Inicio Se gasta más en política que en abatir muerte materna

Se gasta más en política que en abatir muerte materna

Por Guadalupe Vallejo Mora

Abatir los índices de mortalidad materna en los Altos de Chiapas, zona que concentra el mayor porcentaje de casos en el país, requeriría un presupuesto de entre 400 mil y un millón de pesos anuales, cantidad inferior en mucho a los millones que los partidos políticos utilizarán en la próxima contienda electoral federal, aseguró Daniela Díaz Echeverría, coordinadora del proyecto Mortalidad materna y presupuesto público.

Dicho presupuesto, dijo, permitiría adquirir la totalidad de los suministros necesarios para atender a las mujeres -guantes, soluciones intravenosas, oxígeno, medicamentos, anestesia, narcóticos-; equipo que difícilmente contempla el programa federal Arranque Parejo por la Vida (APV) por falta de recursos.

“En comparación con el dinero que se derrochará en las próximas contiendas, esa cantidad es prácticamente nada”, destacó la especialista, quien recordó que éste es sólo un ejemplo de la importancia que tiene aplicar presupuestos con equidad de género si se cuenta con la voluntad política para abatir un problema evitable.

Al precisar que la muerte materna es un indicador de desarrollo y que tan sólo en el 2004 se registraron mil 242 casos, explicó que se trata también de un problema político, de poder, de racismo, muy complicado: “finalmente es un asunto en el que con trabajo puede evidenciarse que se pueden hacer cosas muy pequeñas y muy concretas para tratar de salvar la vida de miles de mujeres anualmente”.

En el segundo día de trabajos de la reunión de expertas y expertos Cohesión social, políticas conciliatorias y presupuesto público, la investigadora destacó que en México es sabido que la muerte materna se concentra entre las mujeres pobres y las mujeres indígenas, fenómeno que sin embargo registra un aumento progresivo en regiones urbanas marginadas.

Al retomar datos de su proyecto de investigación de más de cuatro años de trabajo, Mortalidad materna y presupuesto público, Díaz Echeverría dejó claro que ahora que tanto se habla de políticas conciliatorias es un hecho que en la muerte materna no hay tal; esto es, no puede hacer conciliación, pues se da como un hecho que las mujeres “deben morir” durante el embarazo, el parto o el puerperio.

En el foro, organizado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés) en asociación con la Cooperación Técnica Alemana (GTZ, por sus siglas en alemán), la también integrante de Fundar, Centro de Análisis e Investigación A.C., destacó que entre las causas por las que las mujeres pierden la vida están preclampsia y eclampsia, hemorragia, sepsis puerperal, aborto y otras complicaciones asociadas con embarazo, parto y puerperio.

Díaz Echeverría destacó que Chiapas, Guerrero y Oaxaca concentran los mayores porcentajes de muerte materna. Curiosamente, los estados con más casos de mortalidad de mujeres asociados con el embarazo cuentan con los gastos per cápita más bajos.

¿Por qué es tan sensible este asunto?, preguntó ella a las expertas y expertos, y respondió: ¿Porque es evitable? Y aunque es multicausal, ello no debiera ser una excusa para las autoridades que aplican programas como APV, que al final de cuentas no cumplen con los objetivos para los que fueron creados.

La investigadora de una de mas organizaciones más serias y de mayor prestigio en nuestro país en el seguimiento de casos de muerte materna consideró que la asignación de presupuestos con perspectiva de género debe ser parte de la vida del país, de lo contrario, se estará discriminando a más de la mitad de la población.

05/GV/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content