Inicio Trabajadoras de conservas de pescado viven en la explotación

Trabajadoras de conservas de pescado viven en la explotación

Las trabajadoras de las fábricas de conservas de pescado en España y Brasil enfrentan – desde el siglo XIX– bajos salarios, explotación y discriminación de género.
 
Como resultado de sus investigaciones, la catedrática de la Universidad Federal de Río Grande, en Brasil, Susana María Veleda Da Silva, explicó que las mujeres que se ocupan en la producción y conservación del pescado en España y el país sudamericano permanecen en los cargos más bajos de la industria y con los peores salarios.
 
La experta participó hoy en el Congreso Internacional sobre Género y Espacio, al que convocó esta semana la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).
 
Veleda Da Silva lamentó que desde 1980 –año en el que se tienen más registros de esta problemática– a 2010 no ha habido grandes mejoras en las condiciones laborales que atraviesan estas trabajadoras.
 
De acuerdo con la documentación de la investigadora, en España al menos 18 mil personas tienen esta ocupación y 90 por ciento son mujeres. Según la académica, si la explotación persiste no es a causa de la inacción de las trabajadoras, ya que ellas han encabezado movimientos laborales en distintas décadas.
 
A lo largo de los años, las trabajadoras lograron que la producción y conserva de pescado sea considerada como una ocupación, que se instauraran sindicatos en algunas fábricas y se logaran relaciones laborales mejor reguladas.
 
Sin embargo, pese a la movilización de las trabajadoras los directivos y dueños de las empresas consideran que las habilidades de las mujeres para limpiar el pescado son “aptitudes naturales”.
 
Esa forma de pensar motiva que la mayoría de ellas ocupan puestos de baja calificación y ganan menos que los varones, aunque ellos desempeñen actividades menos calificadas.
 
Igualmente, las mujeres tienen poca representatividad en los sindicatos, no cuentan con posibilidades reales de ascenso a puestos de dirección, y en ningún caso son dueñas de las fábricas.
 
La experta detalló que esta problemática permanece “invisible”, pues no existen datos ni estudios que la hayan abordado ampliamente en el pasado y tampoco en el presente.
 
Susana María Veleda Da Silva explicó que muchas de estas condiciones prevalecen porque desde los inicios de estas fábricas – siglo XIX–, las empresas se sostienen bajo principios “paternalistas y patriarcales”.
 
15/AJSE/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content