Inicio » Violenta PGJDF a familias de víctimas de feminicidio

Violenta PGJDF a familias de víctimas de feminicidio

Por Anaiz Zamora Márquez

La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) violenta a las familias de la activista chiapaneca Nadia Vera Pérez, el reportero gráfico Rubén Espinosa Becerril, así como de Yessenia Quiroz Alfaro, Mile Virginia Martín y Alejandra Negrete Avilés, asesinadas el pasado 31 de julio en la colonia Narvarte –en esta ciudad–, pues no les informa sobre el avance de las pesquisas, estigmatiza a las víctimas, y prioriza el móvil del “robo”, además de que minimiza otras líneas de investigación.
 
En conferencia de prensa desde San Cristóbal de las Casas, Chiapas, Mirta Luz Pérez Robledo, madre de Nadia, demandó a las autoridades capitalinas respetar su derecho a conocer la verdad de los hechos mediante la realización de una investigación que se ciña a los más altos estándares en Derechos Humanos (DH), y se garantice la seguridad de las familias, así como de las y los activistas, defensores y grupos estudiantiles que se han pronunciado ante este feminicidio.
 
Pérez Robledo denunció que existe una “falta de pulcritud” por parte de la PGJDF en el manejo del caso, ya que la información sobre la investigación se difunde de manera “extraoficial, fragmentada y contradictoria” en los medios de comunicación, y no se informa a la familia o sus representantes legales.
 
Al exigir justicia para su hija, Mirta Luz relató que Nadia llegó a la Ciudad de México después de vivir 12 años en Xalapa, capital de Veracruz, porque “ya no se sentía segura” y estaba por mudarse a Cuernavaca, Morelos, por una oferta de trabajo, por lo que el pasado 2 de agosto abandonaría el departamento que compartía con otras dos jóvenes en la colonia Narvarte.
 
Su hija –abundó– nació en Comitán, Chiapas, el 8 de febrero de 1983; en 2001 inició sus estudios en San Cristóbal de las Casas, los que concluyó en Xalapa, en la Facultad de Antropología de la Universidad Veracruzana (UV).
 
Su actividad política a favor de los DH la llevó a integrarse a los movimiento #YoSoy132, magisterial, de defensa contra agresiones a periodistas, así como al Comité Universitario de Lucha de la UV.
 
Ella “creía firmemente en el potencial de las artes para la transformación social de México, y actuaba en  consecuencia. Nadia era también, es, nuestra hija, nuestra hermana, sobrina, prima; un trozo de nuestro corazón”, dijo la madre.
 
Mirta Luz reprochó que la PGJDF no se haya pronunciado sobre la información contradictoria que circula en diferentes medios, y en la que se enfatiza en la ocupación, nacionalidad, sexo y hábitos de las otras víctimas, datos que contribuye a “estigmatizarlas”.
 
“Se filtraron a través de los medios de comunicación fotografías sobre el estado en que quedaron las víctimas, lastimando aún más su memoria y agraviando a sus familiares”, repudió.
 
Explicó que se ha dicho que todas las víctimas fueron asesinadas por proyectil de arma de fuego y se utilizó una almohada para silenciar el ruido, pero la información del expediente sostiene que el arma utilizada en el crimen se usó por primera vez y con silenciador.
 
Por ello, hizo severos cuestionamiento a la dependencia encabezada por Rodolfo Ríos Garza. Por ejemplo, por qué la actividad de Nadia no se contempló como un hecho que la colocó en una situación de vulnerabilidad, y tampoco se ha tomado en cuenta el contexto de violencia, inseguridad y las agresiones por parte del gobierno de Veracruz a los grupos estudiantiles en los que Nadia participó.
 
¿Por qué se ha priorizado el móvil del robo y se han minimizado otras líneas de investigación? ¿Por qué se le permitió recoger sus pertenencias a la testigo clave, alterando así la escena del crimen? ¿Por qué ninguna autoridad se ha comunicado con nosotros para brindarnos información y asesoría?, fueron algunas preguntas que lanzó la madre.
 
Exigió una respuesta clara de la PGJDF sobre todas las contradicciones en la información, así como que permita el acceso a la información de los avances del expediente a los representantes legales de las familias, y “no se realicen filtraciones que lastimen aún más a las víctimas y a sus familiares”.
 
Las autoridades capitalinas deben investigar los hechos de manera exhaustiva “sin menoscabo de ninguna línea de investigación, sin descartar aquella relacionada con las amenazas que Rubén y Nadia denunciaron”.
 
Finalmente, a nombre de la familia de Nadia Vera, Mirta Luz Pérez se solidarizó con las familias de Olivia Alejandra Negrete, Yessenia Quiroz, Mile Virginia Martín y Rubén Espinosa, y agradeció a todas las personas que se han sumado a la exigencia de justicia por los casos.
 
“Su solidaridad es la que nos sostiene ante tanto dolor. Necesitamos mantenernos unidos para exigir la investigación de los hechos de manera exhaustiva, por lo que los exhortamos a estar atentos para vigilar el proceso. No nos acostumbremos a la violencia”, demandó. 
 
15/AZM/RMB

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: