Inicio Una vida divertida

Una vida divertida

Por Juana Eugenia Olvera*

Probablemente te ha tocado vivir experiencias duras, has enfrentado pérdidas que te marcaron, o no has alcanzado a sentirte plena y vives como en una depresión constante, persistente, sintiéndote en la oscuridad, cobijándote con ella.

Es el momento para que cambies tu entorno y entonces es necesario que te abras a la luz en todos los sentidos. Si eres amante de los pájaros, convendría tener uno cantador y si piensas que los pájaros están mejor libres, busca música ambiental en la que predomine su canto.

Abre las cortinas de las ventanas y deja que la luz solar llene tus espacios. En cuanto empiece a oscurecer, aparte de la luz eléctrica, llena de velas los espacios en donde te encuentras y si aprovechas las velas aromáticas, procura que sea la lavanda la que predomine.

Cuelga trozos de gasa del techo, de preferencia de colores luminosos. Te sorprenderás al ver el efecto que se produce en tu vida.

Si te es posible, coloca algunos juguetes de cuerda, de esos que salieron en los años 50. En ocasiones se encuentran en algunos lugares donde venden antigüedades o alguna abuela puede haberlos guardado en alguna maleta. O si prefieres juguetes de madera pequeños, colócalos en algunos jugueteros o estantes que tengas al respecto.

Puedes crearte un móvil con figuras hechas de hojalata pintada, aparte de lindos, apoyas a nuestros artesanos y te aseguro que llevará una energía divertida a tu hogar.

Otra sugerencia que pese a lo común que puede ser poco ponemos en práctica, es la de ir deshaciéndose de lo que ya dejó de servir.

Siempre que llego a las casas encuentro relojes que no funcionan. Adornos que perdieron el color, cuadros con los cristales rotos, marcos raspados y una infinidad de cosas que dejaron de funcionar o servir y aún pasaron de moda.

Todo esto necesita eliminarse para dar espacio a lo nuevo, lo que va a llegar. No se puede botar nada sin agradecerle su servicio y decirle que requiere un reposo, que va a ir a donde haga falta y estará mejor.

Aunque suene repetitivo, estamos eliminando energía que estuvo un buen tiempo en nuestros espacios y va a otro lugar, en donde podrá ser reciclada o no.

Generalmente nos dicen que si algo no se empleó en el último año, es necesario eliminarlo. Generalmente tendemos a guardar recuerdos gratos, pero en verdad ¿lo son?

Nos acostumbramos a tener en las paredes cosas que no pudimos colocar en otro espacio, a veces por sentirnos comprometidos con la amiga, el primo o la tía que nos la regaló. Tenemos que hacer uso del discernimiento e ir despejando espacios. Con ello te darás cuenta de lo ligera que irás sintiéndote. Esto te enseñará a trabajar en el desapego.

Aprender a disfrutar de las cosas, sin que ellas nos aten. Si el espacio de tu casa te permite tener una mesita en la sala, aprende a seleccionar un objeto que represente algo importante para ti y elimina lo que atraiga recuerdos dolorosos.

Limpia los clósets. Aplica la misma regla de deshacerte de ropa que tiene años guardada esperando a que adelgaces. Cuando sucede, la ropa pasó de moda, fue un gasto innecesario y se pudo compartir con alguien más.

Aunque te quedes con 12 o 15 prendas, te darás cuenta que son las que más disfrutas o que te sientes verdaderamente tú con ellas. Poco a poco te darás cuenta que tu vida se vuelve más sencilla, más simple. Das el valor real a lo que recibes y disfrutas y por ende lo que te rodea te muestra como la persona valiosa que eres.

Algo que muchas personas he visto que guardan son cosas que lejos de darles alegría, son motivos de dolor, como crucifijos que estuvieron sobre el féretro de algún familiar, e incluso las cenizas de un ser querido, pero esto es motivo de otro comentario.

*Narradora oral, astróloga y terapeuta.

12/JEO/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

Skip to content