Migración
    Aun en desventaja, son vínculo entre diferentes culturas
Migrantes africanas: entre la invisibilidad y el olvido
Cimac | África.- 20/09/2005

Un estudio reciente revela que, si bien se han hecho muchas investigaciones sobre la migración masculina, el interés por las mujeres en igual condición comenzó apenas hace unos pocos años en Africa.

La investigación, realizada en torno a las mujeres de este continente, afirma que durante años ellas eran identificadas únicamente en relación con sus maridos; permanecían en la sombra, pues su suerte estaba ligada a la del hombre. A los ojos de los poderes públicos del país receptor, sólo cuenta el marido portador de un permiso de trabajo y residencia.

El estudio, presentado como ponencia en el Congreso de Mujeres, Democracia y Desarrollo en Madrid, analiza las desventajas e inconvenientes de las mujeres migrantes en relación con sus cónyuges y la situación de las mujeres sin vínculo marital, de acuerdo con datos de Prensa Latina.

Muchas mujeres están en el país que la recibe sin poder autónomo; a su llegada tienen que reinventar su vida diaria, aprender la lengua, habituarse a las nuevas costumbres, adaptarse a una nueva distribución del tiempo. La mayoría de las mujeres casadas se consideran migrantes pasivas que abandonan su nación de origen para unirse a sus maridos.

MUJERES SOLTERAS

La investigación afirma que la mayor parte de las mujeres que emigran por iniciativa propia no están casadas, y por lo tanto, están expuestas a la explotación de todo tipo. Existen hogares monoparentales compuestos por un solo miembro de la familia, la mayoría de sexo femenino.

El estatuto de la mujer migrante presenta precariedad en la situación jurídica, ya que las políticas de integración siguen basándose en la hipótesis de que los migrantes sólo son hombres y que las mujeres son familiares a cargo.

Las mujeres -subraya el documento- están en una posición desfavorable en relación con sus maridos, lo mismo que las solteras. Sin embargo, ellas tienen un papel muy importante en la vinculación entre dos culturas: la de origen y la que las recibe.

El enlace y la integración dependerán, en parte, de que la sociedad que acoge a la mujer migrante quiera tender puentes o presentar obstáculos. Toda política de integración debe garantizar igualdad de oportunidades, es decir, participación activa de la mujer en la vida del país que la acoge.

EN LA COMUNIDAD

Las comunidades étnicas en las que estas mujeres conviven crean condiciones para las familias que permiten la protección cultural del grupo, pero que podrían ser un obstáculo para el cambio social si ellas se ven obligadas a quedarse encerradas.

Las oportunidades que se ofrezcan a estas mujeres ayudarán a dejar de lado los estereotipos que la literatura occidental reproduce de ellas y contribuirán a adoptar una nueva mirada. Las mujeres tienen relación con la sociedad que las recibe a través de un vínculo de vecindad de carácter ocasional o rutinario, pero es difícil llegar a un verdadero intercambio de amistoso, el cual se reserva para miembros de la misma etnia, prolongando los lazos ya existentes antes de la migración durante el exilio.

Las mujeres mantienen en el hogar las tradiciones ligadas a lo cotidiano: alimentos, vestidos y lengua. Si la madre tiene poder y habilidad para transmitir la cultura de origen, los usos y costumbres, puede lograr un grupo homogéneo dentro de su espacio privado. En contacto con el país de acogida se subleva contra la poligamia y la violencia física y trata de establecer redes de solidaridad y comunicación dentro de su grupo étnico.

Las mujeres son más sensibles a la modernización –concluye la investigación- pero cuando se trata de una situación conflictiva que atañe a los valores culturales, casi todas optan por los tradicionales.

05/RC/YT









Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com