Terminar con la violencia hacia las personas defensoras piden al nuevo gobierno

NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Una defensora es agredida cada día
   
Terminar con la violencia hacia las personas defensoras piden al nuevo gobierno
CIMACFoto: Yunuhen Rangel Medina
Por: la Redacción
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 10/12/2018

Con motivo del “Día Internacional de las Personas Defensoras de los Derechos Humanos” y en el contexto de los “16 Días de Activismo contra la Violencia de Género”, integrantes de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México (RNDDHM) exigieron al gobierno mexicano actuar de inmediato, “sin vacilación” y de raíz para terminar con la violencia hacia las defensoras.

En un comunicado, integrantes de la RNDDHM, conformada por más de 90 organizaciones, explicaron que el gobierno mexicano ha incurrido en diversos “agravios” que las castiga por su activismo, por transgredir los roles sociales que se les impone e incurrir en esferas contempladas sólo para hombres como la lucha por los DH, en lugar de garantizarles su derecho a ejercer su labor con seguridad, igualdad y dignidad.

Enfatizaron que el gobierno tiene una deuda “grande” con la población y con las defensoras, quienes han sido víctimas de masacres, criminalización, desapariciones y violaciones donde los principales agresores son agentes el Estado: personal de la policía, de partidos políticos, militares, entre otros.

En el comunicado, la Red de defensoras destaca que de acuerdo con el Registro Mesoamericano de Agresiones a  mujeres Defensoras de DH, entre 2015 y 2016, ocurrieron 2 mil 197 agresiones contra defensoras de esta región, periodo en el que México se posicionó como el país más hostil para defensoras al concentrar la mayor cantidad de ataques (862, un ataque por día) en comparación con El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua.

Consideraron que es importante visibilizar la violencia en su contra y reiteraron que “no se detendrán ni debilitarán” pese a los intentos para desprestigiar su labor pues agregaron “las defensoras estamos presentes en todas las luchas y sin nosotras no hay movimiento”.

Por su parte, integrantes de la Comisión Interamericana a de Derechos Humanos” y de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) destacaron que las acciones (vigilancia, denuncia, difusión)  desarrolladas por las personas defensoras son esenciales para el fortalecimiento y la consolidación de la democracia en el país.

Ante ello, llamaron a todos los Estados a proteger los DH de las personas defensoras, ya que han visto con “gran alarma” un aumento de casos de amenazas, hostigamiento, vigilancia, campañas de desprestigio, agresiones, detenciones arbitrarias, tortura, desaparición forzada y homicidios en contra de personas defensoras.

Resaltaron que países como Colombia, Guatemala, Honduras y México, entre otros son considerados como las regiones del mundo más peligrosas para quienes defienden los DH, por ello demandaron a sus gobiernos medidas concretas de protección, prevención, investigación y acceso a la justicia que garanticen a las personas defensoras realizar su labor con libertad y seguridad.

MUJERES DEFENSORAS

La organización internacional Amnistía Internacional (AI) publicó con motivo de este día, el reporte “Derechos Hoy: Américas, 2018” donde indica que las personas que se dedican a la defensa de los derechos corren peligros porque se atreven alzar su voz para denunciar la violencia o el daño a sus tierras y exigir los DH de sus comunidades o de ellas mismas.

En esta investigación, la organización internacional de DH, documentó las historias de las defensoras Amada Martinez (Paraguay), Karina  Riquelme (Chile), Lisa Henrito (Venezuela), Sara Quiñonez (Colombia) y Juana Raymundo (Guatemala), quienes fueron víctimas de violencia y sus casos siguen impunes por la falta de investigación que impide que los responsables sean presentados ante la justicia.

Evidenció que los gobiernos de estos países no cumplen con su obligación de proteger los DH, ya que no desarrollan averiguaciones a profundidad, no sancionan a los agresores, sino que emplean personal de la policía y militar para hostigar y callar las voces de las personas defensoras, lo que transmite un mensaje: “se puede atacar a una defensora de los Derechos Humanos sin temor a sufrir un castigo”, concluyó la organización.

18/AEG/LGL