiciones de pobreza y vulnerabilidad entre las mujeres indígenas generan que la práctica de abortos inseguros las ponga en riesgo de perder la vida.

Según el programa federal Arranque Parejo en la Vida (APV), en Guerrero muere una mujer cada cinco días por complicaciones del embarazo, parto o puerperio, lo que representa el doble de la media nacional.

Y es que 54.1 por ciento de las embarazadas en esta entidad es atendido por personal no calificado, mientras que la media nacional es de 15 por ciento, por lo que es indispensable capacitar a las parteras que atienden a las mujeres durante el alumbramiento en las zonas indígenas, demandó Martha Sánchez.

PURAS PROMESAS

El programa APV indica que las causas de muerte materna son una deficiente calidad de la atención durante todo el proceso; bajos niveles de cobertura de los programas de planificación familiar, y redes de atención débiles y desarticuladas.

Otros factores de riesgo son que no hay control prenatal adecuado; no hay cobertura hospitalaria suficiente; muchas de las madres son adolescentes y otras mayores de 45 años; hay una baja escolaridad ?menor a nueve años?, sobre todo en las regiones Costa Chica y Montaña, y en los cinturones de miseria de las ciudades, lo que dificulta concientizar a la población sobre las ventajas de la anticoncepción.

La activista indígena explicó que para abatir los altos índices de MM, la Secretaría de Salud estatal se ha comprometido a crear en la región de la Montaña una escuela de parteras, que sería la primera en la entidad y la segunda de su tipo en el país para que se atienda a las mujeres en sus propias comunidades y en su lengua, lo que podría reducir los decesos por esa causa.

No obstante, acusó Sánchez Néstor, hasta el momento todo ha sido mero discurso del gobernador Ángel Aguirre Rivero, ya que "sin presupuesto, no hay nada".

12/RGO/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más