Inicio Sufren adolescentes mayor violencia doméstica

Sufren adolescentes mayor violencia doméstica

Por Gladis Torres

Las adolescentes de entre 12 y 16 años son quienes tienen mayor probabilidad de vivir violencia doméstica, indica el Diagnóstico sobre Salud Sexual y Reproductiva de Adolescentes en América Latina y el Caribe, editado por el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

La cultura de la discriminación contra las mujeres, la falta de mecanismos de protección y las limitadas condiciones de autonomía y empoderamiento determinan que el ejercicio de violencia contra ellas se manifieste de manera silenciosa o clandestina.

Juan Manuel Contreras y José Miguel Guzmán, autores del estudio, indican que pese a su importancia existen pocos datos confiables acerca de la incidencia de la violencia doméstica y sexual entre las adolescentes, “en general estos datos son escasos o los existentes a menudo subestiman su incidencia”.

De igual forma, señalan que una de las principales causas de la escasez de información es la dificultad que tienen las adolescentes para hablar del tema, además de la vergüenza. Por esta razón, y por el limitado desarrollo institucional para la presentación de denuncias, la mayoría de las adolescentes prefieren callar.

En el diagnóstico, las jóvenes aparecen como un grupo extremadamente vulnerable a la violencia intrafamiliar y sexual, y no sólo la incidencia de violencia es mayor sino que el tipo de agresiones es más grave.

Datos de Nicaragua y Chile muestran una mayor incidencia de la violencia contra las adolescentes embarazadas durante el periodo de gestación, de tal forma que las mujeres que forman pareja a edades más tempranas y las que pertenecen a los estratos más bajos, se convierten en un grupo de mayor vulnerabilidad.

En América Latina y el Caribe la violencia de género se relaciona con normas culturales y mitos sobre el papel de los sexos. En un contexto patriarcal como el prevaleciente en varias regiones latinoamericanas, la cultura legitima la violencia hacia las mujeres, acción vivida por los varones como una fuente de poder, indican Contreras y Guzmán.

La Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer (Belem do Pará) define la violencia contra la mujer como “cualquier acción o conducta basada en su género, que cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico a la mujer tanto en el ámbito publico como en el privado”.

Los tipos de violencia más frecuentes que sufren las mujeres menores de edad son violencia durante el cortejo y noviazgo, sexo forzado por razones económicas, incesto, abuso sexual en el sitio de trabajo, violaciones, acoso sexual, prostitución y pornografía forzada, tráfico de mujeres, violencia sexual, abuso y homicidio, abuso psicológico y embarazos forzados.


05/GT/GM

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más