Terror por feminicidio en Cipolletti, Argentina

   Dos casos de triple asesinato en los últimos cinco años
Terror por feminicidio en Cipolletti, Argentina
Por: Miriam Ruiz
cimac | México, DF.- 12/11/2002

Las mujeres viven en un estado de terror en la otrora apacible ciudad de Cipolletti, en la Patagonia argentina, luego de dos casos de triple asesinato en los pasados cinco años.

El más reciente derivó en la confirmación de prisión el pasado 8 de noviembre para Andrés y Orlando Sandoval, acusados de matar con arma blanca, un revólver calibre 22 y ácido acético a la bioquímica Mónica García, de 30 años; a la psicóloga Carmen Marcovecchio, de 39, y a Alejandra Carbajales, de 37.

El crimen ocurrió el 23 de mayo pasado en un laboratorio de análisis clínicos en Cipolletti, a 400 kilómetros del turístico Bariloche, detalla la versión electrónica de La Nación, la cual detalla que David Sandoval, un lavacoches de 28 años fue paciente de Marcovecchio en una institución de menores.

Antes, el 11 de noviembre de 1997, vecinos participantes en una búsqueda comunitaria hallaron, con señas de violación, los cadáveres de las estudiantes Paula Micaela González, de 17 años; su hermana María Emilia, madre de una niña de dos años, y María Verónica Villar.

Dos días antes, el domingo 9 de noviembre, las tres salieron a dar un paseo y no regresaron a sus casas, detalla la página en internet dedicada a su memoria.

Claudio Kielmansz y Guillermo González Pino fueron condenados por el crimen tres años después, luego de un proceso en el que los abogados de las familias aseguraron a la prensa que detrás del asesinato había gente con poder y capacidad operativa suficientes para mantener oculta la verdadera historia del triple asesinato.

La indignación por las muertes generó una serie de marchas dominicales en las que participó la comunidad de Cipolletti, en la provincia de Río Negro, y movilizó a la sociedad argentina. Las Madres de la Plaza de Mayo también participaron.

A cinco años del asesinato de María Emilia, Verónica y Paula, manifiestan en comunicado las integrantes del Colectivo Feminista La Revuelta, estos crímenes son "una advertencia terrorista" que tienen como efecto una reacción de encierro y de autodisciplina para que las mujeres no salgan solas.

Las feministas de Neuquén agregan que las instituciones del gobierno y los medios de comunicación, al no valorar la naturaleza sexista de estos crímenes, contribuyen a su silenciamiento, encubrimiento e impunidad.

"El carácter social y generalizado de la violencia basada en el sexismo cuestiona los argumentos que tienden a culpar a la víctima y a representar a los agresores como locos... El feminicidio está lejos de ser un acto pasional o descontrolado".







       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.