Inicio Tamaulipas, entre los cinco estados con mayor desempleo

Tamaulipas, entre los cinco estados con mayor desempleo

Por la Redacción

A Juanita Sánchez Torres, a sus 25 años, con dos hijos que son su absoluta responsabilidad, no le cuentan la desesperación de tener que vivir con la esperanza de que su familia la apoye con el alimento diario de María y Daniel, quienes a sus siete y nueve años, no saben que desde hace seis meses su mamá se quedó sin trabajo al ser despedida de una de las maquiladoras de la localidad.

El desempleo en el estado de Tamaulipas es un problema grave. Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, (INEGI) la entidad se ubica entre las cinco entidades federativas con mayor índice de desempleo: 71 mil personas padeciéndolo. Poco antes de concluir el año, muchas empresas están despidiendo personal.

“Yo soy jefa de familia, y antes de que me cayera la de malas, bien que mal los 600 pesos que me pagaban en la maquiladora me servían para surtir despensa y darle un poquito de dinero a mi mamá, como quien dice, más o menos ahí la llevaba, pero hace seis meses me despidieron y me dieron dos mil pesos de compensación que se fueron más rápido que el agua entre las manos”, expresa Juanita.

Y continúa, “mis hijos están chiquitos y no entienden de que no hay, a mí me da pena con mi familia, que a veces se cansa y me hace mala cara por la ayuda, pero ya me canso de recorrer calles, de dejar solicitudes y como sólo tengo hasta la preparatoria no encuentro ni de dependienta.

“He ido a pedir trabajo hasta en los puestos del mercado, y ni ahí he tenido suerte, pues los dueños quieren a chavitas que muy apenas sepan hacer sumas y restas, pues ellas se conforman con los 75 pesos que les pagan diario y por todo el día. Ellos creen que porque uno tiene un poco más de estudios les va a causar problemas, cuando lo que se quiere es un trabajo, aunque sea con ese sueldo”.

No hay cifras oficiales que den cuenta del desempleo real en el territorio tamaulipeco, pues por una parte está lo manejado por el Instituto Mexicano del Seguro Social, y por otra las apreciaciones por parte de la Secretaria de Desarrollo Económico. Sin embargo, a nivel general el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) ubica a la entidad entre los cinco estados con mayor índice de desempleo, con 71 mil personas padeciéndolo.

Se habla del 5.1 por ciento de desempleo, dato similar al de entidades como Tlaxcala, Nuevo León, Sinaloa y Distrito Federal, lo que en números representa un promedio de 71 mil 157 personas que carecen de un empleo fijo. Esto se dio a conocer a través de la Encuesta de población desocupada por entidad.

El informe que se tiene es de una alza considerable, pues antes del último reporte, el que le antecede es de 68 mil 522 desempleados, que comparativamente con los 71 mil 157, significan una diferencia de siete mil 635 personas con este problema.

La gravedad de lo anterior tiene un reflejo en el sector oficial, en donde se habla de un seguro emergente de desempleo, que beneficiaría en primer término a las y los desocupados de las maquiladoras, a quienes por dos meses se les estará otorgando un promedio de dos mil 400 pesos, lo cual pretende ayudar a la búsqueda de trabajo.

Rogelio López Pompa, Director de Trabajo y Previsión Social en el Estado, anunció que será en el mes de enero cuando se defina cómo operará el programa que tiene previsto apoyar a las personas más vulnerables. A la par se esta buscando incentivar a los empresarios, así como a los sindicatos, a que todos en conjunto colaboren para que la planta productiva estatal siga manteniendo y creando fuentes de trabajo.

Explicó que a inicios del próximo año se tiene en la agenda la firma de un convenio con maquiladoras, los gobiernos federales y estatales para trabajar unidos ante lo que puede venir.

EL CASO DE GERARDO NÚÑEZ

Es precisamente lo que esta por venir lo que angustia a hombres como Gerardo Nuñez Vera, del fraccionamiento Las Flores de esta capital, quien de ser un agente de seguros con sueldo fijo, desde el pasado 15 de noviembre pasó a ser colaborador de la empresa en la que lleva dos años trabajando.

“Yo soy contador y la verdad me metí a la aseguradora porque no encontré otra opción, eso fue hace dos años, en donde la situación era diferente, no me iba tan mal, pues además de las comisiones, tenía un sueldo fijo, que a partir de noviembre me quitaron.

“Muchos conocidos me han aconsejado que demande, pero para qué, ni modo que con un pleito legal le vaya a dar de comer a mi familia. Por eso mejor me aguanté y ahora trabajo por comisión. Cuando vendo gano y cuando no tengo que irme al tianguis a vender lo que puedo para el sustento diario”.

Agrega: “Y no soy el único, porque cuando menos tengo la esperanza de vender y ganarme algo. A muchas personas que conozco de plano les dieron las gracias y ahí andan a la buena de Dios”.

08/BCZ/VRI/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content