Inicio Un virus que mata en silencio

Un virus que mata en silencio

Por Lucero Saldaña

Mal que permanece oculto por años y que provoca daño hepático en el 80 por ciento de los portadores, la hepatitis C se mantiene asintomática dentro del cuerpo mientras desarrolla daños irreversibles y muchas veces mortales. Te contagia, pero se queda callada hasta que, 20 o 30 años más tarde, estalla una afección hepática que se vuelve crónica.

Como no presenta síntomas agudos, sólo el 10 por ciento de los portadores sabe que está enfermo. La mayoría se entera tras donar sangre o por exámenes médicos que no tienen relación con molestias hepáticas.

Trasmitido por intercambio de sangre infectada, la principal vía de contagio del virus C son las trasfusiones sanguíneas; entre 14 por ciento y 45 por ciento de los pacientes que no reciben tratamiento desarrollan una cirrosis hepática que puede derivar en cáncer.

Conforme datos mundiales, tenemos que: 170 millones de personas están infectadas con hepatitis C. De 3 a 4 millones de nuevos contagios se producen cada año. Es cinco veces más frecuente que el contagio con el virus del sida, además, la hepatitis C es la primera causa del trasplante hepático.

Existe una real preocupación de la propagación de este virus a través de la realización de tatuajes, perforaciones y micropigmentaciones, particularmente entre jóvenes menores de 18 años, así como entre aquellas personas que no se encuentran en pleno uso de sus facultades mentales. Por ello, se ha propuesto la modificación a la Ley de Salud para sujetar a control sanitario la actividad de las personas en estas tres modalidades de decoración del cuerpo, las cuales pueden presentar riesgo para la salud sobre todo cuando no se realizan con los instrumentos y condiciones higiénicas adecuadas.

Es conveniente prohibir la realización de tatuajes, perforaciones y micropigmentaciones en personas menores de 18 años de edad a menos que cuenten con la autorización por escrito de sus padres o tutores; esto, en virtud del riesgo de contraer enfermedades graves como el VIH/Sida y la Hepatitis C durante la decoración o el maquillaje corporal.

La violación de esta disposición se puede sancionar con una multa hasta de mil veces el salario mínimo en la zona económica de que se trate, e inclusive se cancelará la licencia sanitaria de quien viole la prohibición expresa de realizar alguna perforación en el cuerpo de menores de 18 años o personas con deficiencia en sus facultades mentales.

La juventud de todo el mundo está haciendo de estas modalidades una señal de identidad. La palabra latina para tatuaje es estigma, que significa una marca hecha con un instrumento afilado. En cada época y cultura se le ha atribuido un sentido distinto. El tatuaje romano solía ser aplicado a los esclavos; el egipcio estaba relacionado con el lado erótico, emocional y sensual de la vida; y el incaico estaba caracterizado por diseños gruesos y abstractos hoy denominados tribales.

En muchas culturas los tatuajes se asocian con la magia, los tótems y el deseo de la persona de identificarse con el espíritu de algún animal. El cristianismo ha rechazado estas prácticas por respeto al cuerpo humano; en cambio, en las culturas musulmanas se ha aceptado desde tiempos muy antiguos. El tatuaje hace visible un estigma que podría permanecer relativamente oculto; hoy se está trasformando el estigma en emblema y en prestigio dentro de algunos grupos, como los carcelarios, las bandas, los músicos y artistas, y por consiguiente, los jóvenes estudiantes.

Cómo todo símbolo, el tatuaje, las perforaciones y las micropigmentaciones provocan un diálogo y crean relaciones, pero también generan riesgos a la salud que pueden llegar hasta la muerte.

lsaldana.spri@senado.gob.mx


*Senadora por el Partido Revolucionario Institucional

05/LS/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más