Inicio » Senado asegura que existen condiciones para ratificar Convenio 189

Senado asegura que existen condiciones para ratificar Convenio 189

Por Hazel Zamora Mendieta
TrabajadorasdelHogar01cesarmartinezlopez

El Senado de la República aseguró que existe un ambiente favorable para ratificar el Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que garantiza condiciones laborales dignas a las trabajadoras del hogar, por lo que la última palabra está en el presidente, el responsable de enviar a las y los senadores el Convenio para que lo ratifiquen.

Cada sexenio, se promete al gremio organizado de las trabajadoras del hogar que se ratificará el Convenio 189, un instrumento creado en 2011 por la OIT y cuya ratificación implica a los países obligatoriamente incluir el tema en su agenda política.

El presidente de la Mesa Directiva del Senado, Martí Batres Guadarrama, expresó el pasado 25 de febrero en conferencia de prensa que están listos para ratificar el Convenio 189. La Comisión de Relaciones Exteriores cuenta con diversos puntos de acuerdo para solicitar al Presidente de la República que envíe el Convenio lo antes posible.

Según el legislador del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), las condiciones sociales que atraviesa México son favorables para la ratificación del Convenio. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) inició un programa para afiliar a las trabajadoras del hogar, un derecho que hasta ahora únicamente gozan 3 de cada 100 trabajadoras del hogar. 

Existen además en el Senado propuestas hechas por las legisladoras para reformar la Ley de Seguro Social y la Ley Federal del Trabajo, que actualmente tienen disposiciones que excluyen de derechos a este sector conformado por 2.4 millones de personas según indica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Por ejemplo, la Ley del Seguro Social en su artículo 13 define como voluntaria la afiliación al IMSS de las trabajadoras del hogar. Mientras la Ley de Trabajo tiene deficiencias en la regulación de las condiciones de trabajo del hogar remunerado, permite jornadas laborales de 12 horas, sin pagos de horas extras, pagos excesivos en especie (alimentos y vivienda) y refuerza la exclusión de las trabajadoras al seguro social.

Además la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) recientemente resolvió que estas disposiciones en las leyes son inconstitucionales por ser discriminatorias y estar lejos del concepto de trabajo digno.

A la coyuntura sobre la discusión de las condiciones laborales que enfrentan las trabajadoras del hogar en México, ha abonado la película “Roma” del cineasta mexicano Alfonso Cuarón. El revuelo internacional del filme que aborda la temática, ha servido como plataforma para que el Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar (Sinactraho) –el primer gremio en México encabezado por mujeres dedicadas a esta actividad- difunda sus justas y añejas demandas.

CONVENIO 189 MEJORA CONDICIONES DE TH

El objetivo del Convenio 189 es coadyuvar con los Estados que lo firman para que eliminen las condiciones discriminatorias que afectan a las trabajadoras del hogar y equiparen sus derechos con el resto de los sectores laborales.

Ello, a partir del establecimiento en la leyes de horarios de trabajo y descanso, revisión salarial, derecho a la seguridad y salud, condiciones de vivienda, acceso a seguridad social, protección de maternidad y erradicación de abusos.

Entre sus artículos, el Convenio 189 establece mecanismos para vigilar que los derechos laborales de las trabajadoras del hogar se cumplan, tales como medidas de inspección de trabajo y obliga a los Estados a crear instrumentos de investigación de quejas y abusos que reporten las trabajadoras.

De la misma forma reconoce al gremio otros derechos como la libertad de asociación, la libertad sindical y el derecho a la negociación colectiva. Protege también a las trabajadoras del hogar migrantes, abogada por la eliminación de todas las formas de trabajo forzoso y la abolición del trabajo infantil.

La OIT creó en 2011 el Convenio 189 ante la inexistencia de una legislación específica en el mundo sobre los derechos de las trabajadoras del hogar. Los países de América Latina que lo han ratificado son Argentina, Chile, Bolivia, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Nicaragua, Panamá, Paraguay, República Dominicana, Jamaica, Uruguay y este año entró en vigor en Brasil.

En el caso de México, desde su creación el Estado firmó el Convenio 189 pero falta que el Senado lo ratifique. El sector de las trabajadoras del hogar han pugnado porque se de este último paso que queda en voluntad del presidente, pues es éste el encargado de enviar el instrumento a la cámara alta para su ratificación y eventual aprobación.

Desde septiembre de 2018 los senadores Claudia Ruiz-Massieu y Miguel Ángel Osorio Chong del Partido Revolucionario Institucional (PRI), presentaron un punto de acuerdo con el fin de exhortar al Ejecutivo a remitir el Convenio 189. En el mismo sentido se sumaron los siguientes meses otros puntos de acuerdo, uno enviado por el Congreso de la Ciudad de México y otro elaborado por el senador Juan Manuel Zepeda del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Lo cierto, es que aunque la ratificación del Convenio 189 depende del Presidente de la República, en el Senado se pueden adelantar en la modificación a las leyes para ir gradualmente formalizando el trabajo del hogar remunerado. Actualmente todavía está en espera de ser discutida la propuesta de la legisladora del Partido Acción Nacional (PAN), Xóchitl Gálvez Ruiz, quien con el apoyo de senadoras de todos los Grupos Parlamentarios presentó el 4 de diciembre de 2018 una iniciativa para reformar, adicionar y derogar diversas disposiciones sobre la materia en la Ley del Trabajo y Seguro Social.

Varios países que han ratificado el Convenio han optado en principio adecuar sus marcos normativos para avanzar en la ratificación del Convenio, mientras otros, lo ratifican para proseguir con las conciliaciones.

En la experiencia de los Estados que han adecuado sus normativas a los lineamientos de este instrumento se han traducido en una mejora a las condiciones laborales de las trabajadoras del hogar. Por mencionar un ejemplo, en Ecuador, Chile y Uruguay, se tienen cerca de la mitad de cobertura de las trabajadoras del hogar al seguro social.

En cambio, México que no ha signado el instrumento, tienen sólo un 0.1 por ciento de trabajadoras del hogar afiliadas al sistema de seguridad social, esto según un estudio de la OIT de 2015.

19/HZM/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: