Inicio » Trabajadoras sexuales de Apizaco, contra zona de tolerancia

Trabajadoras sexuales de Apizaco, contra zona de tolerancia

Por Hypatia Velasco Ramírez

Trabajadoras sexuales de la ciudad de Apizaco, Tlaxcala, adheridas a La otra campaña del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), se reunieron esta mañana en el zócalo de la Ciudad de México para manifestarse en contra de que el presidente municipal de aquella ciudad, Reyes Ruiz Peña, imponga como “moderno proyecto para la ciudad” una zona de tolerancia, pues estas zonas están estrechamente ligadas a las redes de explotación, a la trata de personas y a la prostitución infantil.

En Apizaco, de acuerdo con trabajadoras sexuales que pidieron mantenerse en el anonimato, hay unas doscientas trabajadoras ejerciendo esta labor, de las cuales aproximadamente 50 se encuentran adheridas a La otra campaña.

Las manifestantes están en contra de la zona de tolerancia porque las “segregaría, discriminaría, estigmatizaría y expondría a la explotación sexual”.

Denunciaron que desde el 2005, año en que Ruiz Peña asumió el cargo de presidente municipal como candidato del Partido del Trabajo (PT), han sufrido hostigamiento y las han encarcelado, además de golpearlas, extorsionarlas y ser abusadas sexualmente.

“Antes mandaba policías judiciales para cobrarnos mil pesos diarios por cabeza y por zona para dejarnos trabajar y, aunque hace dos años y medio dejamos de pagar, aún así llegaban a nuestro lugar de trabajo a hacer ?revisiones? a punta de pistola, agarraban a los clientes, les quitaban el poco dinero que tenían y decían que no podían entrar porque era lugar prohibido”, informa una de ellas a Cimacnoticias.

Por eso, dicen, desde hace dos años se han organizado en un colectivo para trabajar sin “padrotazgos”, sin drogas, sin alcohol y sin menores de edad.

Pero Ruiz Peña tiene en puerta el proyecto de construir la zona de tolerancia que, según las trabajadoras, se ha presentado de manera “rimbombante” como un proyecto para la ciudad de Apizaco. No obstante, ellas aseguran que esta zona de tolerancia pretende concentrar y limitar la práctica del trabajo sexual.

“Esto nos preocupa ya que se ha anunciado como un ?negocio?, en el cual serán considerados primero aquellos que ?ya están en él? a decir del propio presidente municipal. Y nosotras nos preguntamos: ¿qué esos empresarios no son precisamente los padrotes que ya explotan a las y los trabajadores sexuales?”

Además, aseguran que con esta zona de tolerancia se pretende limitar el espacio de trabajo que han construido a través de su organización colectiva y autónoma y con la que han creado una forma de ganarse la vida de forma legítima, responsable, sin el control de “padrotes”, previniendo siempre la salud a través del sexo seguro.

“Pero lo único que parece importarle a las autoridades es ?reordenar la zonas de tolerancias?, cuyo fin es darle a los padrotes, que se ostentan como ?empresarios?, los prostíbulos y así el negocio redondo”.

Con esta forma que el munícipe pretende “no habrá manera de que puedan trabajar independientemente por lo cual pretenden obligarlas a que recurran a estos ?empresarios?, a trabajar para ellos en condiciones inhumanas y de extrema explotación”, argumentan.

Porque aún cuando Tlaxcala es un estado pequeño, ubicado en el centro del país, ellas aseguran que “esta zona de tolerancia provocaría el aumento de la trata y la explotación de personas”.

EXPLOTACIÓN DISFRAZADA

De acuerdo con el periódico La Jornada de Oriente, este estado se ha colocado, nacional e internacionalmente, “como uno de los principales ?exportadores? de mujeres, en su mayoría casi niñas, que son obligadas a prostituirse”.

En 2006, distintas ONG promovieron una iniciativa popular para tipificar como delito la trata de personas en Tlaxcala, que se presentó el 7 diciembre pasado al Congreso local con el respaldo de 25 mil firmas ciudadanas, pero aún cuando el Dictamen estaba listo para su aprobación quedó pendiente y la ley corre el riesgo de quedar congelada en el Congreso local. (Cimacnoticias, 16 mayo 07).

En dicho Dictamen, el Congreso de Tlaxcala reconoce el delito de trata de personas en el Código Penal, con los elementos básicos que se plantearon en la iniciativa popular: la descripción del delito de trata de personas acorde con la realidad de Tlaxcala y la reparación del daño, expresando además que el consentimiento de las víctimas no excluye de responsabilidad a los victimarios.

También se asienta la responsabilidad de los servidores públicos, aunque aún faltaría el dictamen sobre el Código de Procedimientos Penales para que se considere delito grave.

Es en este contexto que las trabajadoras sexuales exigen a Reyes Ruiz Peña que deje de hostigarlas y respete su derecho a permanecer “en el espacio que ellas se han ganado dignamente”.

“Nos oponemos rotundamente a las pretensiones del Reyes Ruiz Peña. Queremos evitar la extorsión que se desataría por parte del gobierno hacia las trabajadoras sexuales en caso de concretarse dicha zona de tolerancia. Nos oponemos a la delincuencia organizada que puede sentarse dentro de esa zona”.

Y agregan, también “nos oponemos, por lo difícil que puede ser el control de las infecciones de transmisión sexual, como el SIDA, en un lugar en el cual la corrupción sería la que reinaría”.

Nos oponemos, dicen, “porque no compartimos la idea de recluir a aquellos que el poder ve como negocio en un gueto, y porque no permitiremos que se legalice la explotación sexual disfrazada de empresas”.

07/HVR/GG/CV

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: