Inicio » Urge certificación de parteras para abatir MM en zonas indígenas

Urge certificación de parteras para abatir MM en zonas indígenas

Por Lizbeth Ortiz Acevedo

Activistas del estado de Hidalgo dijeron que ante la falta de atención para las mujeres indígenas en los centros de salud, se debe considerar a la medicina tradicional como un camino para hacer valer su derecho a la salud sexual y reproductiva.
 
Herlinda Licona, integrante de la organización Yankuiksitlali, dedicada a promover los Derechos Humanos de las mujeres en Hidalgo, explicó que debido a la carencia de medicamentos y atención que reciben las indígenas de la entidad, se realiza un proyecto de servicios de salud a través de una red de parteras, hueseras y médicas tradicionales.
 
Criticó que las autoridades estatales “les cierran las puertas” a las parteras para que brinden una atención alternativa en salud, por lo que exigió se reconozca esta labor a través de una certificación y puedan expedir constancias de nacimientos para las y los recién nacidos de las indígenas que viven en comunidades marginadas.
 
Lo anterior evitaría que las mujeres se desplacen a grandes distancias para la atención de sus partos, porque de no hacerlo, se quedan sin un registro oficial de sus hijas e hijos.
 
En entrevista con Cimacnoticias, la activista detalló que este proyecto también retoma la medicina alternativa para atender otras condiciones de salud por medio de plantas medicinales, las cuales se emplean en la atención de enfermedades como diabetes o infecciones vaginales.
 
Licona dijo que la edad promedio en que las hidalguenses presentan su primer embarazo es alrededor de los 17 años, y que muchas jóvenes no acceden a métodos anticonceptivos y a las campañas informativas y de prevención, ya que los centros de salud no cuentan con materiales traducidos en las diversas lenguas indígenas de la región.
 
Según datos del Inegi, en México en 2011 se registraron 472 mil 987 nacimientos de hijas e hijos de menores de 19 años, y para 2012 la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) destacó que entre 2005 y 2011 los embarazos en adolescentes aumentaron de 30 a 37 por cada mil mexicanas.
 
La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI) ha señalado que la razón de muerte materna (RMM) indígena supera los 80 decesos por cada 100 mil nacidos vivos, el doble que el promedio nacional, que es de 43 fallecimientos.
 
Herlinda Licona expuso que ante este panorama, la organización Yankuiksitlali va a las diversas comunidades del estado y con la ayuda de traductoras, se informa sobre derechos sexuales y reproductivos.
 
13/LOA/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: