Inicio Sólo buenas intenciones los programas de salud del gobierno

Sólo buenas intenciones los programas de salud del gobierno

Por Soledad Jarquín Edgar

La cruzada nacional sobre la calidad de los servicios de salud se ha quedado en buenas intenciones del gobierno federal, pues se carece de recursos para hacer que se respeten los derechos de las y los pacientes, aseguró la investigadora Martha Castañeda.

Castañeda dijo a Cimacnoticias que la iniciativa del gobierno federal para que los médicos actúen con ética y responsabilidad se quedó a nivel de recomendaciones en la atención hospitalaria y dejó del lado el primer nivel de atención ante la falta de recursos para sensibilizar y capacitar a los trabajadores del sector.

En el receso de un taller con mujeres de diversas comunidades de la Sierra Juárez, el Istmo de Tehuantepec y el sur del vecino estado de Veracruz, Castañeda añadió que los testimonios sobre violaciones a sus derechos generales como pacientes son muchos y diversos, principalmente en las comunidades rurales y colonias populares.

La integrante del Capítulo Oaxaca del Foro Nacional de Mujeres y Políticas de Población, indicó que es común que no se respete el pudor de las mujeres, sus creencias, no se les informa de manera adecuada sobre sus padecimientos y tratamientos, pero sobre todo se establece una relación autoritaria del personal médico a las pacientes.

Añadió que es también común encontrarse con acciones racistas dirigidas especialmente a las mujeres indígenas, violaciones derivadas del desconocimiento de sus derechos como pacientes y el temor de enfrentar a las autoridades.

Un caso concreto, añadió Martha Castañeda, es el Programa Progresa, ahora Oportunidades, en el cual se condiciona a las mujeres a realizar determinadas acciones comunitarias y a cierto número de consultas para obtener un recurso, mecanismo que opera a pesar de las múltiples denuncias a las pacientes por ejercer sobre ellas algún tipo de coerción.

La investigadora reconoció que el personal médico generalmente desempeña su trabajo con presiones, tienen que llenar muchos formularios y atender a determinado número de pacientes al día, por lo que no disponen de tiempo suficiente para atender programas sustantivos.

Es necesario que los médicos y las enfermeras aprendan a respetar a las usuarias desde que son estudiantes, principalmente de las comunidades rurales, “no es que las y los médicos sean malos médicos, su forma de actuar es sólo respondiendo a una formación y a cierta cultura”, dijo.

Mencionó que en los hospitales se carece de medicamentos, lo que obliga a los y las pacientes a comprarlos, a pesar de que son medicinas del cuadro básico. Tampoco hay insumos y los equipos son obsoletos, lo que indica, agregó, que la política de Estado busca retirar los servicios de salud.

En el taller las mujeres de diversas comunidades conocieron sus derechos fundamentales como pacientes, luego enumeraron las diversas violaciones que padecen, que van desde la falta de información sobre sus enfermedades, mala atención, regaños, violación a sus derechos sexuales y reproductivos, e improvisación en la atención.

Una de las participantes señaló que al tener a su segunda hija, el personal médico le recomendaba que no se practicara la salpingoclasia (ligadura de trompas de Falopio) porque le hacía falta “el hombrecito”, en cambio otras señalaron que al tener dos hijos varones son presionadas para que opten por algún método anticonceptivo definitivo.

Una de las mujeres de la Sierra Juárez señaló que en su comunidad la presionaron para que se pusiera el dispositivo, a lo que se negaba por temor a su esposo quien lo rechazaba, sin embargo, le fue colocado pese a que tenía dos meses de embarazo, lo que le provocó abundante sangrado durante varias semanas.

El taller, que fue organizado por el Foro Nacional de Mujeres y Políticas Públicas, Capítulo Oaxaca y la Red Nacional de Promotoras y Asesoras Rurales, se realizó el fin de semana en la Casa de la Iglesia de esta ciudad.

2003/SJ/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más