Inicio Violencia: de lo personal a lo político

Violencia: de lo personal a lo político

Por Miriam Ruiz

En el planeta Tierra, las familias políticas queman a las mujeres con ácido; las mafias de la industria sexual trasladan a las más pobres de un país a otro, las sociedades mutilan en rituales tradicionales o en crímenes seriales impunes y sus esposos las golpean aun en los países más industrializados y ricos.

En Berlín, ciudad imposible de cruzar por sus habitantes hace 15 años, esta semana se reúne una centena de especialistas para la Conferencia Internacional “Erradicando la violencia hacia las mujeres y las niñas”. Forman parte de los gobiernos, las agencias internacionales y organizaciones civiles, pero demuestran a la menor provocación que lo personal es político.

“Ayer recordé cómo llegue hasta aquí”, dijo en una plenaria la ministra de la Promoción de los Derechos Humanos en el africano Burkina Fasso, Monique Ilboundo.

Al terminar su doctorado en leyes aquí en Berlín hace una década, expresó a su esposo su decisión de regresar a África y “se convirtió en un marido violento”. Regresó a Burkina Fasso e inició la promoción de los derechos de las mujeres.

Mientras que Mo Sochua, primera ministra de los Asuntos de la Mujer y los Veteranos del devastado Camboya, está lista para contender en las próximas elecciones para conservar su puesto solamente unos años después de ser perseguida y de haber perdido familiares en el genocidio en ese país asiático.

Las y los asistentes vienen de Somalia, de Sudán, de Etiopía y otros países de África donde la hambruna se conoce de primera mano.

A un buen número de las especialistas invitadas desde África por la agencia de cooperación técnica alemana y las Naciones Unidas nadie les tiene que platicar qué es una mutilación genital femenina o sus consecuencias.

Entre las asistentes están la primera cirujana de Sudán, Nahid Tobuia, o Cristian Spoden, quien en Berlín se pregunta sobre la educación de los hijos varones tras trabajar con delincuentes juveniles en los años recientes.

A la reunión que concluye mañana de manera formal, pero que incluye visitas a centros de crisis para víctimas del tráfico, llegaron también Rebeca Milton, representante de Mujeres Sobrevivientes a las Quemaduras con Ácido en Bangladesh, y el etíope Tafesse Negash, cuya hermana fue víctima de tráfico hacia los Emiratos Arabes Unidos.

Y también Andrew Morrison, especialista en desarrollo económico del Banco Interamericano de Desarrollo que se inscribió al taller “Comunicación no violenta” porque “los economistas necesitamos aprender esto”.

       
atención
información producida por cimac, comunicación e información de la mujer
disponible para periodistas y medios de comunicación impresos y electrónicos
por favor citen la fuente

El servicio informativo se realiza gracias al apoyo
brindado por las siguientes instituciones:
John D. and Catherine T. MacArthur Foundation, UNIFEM,
Partner of the Americas, Fundación Heinrich Böll,
GLAMS y The William and Flora Hewlett Foundation.

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más