Inicio Zac-Nicté espera sentencia: de 12 a 30 años de prisión

Zac-Nicté espera sentencia: de 12 a 30 años de prisión

Por Paulina Rivas Ayala

“Hoy fue mi hija, mañana quién sabe quién va a ser. No podemos permitir más inocentes adentro de la cárcel”, refiere Angelita Mayorga, madre de Yasuri Zac-Nicté Pool Mayorga, una mujer de 22 años, de origen maya, quien hoy se encuentra en espera de sentencia en el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Chetumal, Quintana Roo, acusada de homicidio doloso calificado por un aborto involuntario de 24 semanas de gestación.

Zac-Nicté significa “flor blanca” en lengua maya. Ella es madre de Karen, de un año y ocho meses de edad, y de Emmanuel, de cinco años. Hasta el 4 de octubre tenía un embarazo de 24 semanas de gestación. “Esperaba otra niña”, explicó su madre, quien no sabía que su hija estaba embarazada.

La joven vivía en la comunidad Los Sabidos, municipio de Othón P. Blanco, Quintana Roo, con sus padres. Desde el pasado 6 de octubre, día en que Zac-Nicté fue trasladada al Cereso, Angelita viaja una hora todos los martes, jueves, sábados y domingos para visitarla de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde. “Le llevo a sus hijos y un poco de comida. Trato de platicar con ella, pero está muy callada, muy triste”.

MÉDICOS, LOS DENUNCIANTES

La madre de Zac-Nicté Pool cuenta que el domingo 4 de octubre ella y su hija movieron un ropero de un cuarto a otro. Ese día por la tarde la joven entró al baño y cuando salió ya se le había presentado la hemorragia. “Ni ella sabía qué le estaba pasando; nosotros no sabíamos cómo era un aborto ni que estaba embarazada”.

Su hermano Jaime y su madre la llevaron a la clínica del Seguro Social de la comunidad Javier Rojo Gómez, que queda a casi hora y media de camino, y “ahí me dijeron que estaba abortando y después nos trasladaron al hospital Morelos de Chetumal”, donde le suministraron dos unidades de sangre. Angelita cree que “los doctores la denunciaron a las autoridades”.

“Es una injusticia”, explica. “A mí sólo llegaron a preguntarme unos judiciales, yo no sabía lo que pasaba”, afirma Angelita.

SITUACIÓN JURÍDICA

El 6 de octubre, Zac-Nicté fue dada de alta del hospital Morelos y trasladada al reclusorio de Chetumal, donde permanece. Según Juan Antonio Alcocer, director de averiguaciones previas del Ministerio Público (MP) de la zona sur, perteneciente a la Procuraduría de Justicia del Estado (PJE) , “el feto nació vivo y no recibió asistencia médica”. Por esa razón no la acusan de aborto, sino de homicidio doloso calificado, que alcanza una pena de 12 a 30 años de prisión.

De acuerdo con la ginecobstetra Raffaela Schiavon Ermani, directora de la organización de IPAS México –que protege la salud de las mujeres y el respeto a sus derechos reproductivos– un producto de veinticuatro semanas “no puede sobrevivir sin atención médica especializada inmediata”.

El mismo 6 octubre, Angelita contactó al “abogado” Elías Hernández, quien fue recomendado por un familiar cercano. Hernández cobró inicialmente 5 mil pesos por la defensa de la acusada; posteriormente se le pagaron 4 mil pesos más, sin que a la fecha haya avances en el caso.

“El abogado Elías Hernández nomás me dice que está difícil y que está difícil. No tengo dinero. Tuve que vender un pedazo de terreno (tres hectáreas) en 30 mil pesos”, narra Angelita.

En la comunidad de Los Sabidos se dedican a la siembra, “principalmente de caña”, explica Angelita, cuya única fuente de ingresos es la venta de su terreno, mismo que hoy consta de siete hectáreas.

NUEVA DEFENSA

A partir de hoy, la defensa de Zac-Nicté será gratuita y estará a cargo de la abogada Gabriela Rojo, presidenta de la Fundación Pro-mujer de Quintana Roo, a petición de la diputada del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Luz María Beristáin Navarrete, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso local, quien dio a conocer el caso.

Rojo explicó en entrevista con Cimacnoticias que a Zac-Nicté “la acusa directamente el MP de la PGJ de Chetumal. “No sabemos exactamente quién la denunció, pero es probable que el Ministerio Público del hospital Morelos o los médicos hayan dado parte”.

Cabe recordar que el 21 de abril pasado Quintana Roo fue el octavo estado que reformó el artículo 13 de su constitución para proteger la vida desde el momento de la concepción (sic).

El aborto inseguro en la entidad es la cuarta causa de mortalidad en las mujeres en edad reproductiva (58 por ciento de la población en el estado), según datos de la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos en México.

09/PRA/YT/LGL

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles.Acepto Leer más

Skip to content