Migración
    Ambas naciones requieren mayor control de fronteras
Ofrecen México y Guatemala poca seguridad a migrantes
Cimac / Cerigua | Guatemala.- 06/09/2005

México y Guatemala no han realizado esfuerzos suficientes, efectivos y sostenidos de desarrollo regional en las zonas de salida de migrantes, ni han formulado programas de orientación y protección que ordenen los flujos migratorios y el otorgamiento de seguridad y garantía a estos grupos durante sus desplazamientos, indicó el Grupo Guatemala-México.

La movilidad de esta población en condiciones de desventaja ha configurado un escenario de riesgos y un campo propicio para la corrupción, la violación de los derechos humanos y el desarrollo de ilícitos con consecuencias negativas para la seguridad y la garantías de estas personas, sostuvo la organización integrada por guatemaltecos y mexicanos de varios sectores sociales, académicos y religiosos, además de comunicadores, artistas y empresarios.

De acuerdo con una publicación del grupo en el periódico Diálogo de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), los riesgos se incrementan ante la falta de mecanismos efectivos para su prevención y la protección de las víctimas; el contexto que caracteriza a ambos países sigue siendo de presiones, principalmente del exterior, orientadas a la redefinición de las políticas migratorias.

El clima antiterrorista y las consecuencias de la hegemonía de una visión de seguridad son las constantes en el tratamiento del éxodo en la región; entre ellas, la reducción de los márgenes de acción de los gobiernos y la pérdida de autonomía en sus decisiones soberanas, indica la información.

Las migraciones constituyen un factor que alivia diversas presiones sociales generadas por la falta de acceso a oportunidades de desarrollo personal, familiar y comunitario en los países de origen; son personas que apuestan por el futuro de sus seres queridos y el de las próximas generaciones, por lo que están dispuestas a ofrecer su fuerza laboral, sus conocimientos y experiencias.

Esta semana se celebra la Semana Nacional del Migrante, durante la cual diversas organizaciones que defienden los derechos de esta población han programado actividades conmemorativas en la capital y en la frontera con Tecún Umán, San Marcos; el domingo pasado se recordó a los mexicanos y centroamericanos que viajan a Estados Unidos en busca del "sueño americano".

Para el sacerdote Mauro Verzeletti, de la Pastoral de la Movilidad Humana de la Conferencia Episcopal de Guatemala (CEG), la Policía Nacional Civil (PNC) es la principal violadora de los derechos humanos de estas personas; este país también es receptor de sudamericanos y transcontinentales capturados por las autoridades migratorias guatemaltecas, con la ayuda de la armada de Estados Unidos, quienes son deportados a sus países de origen.

05/YT









Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com