Inicio Violencia, factor para sexo sin protección

Violencia, factor para sexo sin protección

Por Guadalupe Vallejo Mora

La intimidación, el chantaje, las amenazas y la violencia son, entre otros, los recursos que utilizan recurrentemente los varones que viven con el VIH/Sida para exigir a su pareja tener relaciones sexuales sin protección, sin importarles trasmitir el virus a ellas y a su descendencia.

Aunado a ello están la dependencia, los usos y costumbres, y el que las mujeres confían ciegamente en la fidelidad de su pareja, por lo que difícilmente les exigen que utilicen alguna protección, afirmó Genoveva Vázquez Martínez, de la Fundación Mexicana para la Lucha contra el Sida, A.C.

En su ponencia Género como factor de riesgo coadyuvante para adquirir VIH/Sida. Un modelo de consejería con enfoque de género, destacó que mediante amenazas como “si no aceptas tener relaciones sexuales conmigo te dejo”, o bien: “como eres mi mujer, tienes que satisfacerme y hacer lo que yo te mando”, muchos varones mantienen el control de la relación sexual.

Esto ocasiona que las mujeres, al saberse portadoras de VIH/Sida, se aislen e incluso se separen de sus familias, cuando “obviamente el virus viene de fuera; no vive con nosotros de por sí, sino que llega con un hombre que es infiel, que no dice la verdad, que me golpea y que me obliga a tener relaciones sexuales con él y, en determinado momento, por cumplir sus deseos me obliga incluso a tener sexo con otras personas”.

Estos datos resultan particularmente desalentadores en el marco de la campaña 16 Días de Activismo contra la Violencia hacia las Mujeres, misma que arrancó el pasado 25 de noviembre teniendo como eje temático la relación entre mujeres y VIH/Sida.

Durante su participación en el marco del IX Congreso Nacional sobre VIH/Sida que se lleva a cabo en esta ciudad y que concluye este sábado, Vázquez Martínez refirió que a diferencia de las sexoservidoras, que exigen la utilización forzosa del condón para tener una relación sexual porque saben que el preservativo les está salvando la vida, las amas de casa se creen protegidas por su pareja y difícilmente desconfían de alguna infidelidad.

“No se trata de que todas las amas de casa se realicen la prueba del VIH/Sida o que tengan que exigir a la fuerza el uso del condón, porque seguramente ello que va acarrear más problemas de los que quieren o pudieran evitar, sino de que aquállas que sospechan de alguna infidelidad, o que incluso saben de que su marido ha cambiado de actitud hacia ellas, vayan a realizarse la prueba”.

En entrevista posterior a su ponencia, la investigadora de la Fundación explicó: “si las mujeres no empiezan a ser más receptivas en cuanto al trabajo que llevan a cabo en su casa, siendo además proveedoras, y no hablan con su pareja, seguramente seguirán incrementándose los casos de virus en el hogar”.

05/GV/YT

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content