Excandidatas a gobernadoras buscan una diputación federal

NACIONAL
POLÍTICA
   Senadoras aspiran a curul en San Lázaro
Excandidatas a gobernadoras buscan una diputación federal
Imagen retomada de la Cámara de diputados
Por: Anayeli García Martínez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 10/04/2018

Este año será la primera elección en México con el mayor número de mujeres contendiendo por un cargo público desde que en 2014 se elevó a rango constitucional la paridad de género, un principio que abrió las puertas a muchas mujeres, entre ellas a quienes buscan hacer realidad los derechos para las mexicanas.

En las listas de postulaciones a diputaciones y senadurías, tanto de mayoría relativa como de representación proporcional, de todos los partidos políticos, hay candidatas de larga trayectoria, con experiencia en la administración pública federal o local, en la academia o en la sociedad civil, ellas son las beneficiarias de la paridad.  

La paridad fue una iniciativa que surgió desde las mujeres feministas y políticas que lograron consensuar con el Poder Legislativo para incluir este principio en la reforma político-electoral de 2014. Incluso ante la oposición, las legisladoras tuvieron que amenazar con no votar la reforma si no se incluía su demanda.

Finalmente a partir de la reforma, el artículo 41 constitucional considera el principio de paridad entre los géneros, en candidaturas a diputaciones federales y locales y senadurías, principio que también está legislado en las leyes generales de Partidos Políticos; y de Procedimientos e Instituciones Electorales. 

Para la elección que se celebrará el 1 de julio, los nueve partidos políticos nacionales dieron la mitad de sus candidaturas a las mujeres, tanto en las postulaciones donde van solos, como en las que van en alianza, lo que implica la entrada masiva de mexicanas al proceso electoral y mayores posibilidades de tener un Congreso paritario.

Tan sólo la próxima Cámara de Diputados se integrará por 500 personas, 300 elegidas por el voto ciudadano y 200 designadas por el Instituto Nacional Electoral (INE) dependiendo del porcentaje de votos obtenidos por los partidos políticos. 

LA REVANCHA

Entre las mujeres que buscan una curul en San Lázaro están políticas que años atrás aspiraron a una gubernatura sin obtenerla. Hoy ellas hacen campaña para ser legisladoras federales pero además se lanzaron a un proceso electoral bajo las siglas de partidos que anteriormente combatieron.

En esta situación está dos perredistas: Martha María Zepeda del Toro y Roxana Luna Porquillo quienes fueron candidatas a gobernadoras por el PRD, la primera en 2015 para el estado de Colima y la segunda en 2016 para Puebla. Ambas perdieron sus respectivas elecciones y hoy son candidatas de la coalición Por México al frente, de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), Acción Nacional (PAN) y Movimiento Ciudadano (MC). 

Hasta antes de competir por la gubernatura de Colima, Zepeda del Toro era oficial del Registro Civil del Ayuntamiento de Cuauhtémoc, en su estado. En 2015 quedó en cuarto lugar de la votación y perdió frente al candidato de los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Verde Ecologista de México (PVME) y Nueva Alianza (Panal), José Ignacio Peralta Sánchez. 

Por otra parte, Luna Porquillo fue diputada federal y consejera del PRD, partido donde ha desempañado otros cargos. En 2016 compitió por la gubernatura de Puebla pero quedó en cuarto lugar. Esa elección la ganó José Antonio Gali Fayad, militante del PAN, partido que este año abandera a la perredista para regresar a la Cámara de Diputados.

Otra mujer que aspiró a una gubernatura fue la ex perredista Lorena Cuellar Cisneros, quien en 2016 dejó su cargo como senadora para ser la candidata del PRD para gobernar Tlaxcala; sin embargo quedó en segundo lugar en la votación, que favoreció al priista Marco Antonio Mena Rodríguez, entonces regresó al Senado.

Actualmente la política, quien terminaría su puesto como senadora en 2018, dejó el PRD y se sumó a Movimiento Regeneración Nacional (Morena), agrupación que junto con los partidos del Trabajo (PT) y Encuentro Social (PES) la abanderan para ser diputada federal. En su trayectoria ha sido regidora y presidenta municipal de Tlaxcala.

Hace dos años Cuellar Cisneros se enfrentó en la elección a la panista Adriana Dávila Fernández, quien también buscó la gubernatura de Tlaxcala. La también senadora continúa su carrera política, ahora como candidata del PAN a una diputación federal pero por la vía de representación proporcional.

Dávila Fernández también es coordinadora de promoción del voto del candidato presidencial Ricardo Anaya, abanderado de la coalición Por México al frente. En 2006 fue coordinadora estatal de la campaña de Felipe Calderón Hinojosa; de 2006 a 2009 fue diputada federal y en 2010 y 2016 fue candidata a la gubernatura de su estado.

En el caso del PRI, en 2015 la priista Ivonne Liliana Álvarez García fue la abanderada del PRI, PVEM, Panal y Partido Demócrata a la gubernatura del estado de Nuevo León. En ese entonces Álvarez García dejó su puesto en el Senado para participar en la contienda; sin embargo perdió frente al candidato independiente, Jaime Rodríguez Calderón, que hoy busca la Presidencia de la República.

La exalcaldesa del municipio de Guadalupe, Nuevo León, ha sido diputada local y conductora de televisión en Grupo Multimedios. Actualmente está en la lista de candidaturas a diputaciones federales del PRI por la vía de representación proporcional.

Al igual que la priista, otra mujer que será diputada pluri pero por el PAN es Martha Elena García Gómez, quien en 2011 compitió por la gubernatura de Nayarit bajo las siglas del PAN. La panista no fue favorecida, quedó en segundo lugar y ganó el priista Roberto Sandoval Castañeda

DESTACADAS TRAYECTORIAS

En este contexto destacan nombres de mujeres con trayectoria política. Por ejemplo, el PRI tiene entre sus abanderadas para ocupar una curul en San Lázaro a Araceli García Rico, exdirigente del Organismo Nacional de Mujeres Priistas, exdirectora general adjunta de Igualdad de Género del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) y ex dirigente nacional de Mujeres de la Confederación Nacional de Organizaciones Populares (CNOP).

Declarada como feminista, en esta campaña reiteró que uno de los puntos relevantes de su campaña por una diputación federal es el trabajo por las mujeres de la Ciudad de México, por lo que buscará que haya un presupuesto digno que se aplique en acciones necesarias para erradicar la violencia contras niñas, niños y adolescentes y para atender temas de salud, de empleo y desarrollo.

La Coalición “Por México al Frente”, postuló  a mujeres como la panista y ex diputada local, federal y actual senadora Mariana Gómez del Campo; y a las actuales asambleístas, Rebeca Peralta León, Abril Yannette Trujillo Vázquez, Nury Delia Ruiz Ovando; a la ex asambleísta Polimnia Romana Sierra Bárcena; la senadora María del Pilar Ortega Martínez y a la exsecretaria nacional de Igualdad de Género del PRD, Claudia Castello Rebollar.

La coalición “Todos por México”, integrada por el PRI, PVEM y Panal, candidateó a mujeres como Cora Amalia Castilla Madrid, quien ha sido presidenta municipal de Othón P. Blanco, en Quintana Roo, secretaria de Educación y Cultura y Secretaria General de Gobierno del estado; o Mely Romero Celis, quien ha sido diputada, consejera nacional del PRI y senadora, cargo que dejó en 2016 para ser subsecretaria de Desarrollo Rural de la Sagarpa.

En tanto la coalición “Juntos haremos historia”, de Morena, PT y PES, tiene en sus candidaturas a diputaciones federales a mujeres como la senadora y exsecretaría general del PRD, Dolores Padierna Luna; y a la actual asambleísta, ex diputada federal y ex consejera del PRD, Aleida Alavéz Ruiz.

Otras senadoras que pasarán a la Cámara de Diputados por la vía plurinominal son las panistas María Marcela Torres Peimbert y Laura Angélica Rojas Hernández; y por el PRI Lisbeth Hernández Lecona, Lucero Saldaña, Ana Lilia Herrera Anzaldo e Itzel Sarahí Ríos de la Mora.

18/AGM/LGL