Inicio Un hogar ideal

Un hogar ideal

Por Juana Eugenia Olvera*

Un factor que se ha vuelto prioritario en estos tiempos es el económico. Los sueldos no alcanzan a cubrir las necesidades primordiales y encima hay que pagar por tener un hogar, decorarlo, y si queremos atraer la abundancia, hacerlo con lujo.

Para ello no es necesario adquirir adornos de cristal cortado o figuras de porcelana china. Se puede iniciar por la recámara. Todas las tiendas en donde se venden telas rematan los sobrantes de los rollos y con un poco de paciencia se puede encontrar un buen saldo de alguna tela brillante y de preferencia de varios colores que nos dé la sensación de opulencia. Con ella podemos cubrir la mesita de noche o colocarla sobre una pared y darle vida a ese espacio.

Ubicar una copa que nos siga brindando la sensación de abundancia. Por muchas partes se han multiplicado tiendas de adornos que se venden a bajo precio y dan la imagen de buena calidad. En fin, se puede confiar en el buen gusto, y tener ese espacio donde brille la riqueza.

Tener dulceras llenas, flores donde se pueda y sobre todo en la mesa del comedor o, si no lo tenemos, en el espacio que utilicemos para ello; tener fruteros llenos de los frutos de la estación. Si prefieres emplear la sala, llénala de cojines de diferentes colores, forrados con telas brillantes. Una cortina seductora y adornos que muestren la riqueza.

Colocar sobre la cama una abundancia de cojines que den la sensación de confort, bienestar y exuberancia. Sobre las paredes hay que poner imágenes que reflejen riqueza, abundancia, prosperidad. Una de las imágenes que es muy conveniente poner, es un mapa del tesoro que se puede realizar a través de un "collage" de recortes de imágenes de revistas y fotografías propias.

Supongamos que desde tiempo atrás tu auto no funciona y te causa problemas, amén de los gastos inesperados. Busca una imagen del auto que te gustaría tener, pégala en una cartulina blanca, busca una foto tuya en donde reflejes felicidad y colócala ahí y ve agregando imágenes de situaciones donde se muestre la abundancia, el bienestar, el disfrute, incluso el placer. Todo esto alimentará tu subconsciente y recuerda que "lo que creas, lo creas".

Uno de los factores más arraigados en el inconsciente colectivo es la "necesidad de ser pobres" para entrar en "el reino de Dios". Algo totalmente falso, pero que ayuda a los acumuladores de dinero para hacer lo suyo. Todos tenemos derecho a tener abundancia, prosperidad, riqueza. Es un derecho divino.

La naturaleza nos muestra la abundancia de frutos, plantas, animales, por lo tanto no podemos sentirnos pobres o culpables por tener lo necesario y más. Así que a borrar y desterrar la culpa. Con esto no propongo que vivamos una vida materialista y vacía. Conforme más riqueza tengamos podremos hacer mejoras en nuestro entorno.

Siempre será importante darnos cuenta de cómo es nuestra casa. ¿Tenemos cuarteaduras en ella? ¿Vidrios rotos? ¿Puertas que no cierran bien? ¿Mantenemos una puerta abierta? Todos estos detalles aparentemente sin importancia nos muestran alguna falla en nuestra forma de ser y administrarnos.

Por muchos años tuve la idea de que no podía usar almendras en mi cocina debido a que eran muy "caras". Poco a poco fui descubriendo que no era cierto, que las podía adquirir y disfrutarlas.

Cuando lo hice, rompí con un patrón de pobreza que me habían introyectado en mis primeros años de vida y me di cuenta que podía adquirir lo que quisiera, ya que por algo Dios lo había creado, estaban ahí para disfrutarse y dar gracias por ello.

Esto puede parecer demasiado trivial o sin sentido, pero ¿cuántos de ustedes no tienen cosas que podrían disfrutar sólo porque algún precepto familiar o religioso dijo que tal o cual cosa era "pecado"?

Ahí tienen esas personas que pertenecen a credos religiosos como los menonitas que huyeron de Europa por la rigidez de sus normas, pero cuando llegaron a América en lugar de cambiarlas, las reprodujeron y viven sin ninguna de las comodidades que ahora son indispensables, como el teléfono, refrigeradores y todo lo que quita algo de peso en las tareas cotidianas. Quienes se atreven a transgredir sus leyes son expulsados de la comunidad, aunque me estoy saliendo del tema.

Por lo pronto estaremos viendo más adelante cómo hacer para tener una vida llena de amor o más creativa, más tranquila o más apasionada.

*Narradora oral, astróloga y terapeuta.

12/JEO/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content