Inicio Solapa Bernardo Bátiz la tortura: CDHDF

Solapa Bernardo Bátiz la tortura: CDHDF

Por Martha Martínez

El ombudsman de la Ciudad de México, Emilio Alvarez Icaza, exigió hoy al procurador capitalino, Bernardo Bátiz, admitir que la tortura es una práctica constante en las autoridades del Distrito Federal y emprender acciones para castigar a servidores públicos que incurran en ella.

En las instalaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), el ombudsman señaló que las declaraciones de Bátiz, quien dijo recientemente que no está de acuerdo con el concepto de tortura aplicado por la comisión, representan una negativa para erradicar esa práctica.

Tras presentar la recomendación 2/2003, que hace referencia a un caso de tortura en el Reclusorio Varonil Norte, Alvarez Icaza indicó que las declaraciones del procurador del Distrito Federal “están mal justificadas porque nuestro concepto de tortura está basado en los instrumentos internacionales de derechos humanos”.

El pasado 4 de abril, Bátiz aseguró que “la caricatura del torturado ya no existe en la Policía Judicial… como resultado de las detenciones pudiera haber un exceso de fuerza y algunos forcejeos, pero no la tortura como usualmente se conoce”.

Al respecto, Alvarez Icaza aseveró que Bátiz se niega a “llamar las cosas por su nombre”, por lo que le solicitó redoblar los esfuerzos para que en el Distrito Federal se erradique la tortura como una práctica en el desempeño de los servidores públicos.

Hasta ahora, aseguró, no existe en la Ciudad de México un solo servidor público castigado por tortura, aunque sabemos que esta práctica es una realidad en su ejercicio cotidiano, agregó Alvarez Icaza.

Exigió al procurador capitalino “mandar un mensaje a las autoridades de que no van a permitir la tortura” a través de acciones para castigar a funcionarios públicos que recurran a esta práctica con el fin de obtener confesiones o tratar de someter a las personas.

Informó que el año pasado, la CDHDF recibió 23 denuncias de tortura, la mayoría de reclusos en los diferentes centros penitenciarios del Distrito Federal.

No obstante, reconoció que existe una “cifra negra” en materia de tortura toda vez que la CDHDF no cuenta con elementos para saber la dimensión real del problema, ya que la mayoría de los denunciantes se niegan a continuar por miedo a posibles represalias de autoridades y personal de seguridad y custodia.

2003/MM/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más