Inicio Se incrementan de nuevo las cifras del hambre

Se incrementan de nuevo las cifras del hambre

Por la Redacción

Aunque la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) se había propuesto resaltar los datos positivos en sus informes, el ejercicio resultó extremadamente difícil pues si bien en 19 países el número de personas crónicamente hambrientas disminuyó, la tendencia general se ha invertido.

Respecto a la primera mitad de la década de los noventa, el número de personas subnutridas disminuyó en 35 millones, pero desde entonces la cifra ha vuelto a aumentar en más de 18 millones.

En la presentación del informe -realizada simultáneamente en Madrid, Washington y Berlín-, Jorge Mernies, jefe del departamento de Análisis Estadístico de la FAO, señaló que “para llegar a los Objetivos de Desarrollo del Milenio en 2015, cada año deberá haber 26 millones de personas subnutridas menos”.

Pero la tendencia hasta ahora se dirige al lado opuesto. Entre los países que estaban emergiendo de la pobreza pero que han envuelto a empeorar están India, Pakistán, Sudán, Colombia, Indonesia y Nigeria.

En el caso de India, un país que se había convertido en modelo para acabar con el hambre, la causa de estos malos datos ha sido el crecimiento demográfico y no un aumento de la proporción de personas subnutridas.

Entre los que han mejorado su situación se encuentran Bangladesh, Haití, Mozambique y Cuba. Este último país, que había sufrido un fuerte proceso de deterioro, ha comenzado a presentar resultados bastante positivos.

Las causas que producen las emergencias alimentarias en los países en desarrollo son un buen indicador para analizar la subnutrición. Así, la principal causa continúa siendo el agua, en forma de inundaciones o sequías, seguida de los conflictos armados.

Con respecto a ello, Mernies recuerda que para financiar el programa de la FAO los países donantes deberían duplicar su aportación, “lo que todavía constituiría una pequeñísima parte de sus gastos militares”.

Jorge Mernies también destacó las esperanzas que están suscitando iniciativas como el programa Hambre Cero de Brasil, y otros similares en Panamá, Kenia y Vietnam. Kenia constituye un claro ejemplo de las injusticias que están provocando los aranceles agrícolas.

Entre 1980 y 1990 Kenia llegó a duplicar la producción de leche mediante el apoyo a los pequeños productores; pero en la década de los noventa las importaciones de leche en polvo se dispararon, provocando una fuerte crisis entre los productores.

Llamado para una Alianza Internacional contra el Hambre Destacando el ejemplo de estos países que han iniciado programas contra el hambre, Jorge Mernies ha anunciado que la FAO presionará para que los Gobiernos de los países desarrollados se impliquen en esta lucha mediante una Alianza Internacional contra el Hambre.

“Es necesario movilizar la voluntad política, el conocimiento científico y los recursos financieros necesarios para reducir a la mitad el número de personas hambrientas para el año 2015”, afirmó Mernies.

Las cinco áreas que la FAO ha establecido en su Programa contra el Hambre son: mejorar la productividad agrícola de las comunidades rurales pobres, desarrollar y conservar los recursos naturales, acceso a los mercados, reforzar la capacidad de generación y difusión de conocimiento y asegurar el acceso a los alimentos para los más necesitados.

03/CS/GMT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más