Especial - IX Conferencia Regional sobre la Mujer en América Latina y el Caribe
    Usos y costumbres les niegan ese derecho
Escasa presencia de mujeres en política en AL y el Caribe
cimac | México, DF.- 04/06/2004 La poca o nula presencia de las mujeres en el ámbito político se vuelve más dramática "cuando se toma en cuenta la debilidad de las organizaciones sociales y ciudadanas en las que ellas tienen una alta participación", afirma el documento Desafío de la Equidad de Género y los Derechos Humanos en los Albores del siglo XXI.

Elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el documento es resultado de VIII Conferencia Regional llevada a cabo en la ciudad de Lima, Perú, y es uno de los informes que serán abordados en la IX Conferencia Regional de América Latina y el Caribe, próxima a realizarse en la Ciudad de México.

El texto establece que en muchos países --como México--, los usos y costumbres impiden el ejercicio de los derechos cívicos y políticos, mientras en otros, la pobreza y la indigencia se dan paralelamente a una muy limitada práctica ciudadana.

En ese sentido CEPAL, considera que los avances en la educación femenina se han traducido en acceso desigual a la adopción de decisiones, lo cual contradice la idea de que la baja representación política tenga algo qué ver con la reducida capacitación.

Así, la participación de las mujeres en el poder Ejecutivo y en los espacios políticos de toma de decisiones sigue siendo muy reducida. En la mayoría de los países en torno a 1999, la participación fluctuaba entre un siete por ciento y un 20 por ciento, en lo referente a cargos de ministras y secretarias de Estado.

Destacan los casos de Aruba, Ecuador, Bahamas y República Dominicana, en donde los porcentajes de ministras, secretarias de Estado o equivalentes, son aproximadamente del 20 y 30 por ciento.

En tanto, la participación de alcaldesas es más alta que la existente en las entidades ejecutivas nacionales, pero en la mayoría de los casos está lejos del 50 por ciento.

Bahamas, Guyana, Dominicana, Nicaragua y Trinidad y Tobago, países del Caribe de habla inglesa y de Centroamérica, presentan los índices más altos, entre el 20 y el 37 por ciento, mientras que en 11 países latinoamericanos, el porcentaje es de apenas del 5 por ciento.

Ante esta situación, en los últimos años algunos países (entre los que se cuentan México, Bolivia, Brasil, Perú y Venezuela), comenzaron a aprobar leyes de acción positiva o leyes de fijación de cuotas que fomentan la participación de las mujeres en instituciones federales y estatales.

En lo que respecta al poder judicial, la participación femenina en tribunales de primera y segunda instancia ha aumentado significativamente en las últimas décadas, pero no ha ocurrido lo mismo en las instancias superiores.

El porcentaje de magistradas que forman parte de las Cortes Supremas de Justicia no supera el 10 por ciento o es nula en la mayoría de los países sudamericanos. No es el caso de Centroamérica, en donde el porcentaje alcanza el 22 por ciento (Panamá).

En el ámbito social, si bien hay una mayor participación de las mujeres en las directivas centrales sindicales en algunos países, sigue siendo común la escasa participación en comparación con la cantidad de afiliadas en la respectiva base, concluye el documento de CEPAL.

La IX Conferencia de la Mujer Latinoamericana y del Caribe se llevará a cabo en México los días 10 a 12 de junio próximos, y su objetivo será examinar la aplicación de los compromisos internacionales adquiridos en el Programa de Acción Regional para las Mujeres de América Latina y el Caribe 1995-2001, y Pekín, 1995.

2004/BJ/GV








Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com