Trata de Personas
    Las potencias, implicadas, señala ONG en España
Denuncian turismo sexual contra menores
Cimac | Barcelona
.- 07/07/2005

"El negocio del turismo sexual con menores está en manos de japoneses, estadounidenses y europeos", denunció el padre Shay Cullen, director de la ONG Preda y candidato al premio Nobel de la Paz en dos ocasiones, quien reveló la implicación de las grandes potencias mundiales y del gobierno filipino en los circuitos de la explotación sexual infantil, de acuerdo a un informe de Canal Solidario.

Con motivo de la presentación en Barcelona de la obra teatral La verdad tras las máscaras, impulsada por Preda, Shay Cullen dio a conocer el trabajo que esta entidad desarrolla en Filipinas.

Desde 1974, Preda lucha contra la explotación sexual a la que son sometidos "entre 60 mil y 100 mil niñas y niños filipinos". Sus principales líneas de actuación se basan en la reinserción social y escolar de los menores que han sido víctimas de abusos sexuales y en el seguimiento y posterior denuncia de sus agresores, "incluso cuando se trata de ciudadanos europeos o estadounidenses", advirtió Cullen. "Intentamos, en definitiva, concientizar a la sociedad sobre los efectos demoledores del turismo sexual y apartar de él a los menores".

Para el religioso, esta problemática tiene sus cimientos en la situación de extrema pobreza que afecta a algunas zonas del país asiático: "Los niños que se ven abocados a la prostitución son víctimas de la globalización y de las naciones que colonizaron las Filipinas durante años: España y Estados Unidos". A su vez, señaló que estos territorios aún mantienen parte de sus intereses e influencias en el archipiélago filipino. "Debemos desafiar a estas estructuras de poder", sentenció Cullen.

EMPEZAR DE CERO

Preda opera sobre todo en los prostíbulos y en las cárceles, donde muchos menores se convierten en "juguetes sexuales" de los presos adultos. Por mediación de contactos locales y de controles periódicos que lleva a cabo la propia ONG, se consigue identificar a los menores que están siendo explotados sexualmente. A partir de este momento, los pequeños son acogidos por la entidad, donde permanecerán por un espacio de entre seis meses y dos años. Allí se les ayuda a superar el trauma derivado de esta experiencia, a volver a la escuela y a adquirir una formación profesional que les permita ganarse la vida lejos de los clubs de tráfico.

Sin embargo, este proceso no es nada fácil: "En los prostíbulos, se reeduca a las víctimas utilizando los valores familiares tradicionales. Los conceptos del padre y de la madre se aplican a las figura de los proxenetas y se dice a los niños que deben respetarlos y no rebelarse contra ellos. Los agresores son percibidos, por tanto, como una nueva familia. Esto provoca que sea muy difícil hacer ver a los niños que los han estado explotando".

La situación que se esconde detrás de estos locales no es menos dramática: "La mayoría de los clubes están en manos de industriales japoneses, estadounidenses y europeos", lamentó Cullen, quien añadió: "Tenemos constancia de empresarios británicos que animan a sus conciudadanos a practicar turismo sexual". Además, el religioso también denunció que el gobierno filipino ve el negocio "con buenos ojos".

EL TEATRO COMO TERAPIA

Una de las iniciativas llevadas a cabo por Prada para ayudar a los menores es el teatro. De hecho, varios niños que han sido víctima de abusos están llevando la obra Detrás de las máscaras a varios países europeos. Esta actividad, además, pretende ser un instrumento de concienciación para la sociedad civil. La pieza, que ya ha visitado Austria, Alemania e Irlanda, pretende mostrar "el coraje que están demostrando estos jóvenes para superar su trauma".

Otra de las grandes bazas de Preda se circunscribe a la práctica del comercio justo. "Estamos exportando productos artesanos a Europa y EU", afirmó Cullen. La entidad también trabaja en el cultivo y la comercialización del mango orgánico, ámbito en el que ha conseguido disolver los cárteles existentes hasta la fecha en Filipinas.

Las acciones de la ONG se completan con proyectos de reforestación y con una particular cruzada contra la industria minera, cuya actividad está dañando seriamente los recursos naturales de Filipinas, con la complicidad del gobierno. "El Ejecutivo ha llegado a autorizar (al sector minero) prácticas prohibidas por la ley", denunció Cullen.

05/GM











Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com