Migración
   Enviaron 45 mil 800 mdd a los países de la región
México principal destino de las remesas en América Latina
Por: Mónica Pérez
Cimac | México, DF.- 23/03/2005

Entre los países de América Latina y el Caribe, México fue el principal destino de las remesas enviadas por trabajadoras y trabajadores residentes en el extranjero en 2004, informó hoy el Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) del Banco Interamericano de Desarrollo.

Las y los trabajadores originarios de los países de la región ocupados en otras naciones enviaron un récord de 45 mil 800 millones de dólares a sus países de origen en ese año, contra 38 mil millones de dólares del año previo, según la misma fuente.

En este sentido, señala que México fue el principal destino de las remesas en la región, con más de 16 mil 613 millones de dólares, seguido por Brasil con cinco mil 624 millones de dólares y Colombia con tres mil 857 millones de dólares.

De acuerdo con el FOMIN, las remesas que oscilan entre los 100 y 300 dólares por envío, son remitidas desde los países industrializados por las y los trabajadores emigrados a sus familias y representan una importante fuente de recursos para la gran mayoría de los países de América Latina y el Caribe.

Y es que en 2004, las remesas superaron una vez más la suma de la cooperación externa y la inversión extranjera directa recibida en la región.

En este contexto, revela que casi 75 por ciento del volumen total de remesas recibidas en las naciones de América Latina y el Caribe provinieron de los Estados Unidos, seguido por Europa, Japón y Canadá.

Sin embrago, el impacto de las remesas, es más significativo en las economías pequeñas de la región, como es el caso de Haití que percibió más de 1.000 millones de dólares de sus emigrados, cifra que representa más de una cuarta parte de su producto interno bruto.

Según el FOMIN, en todo el mundo hay alrededor de 175 millones de emigrantes por motivos económicos; unos 25 millones de personas adultas originarias de América Latina y el Caribe viven fuera de sus países de origen y dos de cada tres envían dinero a sus familias.

De acuerdo con Donald F. Terry, gerente del fondo, este fenómeno se basa en un factor humano: el compromiso de las y los emigrados con sus familias. "Estas son familias transnacionales que viven y contribuyen en dos países, dos economías y dos culturas simultáneamente", afirmó. De hecho, el FOMIN califica a las remesas como "la cara humana de la globalización".

LAS MUJERES TAMBIÉN VAN AL NORTE

El Fondo Multilateral de Inversiones del Banco Interamericano de Desarrollo, indica que el desplazamiento de hombres y mujeres a través de las fronteras constituye un mercado laboral internacional en el que las personas van hacia el norte y el dinero al sur.

Al respecto, advierte que en ninguna otra región el fenómeno de migración es más importante que en América Latina y el Caribe, toda vez que el desempleo aumenta, los ingresos disminuyen y los flujos de capital se agotan.

Pero los que migran no son sólo los varones y los que envían las remesas tampoco. Hasta octubre del año pasado las mujeres residentes en Estados Unidos enviaron 30 por ciento de las remesas que llegaron a nuestro país.

Según reportes del Banco de México (BM) las y los mexicanos residentes en Estados Unidos, en el mismo periodo, enviaron 13 mil 805 millones de dólares, de esta cantidad, las mujeres enviaron cuatro mil 601 millones de dólares.

Estimaciones de la investigadora del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), María Luisa González Marín, la tercera parte de las remesas totales que ingresan al país son fruto del trabajo de mujeres.

De acuerdo el Consejo Nacional de Población (Conapo), el flujo migratorio hacia Estados Unidos, ascendió a 400 mil personas en los primeros cuatro años del presente siglo, de las cuales 20 por ciento fue de población femenina.

Las remesas, apuntó Conapo, representan el 57 por ciento del gasto corriente en hogares rurales y donde uno de cada cinco que reciben dinero representa el único ingreso monetario.

Mientras tanto, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Ernesto Derbez, ha señalado que el muro que pretende ampliar el gobierno de Estados Unidos en la frontera con México no es un asunto personal ya que tiene como objetivo impedir la entrada no sólo de mexicanos y mexicanas sino de latinoamericanos en general.

2005/MP/SJ









Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com