Inicio ”Ser feminista me hace mejor persona”: Daniel Blinder

”Ser feminista me hace mejor persona”: Daniel Blinder

Por Marcela Espíndola

”Ser feminista me hace mejor persona”. Con estas palabras Daniel Blinder (29) irrumpió en el mundo del feminismo. A través de una lista electrónica que reúne a mujeres feministas de habla hispana, convocó a trabajar a favor de la equidad entre los géneros.

En esta entrevista, el politólogo sostiene que los varones deben ser incluidos en la lucha por la plena realización de los derechos humanos de las mujeres. ¿Quién es este joven que pateó el tablero del machismo y se propone formar el primer movimiento argentino por la equidad?

Daniel Blinder es licenciado en Ciencias Políticas. Su trayectoria académica demuestra su preocupación por los temas vinculados a las luchas sociales en Argentina y Latinoamérica y las políticas públicas latinoamericanas, intereses que lo llevaron además a incursionar en el periodismo con diversos artículos de análisis político, publicados en distintos medios virtuales.

Podríamos afirmar, como pasa con la mayoría de los varones conocidos y por conocer, que su sensibilidad con la temática de género no le vino heredada, sino que fue transmitida. De eso se encargó seguramente su compañera en la vida, Magdalena Tagliaferro, y su suegra, la reconocida periodista, poeta y traductora Bárbara Gill.

Fue esta última quien se encargó de difundir en la Red Informativa de Mujeres de Argentina la convocatoria de Blinder, que proponía que ”los varones feministas se conozcan, unan y colaboren” con la formación de lo que será próximamente la Asociación Civil Por la Equidad, cuyo postulado es promover la plena realización de los derechos humanos con equidad entre los géneros.

”El feminismo de la diferencia es parte de una concepción humanista. Por eso creo que ser feminista me hace mejor persona, y trata de encontrar en mí y en los demás las cotidianeidades que revelan profundas desigualdades sociales” – escribió Blinder en RIMA- . ”Por eso (…), invito a otros varones que quieran discutir estos asuntos, a lo largo y ancho del país”.

— ¿Cómo te fue con la idea de armar la Asociación Civil por la Equidad?

— Es un proyecto que venimos trabajando hace un tiempo. Nos falta mucho, como obtener la personería jurídica por ejemplo, pero la idea es trabajar con varios proyectos en cuestiones sociales desde una perspectiva de género.

“A partir de la convocatoria (en RIMA) se armó el foro virtual Varones por la equidad, donde discutimos los temas de género desde la mirada del varón. Nuestro objetivo es terminar a fin de año, con el armado de un taller nacional con todo este material que se va discutiendo. La Asociación está integrada, entre otras personas, por Bárbara Gill y Magdalena Tagliaferro que es la presidenta. Varones por la equidad sería uno de los proyectos de la ONG”.

— ¿Cómo se definen los varones que respondieron a tu convocatoria?

— Algunos se definen feministas, pero la gran mayoría se define pro-feminista o antimachista (con todo lo que eso implica). Las discusiones que se dan dentro del foro están relacionadas con los términos ”equidad” e ”igualdad” y cómo cada uno de nosotros lo ve, en su propia vida, y en sus experiencias familiares.

— ¿Y tú cómo te defines?

— Soy feminista y pro-feminista.

— ¿Militarías dentro del movimiento feminista?

— Hace poco tuve una charla con una militante feminista de izquierda, y cuando le conté de esto me dijo: ”Deja los problemas de las mujeres para las mujeres, que ya tenemos bastante”. Quizás es lógica su respuesta, porque yo no tuve las experiencias que tienen las mujeres. No lo entiendo del todo porque no soy mujer, pero lo que sí tengo es la experiencia de convivir con mujeres y veo qué pasa en la sociedad para ellas y qué pasa para nosotros.

“No hay equidad, y no se las integra de la misma manera. Yo siendo varón tengo mayores posibilidades que las mujeres que tienen problemas a la hora de ejercer sus derechos, como por ejemplo, los sexuales y reproductivos. Pero, desde mi lugar, yo sí puedo cuestionar cómo las cosas están dadas”.

— Por tu trayectoria académica has demostrado interés por la lucha de los movimientos sociales. En ese marco ¿cómo ves las acciones emprendidas por el movimiento feminista en los últimos tiempos?

— No soy un experto en el movimiento, pero creo que desde la llegada de un gobierno democrático en 1983 y sobre todo después del 2001, la sociedad civil ha crecido en presencia y en visibilidad. Con respecto a la lucha de los derechos de las mujeres, se sigue avanzando. Y se nota, cuando vemos las reacciones políticas de los sectores más conservadores a esas luchas.

“Viendo desde afuera y para ser sincero, creo que las acciones del movimiento deben ser discutidas también con los varones, porque somos la otra mitad. Considero que al movimiento le haría bien integrar más que excluir, para buscar soluciones”.

— ¿Eres conciente que a muchas feministas no les agradará esta idea? ¿Al formar Varones por la equidad no estás excluyendo también?

— Sí, pero mi idea es empezar a trabajar en estos temas, discutirlo entre varones, para integrarnos a la agenda que hoy están reclamando las mujeres.

— ¿Cómo es el nuevo varón argentino? ¿Es el macho tradicional de siempre o se autocritica?

— El macho argentino no ha cambiado mucho. Quizás aquí en Buenos Aires, hay varones que se van adaptando a los cambios de la sociedad, pero en el interior del país sigue siendo el mismo macho de siempre. Si bien hay distintasrealidades y no conozco todas,creo que no se cuestiona ni reflexiona.

“Nuestra organización tiene muy claro que estos cambios tienen que ser políticos, que las normas de convivencia tienen que cambiar, para que seamos una sociedad donde se respeten y se integren las diferencias, donde todas las personas vivan libres y se desarrollen plenamente. Es un pequeño gran paso para empezar a cambiar otras cosas”.

— ¿Tu tarea militante incluye el sensibilizar a otros varones?

— No, no ando por la vida discutiendo esto. Este tipo de temas los hablo con quien quiera escuchar y charlar. Hay gente, incluso en mi propio círculo, que no piensa como yo y lo respeto.

— Tengo que cerrar la nota definiendo a Daniel Blinder. Házmela fácil y defínete tú.

— Daniel Blinder es un peronista romántico que cree que las mujeres tienen derecho a ejercer sus derechos.

08/ME/GG

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más