Inicio Sin prestaciones, 13 millones de mexicanas: PNUD

Sin prestaciones, 13 millones de mexicanas: PNUD

Por Anaiz Zamora Márquez

Las mujeres aún representan un porcentaje menor en el mercado laboral, reciben menos ingresos que los varones y realizan en mayor medida trabajos no remunerados, situación que les impide acceder a una vida de bienestar, reportó el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En su “Informe sobre Competitividad Social en México 2012”, el mecanismo de la ONU expuso que aunque las mujeres son más del 50 por ciento de la población total, la proporción de ellas que ejerce alguna actividad económica apenas asciende a 15 por ciento.

Los datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y retomados por el PNUD, indican que del total de las y los mexicanos el 40.8 por ciento corresponde a la población ocupada, es decir, que genera algún ingreso económico.

La composición de este rubro es mayoritariamente masculina. De ese 40.8 por ciento, 25.5 son hombres y sólo 15.3 por ciento son mujeres, es decir, apenas 16 millones 850 mil mexicanas reciben ingresos de los 57.4 millones a los que asciende la población femenina en total.

De ellas, tan sólo 23 por ciento recibe un salario fijo, lo que se traduce en 3 millones 800 mil mujeres asalariadas y que cuentan con seguridad social y servicios de salud.

EXCLUSIÓN LABORAL

De acuerdo con el informe del PNUD, casi 13 millones de mexicanas laboran de manera informal y en consecuencia carecen de garantías laborales como vacaciones, prestaciones y servicios de salud que sean garantizados por medio de su trabajo.

La situación es grave si se toma en cuenta que en muchos hogares en nuestro país las mujeres constituyen la principal fuente de ingresos.

El Consejo Nacional de Población (Conapo) ha reportado que en 2009 el 19 por ciento de los hogares dependían exclusivamente de una mujer, y más de la mitad de ellos contaban con el ingreso femenino para su sustento.

El estudio del PNUD refleja que la mayoría de los ingresos salariales de las mujeres fluctúan entre uno y tres salarios mínimos diarios (entre 60 y 180 pesos, en promedio).

Del total de la población, tan sólo 8.4 por ciento recibe ingresos superiores a los cinco salarios mínimos; de ellos, el 6.1 por ciento corresponde a los varones y el 2.4 a las mexicanas, lo que refleja la brecha de desigualdad en la distribución de la riqueza.

“La menor participación de las mujeres en el mercado laboral, respecto de la de los hombres, ha impedido que los beneficios del trabajo sean mayores”, advirtió el PNUD al considerar que el empleo es el medio con el que las personas cuentan para acceder a más y mejores servicios que les aseguren un bienestar de vida.

Para el programa de Naciones Unidas es prioritario que México elabore políticas públicas y realice reformas laborales que eliminen estas brechas de género, no sólo para garantizar el bienestar de las mujeres sino también el desarrollo del país.

“Una sociedad puede generar desarrollo si consigue que el trabajo sea un catalizador de capacidades para sus individuos, cuando las condiciones de trabajo poseen un impacto positivo sobre la salud, el nivel de conocimiento o el acceso a recursos, convierten a las personas en seres más competitivos para perseguir el tipo de vida que ellos consideren más valioso”, concluyó el PNUD.

12/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content