Inicio Un nuevo pacto social contra el hambre

Un nuevo pacto social contra el hambre

Por Leticia Burgos Ochoa

Voluntad política y más voluntad política es lo que se requiere entre los poderes de la nación para atender lo verdaderamente importante, lo que le aqueja a la gente que demanda certidumbre en el empleo, mayores ingresos y mejorar sus condiciones de vida.

“Progresar ante la adversidad”, eso es lo que busca encarar la gente de todos los estratos sociales y sobre todo, los más deprimidos y excluidos, o sea, la mayoría de las familias mexicanas.

Atender la tarea sustantiva del Estado Mexicano es lo verdaderamente urgente. Se requiere dar pasos a un nuevo pacto social que permita enfrentar la desigualdad social y la de género que mantienen subsumida a la mayoría de las familias mexicanas, en pobreza, malnutrición y hambre.

Las “fuerzas” interesadas en ensombrecer la estabilidad del país, perjudican a la mayoría de la sociedad. Son exiguos aún los esfuerzos para hacerle frente a los desafíos del progreso y la generación de empleo, mal haríamos si dejamos que a la política le gane el cuarto poder, que busca jugosas ganancias con los video-escándalos y ahora con los grava-escándalos.

El diálogo y la concertación son temas urgentes entre el Ejecutivo y el Legislativo, Es necesario establecer un lugar preponderante de la agenda nacional para el combate a la desigualdad y la in equitativa distribución de nuestras riquezas nacionales.

Baste decir, que no sólo es urgente y necesario atender lo importante que la aqueja a nuestra gente, es un precepto ético comprometernos a alcanzar, ¿por qué no?, la meta de hambre “cero” en nuestra República.

Se reconoce oficialmente que no se ha hecho aún lo suficiente y se mantiene uno de cada dos mexicanos en la pobreza y más de 20 millones de personas se debaten entre el hambre y la malnutrición. ¿A caso no son motivos suficientes para no distraernos de lo importante que demanda la nación?

El Legislativo está llamado a cumplir sus tareas. Es por tanto cuestionable que a mes y medio de período, aún no se tenga una agenda legislativa convenida cuando existen sendas iniciativas por dictaminar y aprobar; tal es el caso de la minuta relativa a las reformas constitucionales en materia del derecho a la alimentación y su exigibilidad, que está de regreso al Senado de la República al ser modificada y aprobada por nuestra colegisladora, la H. Cámara de Diputados desde el período legislativo pasado.

Se requiere voluntad política y más voluntad política para atender lo urgente, es un momento difícil de la vida nacional, la consolidación de la democracia pasa por acabar con el hambre y la malnutrición, por el bien de la nación, convengamos un nuevo pacto social.

*Senadora del PRD y presidenta de la Comisión Especial que dará seguimiento a los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez de la Comisión de Desarrollo Social.

2004/LB/LR

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content