Inicio Urge incrementar el presupuesto federal a Chiapas

Urge incrementar el presupuesto federal a Chiapas

Por Silvia Magally

Chiapas es el estado más marginado de todo el país y ello redunda en las condiciones de vida de su población femenina, por lo mismo es imprescindible incrementar el presupuesto federal al igual que los recursos estatales dirigidos a las mujeres, a fin de combatir los diferentes niveles de marginación social y económica.

Según el estudio Mujeres en Chiapas, de Inés Castro –que en próximos días será presentado por el Instituto de la Mujer en el estado– la entidad tiene un índice de marginación de 2.36, seguido por Guerrero con 1.91, Oaxaca con 1.85 y Veracruz con 1.13. Las cuatro entidades son clasificadas por el Consejo Nacional de Población (Conapo) con un alto grado de marginación.

La población actual de Chiapas es de tres millones 920 mil 515 habitantes, de los cuales un millón 989 mil 20 (50.7 por ciento) son mujeres y un millón 931 mil 495 hombres (49.3 por ciento). Asimismo ocupa el octavo lugar entre los estados con mayor tasa de crecimiento, la cual es de 2.1 por ciento.

En particular la tasa de la población femenina en los últimos 20 años ha sido de 3.7 por ciento. Además, del total de mujeres que vive en el estado, 24.9 se ubica en zonas rurales indígenas y 25.83 en zonas urbanas.

Respecto a la salud , Chiapas ocupa el lugar más bajo en la escala nacional ya que sólo 17.4 por ciento de las mujeres y 16.3 por ciento de los hombres gozan de los servicios de salud con que cuenta el estado.

De acuerdo con cifras del INEGI, 78.4 por ciento de los nacimientos ocurridos durante 1998 en el país fueron asistidos por médicos y 21.1 por enfermeras o parteras.

Los estados donde la atención de los nacimientos por enfermeras y parteras es mayor son Chiapas (73.4 por ciento), Oaxaca (52.8 por ciento), Guerrero (49.3 por ciento), Veracruz (42.4 por ciento) y Tabasco (37.6 por ciento). A su vez Chiapas tiene el más alto porcentaje de atención de partos en domicilio (73.9 por ciento), seguido por Oaxaca (52.6 por ciento) y Guerrero (49.6 por ciento).

Por lo que toca al porcentaje de mujeres en edad fértil, en el estado chiapaneco es del 50.7 por ciento (un millón 713 mil), en tanto la tasa global de fecundidad es de 2.4 hijos en promedio por mujer.

La esperanza de vida es un indicador utilizado para caracterizar las condiciones de salud de una población: en el año 2000 el promedio de vida nacional estimado para los habitantes era de 75.3 años: 73.1 años para los hombres y 77.6 para las mujeres.

En Chiapas este indicador es de 72.4, en Oaxaca de 72.5 y en Guerrero de 73.3, los tres estados con la esperanza de vida más baja. De hecho la esperanza de vida para los chiapanecos es de 70 años: la más baja de todas las entidades federativas.

Tanto en el país como en el estado, el porcentaje de varones portadores de vih/sida es mayor que el de las mujeres; de tal forma que las mujeres seropositivas representan el 14.2 por ciento de la población total afectada por el virus.

En comparación, los estados con mayor proporción de mujeres que viven con vih/sida son Puebla (24.4 por ciento), Tlaxcala (24.1 por ciento), Morelos (22.4 por cinto), Chiapas (20.6 por ciento), Hidalgo (20.3 por ciento) y Jalisco (19.2 por ciento).

En casi todos los niveles escolares las chiapanecas están en desventaja en cuanto a su acceso: desde preescolar hasta el posgrado, incluido la educación tecnológica; en los únicos niveles donde hay más mujeres que varones es el profesional medio y la normal.

Chiapas, además es la entidad que registra el mayor porcentaje de participación de mujeres (32.9 por ciento) en el sector primario (agricultura, ganadería, silvicultura y pesca), no obstante la gran mayoría de las mujeres indígenas y campesinas no tienen derecho a la tierra; con todo y que la trabajen.

En cuanto al sector secundario (industria extractiva, manufactura, electricidad, agua, gas y construcción), el estado tiene una de las menores proporciones de hombres ocupados en este sector (10.1 por ciento); en tanto el porcentaje de las mujeres es ligeramente superior al de ellos, con alrededor del 13 por ciento.

Otro aspecto que puede reflejar la situación de las mujeres en la entidad se refiere a los cargos de elección popular. En el proceso electoral de 1998, de un total de 318 candidatos y candidatas de mayoría, 37 fueron mujeres; de ellas sólo 15 fueron propietarias y 22 suplentes. Respecto a los plurinominales, 35 fueron mujeres de un total de 216, lo que equivale al 16 por ciento.

En cuanto a las presidencias municipales, la investigación reveló que de un total de 117, sólo una mujer obtuvo tal cargo mientras que de las mil 433 regidurías de los diferentes municipios sólo 85 fueron ocupadas por mujeres.

Por lo que toca a la religión, las mujeres chiapanecas únicamente pueden aspirar a ser catequistas; situación que las ha convertido en blanco de los paramilitares dado que ellas rompen con la tradicional posición femenina. Además de que han desempeñado un papel decisivo en el despertar de la conciencia de las mujeres indígenas y campesinas.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content