Inicio Toman estudiantes las calles en repudio a la guerra

Toman estudiantes las calles en repudio a la guerra

Por Martha Martínez

Unos 200 universitarios de las dos principales instituciones educativas del país pararon labores hoy en sus facultades, realizaron manifestaciones y tomaron algunas avenidas centrales de la Ciudad de México en protesta por el ataque que Estados Unidos inició la víspera contra Iraq.

A las 10:00 horas, estudiantes del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) de Azcapotzalco y de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), plantel Xochimilco, realizaron un paro de labores en protesta por el ataque a la comunidad iraquí, porque “la guerra contra Iraq, es contra el mundo” y se dirigieron a la embajada estadounidense.

Al filo del medio día las y los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y la UAM reafirmaron su repudio a la acción bélica de Estados Unidos contra Iraq al manifestarse frente la embajada estadounidense, donde colocaron carteles de repudio e indignación.

Cada uno de los manifestantes es diferente. Algunos con los cabellos endurecidos por el gel o el spray, otras vestidas con blusas bordadas y otros con vestidos al estilo “heavy metal”, pero a todos, los unes un solo motivo: el repudio a la guerra contra el pueblo de Iraq.

“El destino de la humanidad está en una subasta”, “Bush tú no sabes lo que es perder la niñez”, “saquean, asesinan, violan, matan y por eso los odio… los odiamos”, rezan algunos de los carteles que colocaron sobre una reja de metal colocada a la entrada de la embajada estadounidense y fuertemente custodiada por una decena de granaderos.

Y es que como dice Gimel Ramírez, quien se declara bien informada sobre el tema, “estos actos son necesarios porque es inaudito que más de 10 mil niños y niñas tengan que morir solamente porque alguien (Bush) tiene intereses petroleros”

LAS MUJERES DE IRAQ

La universitaria de apenas 18 años, señala que se siente “indignada por el trato que desde la Guerra del Golfo (1991) se le da a la mujer iraquí, quien no sólo ha sido violada y embarazada contra su voluntad, además ha sido condenada a ver como sus hijos, familiares e incluso ella misma, se muere de cáncer, y hambre por falta de medicinas”.

Son decenas de jóvenes no mayores de 20 años de edad y algunos peatones que se unieron a la manifestación. Al grito de “¡no a la guerra, si a la paz!, ¡no sangre por petróleo!”, los estudiantes advertían: somos muchos los que amamos la vida, más los que queremos la paz.

En una de las pancartas que Mariana lleva en las manos, dice “Bush a prisión” porque “es un gringo genocida”.

Mariana estudia en la Facultad de Ciencias de la UNAM, hoy no asistió a clases porque “es importante apoyar todas las acciones que la gente común y corriente puede llevar a cabo para denunciar la crueldad y la locura de ese hombre (Bush)”. Lo anterior porque a decir de Marina, una vida humana vale más que mil yacimientos de petróleo.

Al filo de las dos de la tarde, una estudiante señaló “sé que soy un gran ser porque no estoy dispuesta a matar a mis hermanos por ambición”.

La noche del miércoles, la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM dio el banderazo que anunció el inicio de estos actos de protesta contra la guerra en el Medio Oriente, cuando comenzó un paro de labores en punto de las 21:00 horas.

El paro, que fue organizado por una asamblea de estudiantes, comenzó media hora después de que Estados Unidos cumplió su amenaza de bombardear el país árabe con el pretexto de derrocar el régimen del mandatario iraquí, Saddam Husein, y establecer así un “gobierno democrático” para favorecer a las y los ciudadanos de Iraq.

A decir de Evaristo González, integrante de la asamblea de estudiantes, “como personas y como una responsabilidad moral, tenemos que hacer algo… este paro es una forma de manifestarnos contra este genocidio, esta guerra injustificada que tiene intereses particulares”.

Horas después universitarios y académicos de esa facultad partieron rumbo a la embajada de Iraq en México “para brindar apoyo a las y los ciudadanos de ese país y repudiar el genocidio que Estados Unidos está apunto de cometer”.

Las y los universitarios aseguraron que no permitirán que su voz sea silenciada y su demanda a favor de la paz sea ignorada, “sabemos que no podremos detener la guerra, pero tampoco vamos a quedarnos sin hacer nada”, indicó una estudiante en el altavoz, a nombre de todas las y los universitarios presentes.

MM/MEL

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más