Inicio Una casa llena de amor

Una casa llena de amor

Por Juana Eugenia Olvera*

Con el amor nos puede pasar lo mismo que con la luz: la vemos, la sentimos pero fuera de un foco encendido, nos costaría mucho trabajo representarla.

Sabemos que el amor nos trae un sentido de felicidad que no podemos representar más que por un corazón sonriente. O en ocasiones también por pajaritos. Cuando tenemos ese vacío en nuestra casa, es preciso llamar al amor y llenarla de él. Sin duda lo básico es darle una cara al amor y preguntarnos si estamos listas y listos para asumir la gran responsabilidad de tenerlo.

Parecería muy pueril llenar nuestra casa con las imágenes que nos vende la publicidad, pero no tienes nada que perder. Otra manera es poner sobre todo en el espacio que ocupa tu recámara imágenes de parejas que se vean enamoradas, de esas que destilan miel.

Tal vez pintar una pared del dormitorio en un tono rosa que nos permita sentirnos parte de una imagen romántica. Si tenemos jardín, sembrar rosas color rosa o si queremos más que un romance, rosas rojas. Si no lo tienes, procura tener en toda tu casa los floreros llenos de rosas color rosa.

En fin, dejar un escenario propio y si además lo refuerzas con un enjuague de rosas y miel, te aseguro que pronto encontrarás la pareja adecuada.

Si te es posible, busca fotografías de personas que se vean felices; adorna tu sala con cojines en forma de corazón y de preferencia en los colores adecuados, es decir, rosado o rojo.

Llena el ambiente de casa con melodías que nos hagan sentir el amor, inclusive, si eres extremista, hay tés de rosas que puedes ofrecer a tus visitas y tomarlo continuamente a manera de que te abras al sentimiento amoroso.

Otra forma de atraer el amor es la actitud que presentes ante la vida. Si eres del tipo de persona cara larga, ceño fruncido, boca torciéndose constantemente hacia uno u otro lado, te costará más trabajo, ya que generalmente buscamos quien nos alegre la vida y no quien nos la complique, por eso en el inicio comentaba la responsabilidad de tener un amor.

En ésta época en la que todo se ha vuelto desechable, el amor pareciera que también se ha vuelto desechable. En ocasiones he llegado a escuchar en bodas o reuniones de compromiso, los comentarios entre broma y en serio de que "si no funciona, me divorcio".

En primera no entiendo el "si no funciona". Pienso en impotencia, pero luego me doy cuenta que no va por ahí. Comprendo que el divorcio cuando hay infidelidad, golpes, drogadicción o algo verdaderamente grave no sólo es la salida, sino lo indispensable, lo necesario. Pero creo que me salgo del tema.

Vuelvo a la búsqueda de llenar la casa de amor. En estos últimos años, la práctica del Feng Shui se ha vuelto muy común, por lo menos en la Ciudad de México.

Su historia nos cuenta que nació de la búsqueda de un espacio sano para enterrar a sus muertos. Posteriormente se fue ampliando y se volvió útil tanto para los negocios, como los hogares. A través de ella se sabe que hay un espacio para la pareja y en ella podemos colocar todo lo que queramos para atraer el amor.

No recuerdo en qué libro leí, refiriéndose al amor, que una mujer tenía una fuente especial en su espacio del amor y cuando la pareja la cansaba, cambiaba la decoración de la fuente y esto hacía que llegara una pareja nueva. Esto desde luego me ha hecho cuestionar lo desechable del amor.

Según mi enfoque, la pareja es la que me permitirá ver mis fallos y mis aciertos, dado que es el espejo que tengo enfrente. Hay muchos dichos al respecto: "Si te choca, te checa", "lo que te molesta del otro, lo tienes en ti", etcétera.

Con la pareja podemos aprender la tolerancia, la paciencia, prudencia y sobre todo a dar amor de manera incondicional. Nos dicen los maestros que cuando consideremos que una persona no merece amor, es cuando más debemos dárselo, ya que el amor lo único que da es amor.

Si tuvimos un conflicto con nuestra pareja y no sabemos qué hacer, démosle lo único que no se agota: el amor, y se darán cuenta que cuando lo logren su casa estará llena de amor tal y como deseaban.

* Narradora oral, astróloga y terapeuta.

12/JEO/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content