Inicio » Usuarias mapean 34 intentos de secuestro en el Metro

Usuarias mapean 34 intentos de secuestro en el Metro

Por Berenice Chavarría Tenorio
8demarzo2015_10cesarmartinezlopez

Usuarias de redes sociales mapearon al menos 34 intentos de secuestro a mujeres, dentro y en las cercanías de las estaciones del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, en lo que va de este 2019.

Después de que en Facebook y Twitter salieran a la luz los testimonios de mujeres que fueron víctimas de intentos de secuestro, la usuaria de Facebook, Zoé Láscari, dio a conocer un mapa que realizó con base en estas narraciones difundidas en redes sociales desde el año pasado.

Según este análisis, las estaciones del Metro con más casos en este 2019 son: Martín Carrera, Barranca del muerto, Mixcoac, San Antonio, Indios Verdes, Coyoacán y Ermita.

Otras estaciones donde se tienen registros de intentos de secuestros son: Universidad, Copilco, Guerrero, Tacubaya, Mixcoac, Moctezuma, Atlalilco, Impulsora, UAM Iztapalapa, Aquiles Serdán, Canal del Norte, Chabacano, Tezonco, Nativitas y San Pedro de los Pinos.

El modus operandi que relatan las mujeres implica a hombres que se hacen pasar por sus parejas, sujetos que las rodean y violentan hasta sacarlas de las estaciones o las abordan al salir de ellas.

El año pasado se hicieron virales diversos casos, ahora el tema volvió a la atención pública luego de que en enero se narraran en redes sociales más intentos de secuestro y luego de que el Metro respondiera a una usuaria por medio de su cuenta de Twitter. 

El martes, en esta red social el STC dio a conocer que: “En ninguna de las 195 estaciones de la Red del Metro, hay registros de denuncias asociadas a intento de secuestro. En apoyo a la seguridad de las usuarias, se tienen destinados vagones exclusivos en toda la Red, con horario permanente”.

Al respecto, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, durante una conferencia de prensa realizada este miércoles, afirmó no contar con denuncias ni carpetas de investigación relacionadas al tema.

Frente el nulo actuar de las autoridades, las mujeres capitalinas ya se movilizan para exigir respuestas. Este viernes se llevará a cabo la “Rodada por la vida y libertad de las Mujeres”, una manifestación en bicicletas que partirá a las 20:00 de la fuente de la Diana Cazadora al Zócalo capitalino.

Sumado a esto, el sábado 2 de febrero, se realizará una protesta en contra de los secuestros y el feminicidio, misma que saldrá a las 15:00 horas del Monumento a la Madre y se dirigirá también al Zócalo capitalino.

FALTA DE DENUNCIAS

Las autoridades coinciden en que la falta de denuncias es un factor que no permite solucionar la problemática; sin embargo, hay razones por las que las mujeres deciden no acudir a un Ministerio Público.

De acuerdo con el “Diagnóstico sobre la violencia contra las mujeres y las niñas en el transporte público de la Ciudad de México”, realizado en 2017por ONU Mujeres, Instituto de las Mujeres capitalino (InmujeresCdmx)  y el Colegio de México (Colmex), las mujeres no denuncian debido a la falta de atención por parte del personal de seguridad, por la persuasión que reciben para que se desista la denuncia mediante la “conciliación” y la revictimización que reciben al ser cuestionadas por su apariencia física o por la veracidad de su acusación.

Ejemplo de ello es el caso de Karina, ocurrido a finales de 2018, una de las historias que se hicieron más virales en torno a esta problemática. En entrevista con Cimacnoticias, la joven relató que se encontraba fuera del metro Constitución de 1917 esperando un taxi que la llevaría a su hogar.

“En ese momento, narró, un hombre paró su camioneta y me dijo ‘súbete, yo te llevo’. Lo único que hice fue ignorarlo y darle la espalda. No me percaté que la camioneta se había estacionado y cuando volteé esta persona se acercaba a mí y me hablaba como si fuera mi pareja”.  

Karina le dijo que no lo conocía. Los siguientes minutos fueron de terror para ella.  “Se acercó más y me quiso tomar el brazo, lo empujé. Quise volver al paradero, pero él me impidió el paso. Fue cuando iniciamos el forcejeo. Él me trataba como si fuera su pareja, me decía que no lo hiciera más difícil, que tenía solución, que lo arregláramos en casa”.

“En el momento en que me tomó comencé a llorar. Mientras tanto él actuaba normal y tranquilo”. Ante esta situación se detuvieron un hombre y una mujer. “No te metas en problemas que no son tuyos, no sabes si ella lo provocó”, le dijo la mujer al hombre que quiso ayudar.

“Pocos minutos después se acercó un policía para decirle al hombre que me jalaba, que su camioneta estaba mal estacionada y que la moviera porque no podía estar ahí”. El sujeto de aproximadamente 25 años soltó a Karina, le dijo “has lo que quieras” y huyó.

Karina dijo al policía que no conocía al hombre; sin embargo, el policía “me dijo que su labor no era solucionar problemas de pareja y que lamentablemente todas desconocíamos a nuestros novios cuando estábamos enojadas”.

Luego de lo sucedido, Karina acudió a presentar una denuncia y no recibió respuesta. “Fui a un Ministerio Público en Iztapalapa, pero cuando llegué la persona que me atendió dijo que no se podía levantar una denuncia porque el acto no se había consumado. No había delito qué perseguir. Que no podía hacer nada más que un retrato hablado, pero que regresara más tarde porque el que dibujada no había llegado”.

VIOLENCIA NORMALIZADA

Los factores que causan esta problemática, de acuerdo con el estudio realizado por ONU Mujeres, InmujeresCdmx y el Colmex, son: la naturalización de la violencia sexual, la indiferencia y actitudes pasivas ante la ocurrencia de agresiones, la respuesta insuficiente e inadecuada a los casos denunciados y datos incompletos sin perspectiva de género.

Al respecto, la especialista en movilidad y género por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ana de Luca Zuria, destaca que: “cuando se planearon las ciudades no se tomaron en cuenta las rutas que seguimos las mujeres y cómo nos desplazamos. Por lo tanto, devienen una serie de prácticas como el acoso y los secuestros en el transporte público”.

Añade que “la línea de respeto hacia las mujeres se ha ido abriendo más, cada vez se permite más violencia porque esta se ha normalizado desde hace décadas”.

Programas como “Viaja segura” de InmujeresCdmx y la entrega de silbatos como método de protección “desplazan la responsabilidad que tiene el Estado y la dejan en mano de las mismas mujeres, esto lleva a la normalización que tenemos de la violencia de género. Esto sigue creando una fantasía de que es nuestra responsabilidad”.

Al respecto, la investigadora propone que las mujeres deben estar presentes en todos los niveles de la planeación urbana. “En primer lugar, se tienen que crear espacios específicos para mujeres, niñas y niños, entendiendo que ellas viajan con hijos, adultos mayores, etc. También tiene que haber protocolos de denuncia con perspectiva de género y que se capacite a las autoridades, porque en la mayoría de los casos ellos son los responsables de que no se quiera seguir con el proceso de denuncia”.

Finalmente, añade que la solución principal es atacar el machismo como el problema cultural que es en nuestro país. “Los hombres y el cómo perciben ‘ser hombres’, son participes claves para resolver esto”.  

19/BCT

 

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más