Participación Política de las Mujeres
    Resultado de un sistema caciquil y androcéntrico
Inhiben partidos inserción de mujeres en cargos públicos
cimac | México, DF.- 23/07/2004 Los partidos políticos son los responsables de que México no viva una democracia plena, porque inhiben el acceso de las mujeres a los cargos de elección popular, manifestó Dalia Barrera Bassolls, coordinadora e investigadora del Grupo Interdisciplinario sobre Mujer, Trabajo y Pobreza (GIMTRAP, A.C)

En teleconferencia con el tema "Participación Política, Liderazgos Femeninos y Gobiernos Locales", organizada por el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), lamentó que las dirigencias partidarias no respeten los porcentajes de sus estatutos para otorgar a su militancia femenina los espacios que les corresponden.

Incluso –ejemplificó-, a las mujeres se les exigen un mayor perfil educativo y un reconocimiento de la comunidad para ocupar el cargo de alcaldesa.

En ese sentido, Magdalena Sam Bautista, investigadora del Centro de Investigaciones Interdisciplinarias sobre Desarrollo Regional de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, reconoció que los cambios a las legislaciones electorales se han quedado cortos con relación al compromiso que debe haber con la población femenina.

La también autora del libro "Mujeres y Gobierno Municipal", advirtió que de impulsar acciones que permitan la incorporación de las mujeres a cargos de elección popular en términos de equidad, "continuaremos bajo un sistema político tradicional, caciquil y androcéntrico".

Irma Guadalupe Aguirre Pérez, investigadora del GIMTRAP, A.C., mencionó que desde la institución educativa se condiciona a las mujeres a acceder a cargos directivos o públicos. "Se sigue fomentando la idea de que son madres y esposas, forjadoras de ciudadanos".

Dijo que otro factor que limita la participación de las mujeres es la promoción en los medios de comunicación de figuras masculinas de poder, toda vez que dentro de los sindicatos y partidos políticos los dirigentes varones bloquean a la población femenina, porque dudan de su capacidad de mando y de dirigencia. "Hay una estigmatización del trabajo político, a la mujer se le desprecia y nunca se les reconocen sus méritos".

Al retomar la palabra, Magdalena Sam Bautista resaltó que de 1950 a la fecha en promedio, las mujeres con cargos de elección en los ayuntamientos en Tlaxcala no han sobrepasado el 11 por ciento, y hay periodos en los que no han ocupado ninguna presidencia municipal.

Resaltó que desde la década de los 80 se ha reflexionado acerca del papel que han jugada las mujeres en el incipiente proceso de democratización del país, y si han ocupado cargos en los ayuntamientos, los han desempeñado a pesar de la oposición que la sociedad y la cultura les impone por el sólo hecho de ser mujeres.

2004/JG/GV/SM








Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com