Organizaciones chilenas exigen derogar Protocolo sobre objeción de conciencia

INTERNACIONAL
Aborto
   Debe hacerse un reglamento, argumentan
Organizaciones chilenas exigen derogar Protocolo sobre objeción de conciencia
Imagen retomada de la campaña Aborto Chile
Por: Aline Espinosa Gutierrez
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 12/04/2018

La “Corporación Humanas” -centro regional de Derechos Humanos (DH) y justicia de género- junto con organizaciones de mujeres y feministas, exigieron a la Contraloría General de la República (CGR) Chilena, a cargo de Jorge Bermúdez, ordenar al Ministerio de Salud (Minsal) eliminar el nuevo Protocolo sobre la objeción de conciencia, ya que viola el “legítimo derecho de las mujeres a decidir”.

En entrevista con Cimacnoticias, la abogada de “Corporación Humanas”, Camila Maturana Kesten, comentó que hace unos días, se entregó un requerimiento ante la CGR para exigir al Minsal declare como ilegal la resolución 432 del “Protocolo para la manifestación de objeción de conciencia según lo dispuesto en el artículo 119 del Código Sanitario”, debido a que su aplicación obstaculiza el derecho legal de las mujeres a recibir prestaciones de salud en la interrupción del embarazo y “a decidir sobre su cuerpo”.

El requerimiento surgió por parte de las organizaciones feministas y de mujeres con el propósito de resguardar los Derechos Humanos de las mujeres y niñas protegidos por la Ley que permite el aborto por 3 causales.

En el documento, las organizaciones argumentaron que a diferencia de otros requerimientos presentados por políticos de oposición, éste se enfoca en denunciar cómo existe una “vulneración a los derechos fundamentales de las mujeres” pues “no se respeta” lo estipulado en los estándares internacionales de Derechos Humanos adoptados “en el marco de la Organización de Naciones Unidas (ONU) y de la Organización de Estados Americanos (OEA)”.

La abogada, Camila Maturana Kesten consideró que este nuevo Protocolo es un retroceso a la Ley 21.030, aprobada en 2017, durante el gobierno Michelle Bachelet, que permite interrumpir el embarazo en 3 causales: cuando la vida de la mujer esté en riesgo, inviabilidad del feto y producto de una violación.

La abogada explicó que este nuevo Protocolo se aprobó a la llega del presidente Sebastián Piñera, quien emitió otro Protocolo (3432) que permite a instituciones públicas, privadas con o sin convenio con el Minsal, argumentar la objeción de conciencia sin que argumenten las razones, solamente con base en creencias religiosas o valores. Basta con solicitar el permiso.

Camila Maturana añadió “el trabajo del Minsal no es velar por los intereses de los establecimientos de salud” como lo hace este nuevo protocolo, sino asegurar los derechos de las personas, en este caso de las mujeres y niñas –estipulado en el art. 119, inciso 1 del Código Penal-.

Con estas nuevas modificaciones, las organizaciones manifestaron en su requerimiento su preocupación porque al trabajo del movimiento de mujeres, feminista y de Derechos Humanos por establecer la Ley 21.030 se le imponga “principios morales o religiosos que sobrepasan los DH de las mujeres y las niñas”.

Anteriormente, el primer Protocolo -aprobado hace dos meses y ahora derogado- especificaba en su resolución No. 61 que en caso de objeción de conciencia tanto recintos públicos como privados tenían que presentar los argumentos por los cuales se declaraban objetores de conciencia y las instituciones de salud privada demostrar no estar adscritas al Sistema Nacional de Salud.

Además, el anterior Protocolo establecía que las instituciones privadas con convenios no podían acceder a la objeción de conciencia debido a que reciben fondos estatales para prestar servicios de salud pública a las mujeres y niñas en lugares donde no hay cobertura de sistema público.

De acuerdo con la abogada un tercio de los profesionales de la salud se han declarado objetores de conciencia.

Expresó que pretenden hacer presión para que el Contralor General, Jorge Bermúdez Soto pronuncie su facultad “de toma de razón” (revisión que hace CGR de la legalidad de un acto administrativo).

Es por ello que las organizaciones exigieron que se haga un reglamento sobre la objeción de conciencia.

“El protocolo en vez de ser una resolución hubiera sido un reglamento, el cual tendría que haber sido revisado por la CGR. Probablemente así sí se hubiera declarado ilegal el nuevo Protocolo porque la Ley 21.030 menciona que el protocolo o los protocolos dictados por el Misal deben asegurar la atención médica de las mujeres por las 3 causales”, comentó Camila Maturana.

Las organizaciones exigen se derogue el nuevo Protocolo por “graves ilegalidades en éste, ya que no resguarda los Derechos Humanos de las mujeres y las niñas”.

De aprobarse su petición, dijo Camila Maturana, las organizaciones buscarán hacer vigente el anterior Protocolo junto a su resolución.

18/AEG/LGL