Inicio Tres años más de campañas erráticas contra el SIDA

Tres años más de campañas erráticas contra el SIDA

Por Miriam Ruiz

Las políticas para prevenir el VIH/SIDA en México seguirán enfocadas a los varones en los próximos tres años de gobierno del presidente Vicente Fox, como ha ocurrido en los tres años anteriores, sin campañas dirigidas a las amas de casa, de acuerdo con el Centro Nacional para la Prevención del VIH/SIDA (Censida).

Patricia Uribe, directora de este organismo público indicó lo anterior a Cimacnoticias en entrevista al informar que la proporción de personas seropositivas es de cinco hombres por cada mujer que porta el virus.

El informe oficial Salud: México 2002 presentado por Fox en agosto anterior y por el secretario de salud Julio Frenk, ratifica esa proporción al tiempo que anuncia que “en México la mortalidad por SIDA en hombres de 25 a 44 años empezó a descender a partir de 1996” mientras que “en las mujeres se observó un incremento ligero en los últimos años”.

Las cifras oficiales indican que hoy en día mueren por causa del SIDA tres entre cada 100 mil mexicanas, siendo que la tasa actual de mortalidad por esta causa es de 17 por 100 mil habitantes.

El informe oficial ratifica también que la protección de estas poblaciones vulnerables –donde incluyen mujeres– debe mantener la atención hacia los grupos en riesgo más reconocidos como trabajadores sexuales, consumidores de drogas inyectables y poblaciones migrantes.

Sin embargo, en su sexto encuentro realizado el pasado julio, La Red Mexicana de Trabajo Sexual –conformada por 35 organizaciones en este rubro– denunció la falta de programas gubernamentales para combatir el SIDA e infecciones de trasmisión sexual entre las trabajadoras sexuales al criticar que Censida no ha hecho suficiente en su favor y ni siquiera les brinda condones.

Consideraron que las cifras de mujeres dedicadas a esa actividad están maquilladas, por lo que difícilmente las trabajadoras sexuales ocupan el 14 lugar en infecciones, como reporta el Censida.

LAS ESTRATEGIAS

Aunque el número de mujeres con VIH aumenta, la política oficial considera que es más efectivo dirigir las campañas a los varones que tienen sexo con varones, puesto que son ellos quienes han llevado el virus a las mujeres, sostiene por su parte Patricia Uribe.

Coincide con ella Carlos García de León, director de la organización Ave de México, que ha colaborado en el cabildeo e impulso de políticas de atención y prevención con Censida, antes Consejo Nacional de Prevención y Control de Sida (Conasida).

Tuvieron que pasar casi tres años para que la primera dama Marta Sahagún de Fox se pronunciara a favor del uso del condón, lo que le costó críticas de la jerarquía católica, con quien se le ha identificado.

Carlos García admite haber sentido un gran temor de las variaciones que los programas contra el VIH/SIDA sufrieran. Sin embargo, asegura, las campañas de uso de condón se mantienen hoy también en los medios electrónicos.

Su mayor preocupación no son las políticas de la Secretaría de Salud, sino las educativas ya que sólo estrategias de largo plazo podrían generar cambios en el comportamiento de los varones.

El machismo y sus valores, donde la cultura de la violencia y la falta de autocuidado predominan, solamente puede cambiar mediante políticas de educación en la sexualidad desde la etapa escolar.

Para García de León es también en esas políticas educativas de largo aliento en las que las mujeres ganarán también la lucha contra el VIH.

Todo lo anterior pasa por alto la propuesta del Fondo de Desarrollo de Naciones Unidas para la Mujer (Unifem) que ha solicitado a los gobiernos del mundo revisen las leyes y estrategias de prevención, cuidado y tratamiento del VIH/SIDA, como una oportunidad para “transformar las relaciones de género basadas en el poder.”

Según la directora ejecutiva de Unifem, Noeleen Heyzer, la pandemia del VIH también afecta a las mujeres y niñas en tanto que ellas llevan “la carga más pesada cuando el Sida entra a los hogares y comunidades”.

“Las mujeres son obligadas a abandonar sus trabajos, las niñas son sacadas de las escuelas, y el desarrollo de los países se pospone”.

Unifem ha demostrado que los programas de prevención basados en la educación de las mujeres sobre métodos de negociación y uso de preservativos, dan como resultado que el 80 por ciento de las mujeres capacitadas puedan protegerse a sí mismas.

2003/MR/MEL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más