Violencia sexual y embarazo infantil, un problema de salud pública

NACIONAL
SALUD
   Ipas presenta estudio
   
Violencia sexual y embarazo infantil, un problema de salud pública
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Hazel Zamora Mendieta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 12/06/2018

Desde 2003 en México cada vez un número mayor de niñas entre los 10 a 14 años de edad se convierten en madres y aunque no existe un registro de cuántos de estos embarazos son producto de violencia sexual, lo que sí se sabe es que 70 por cierto de las niñas entre 10 a 14 años de edad que tuvieron un hijo nacido vivo, de 2010 a 2015, reportaron que el responsable del embarazo tenía desde 18 hasta 78 años de edad.

Durante la presentación del estudio “Violencia sexual y embarazo sexual infantil en México: un problema de la salud pública y derechos humanos”, realizado por la organización civil Ipas México, se informó que durante 2016 el Consejo Nacional de Población (Conapo) registró la cifra máxima de 11 mil 808 casos de embarazos en menores de edad.

Debido a la falta de estadísticas sobre violencia sexual en niñas que den origen a embarazos, Ipas construyó el estudio recopilando diversas fuentes de información del sector salud y justicia, explicó la directora de la organización, la doctora Eliana Olaizola quien agregó que estos embarazos no se tratan de adolescentes teniendo relaciones sexuales con sus pares, sino de niñas que están siendo coaccionadas y violentadas por adultos.

De acuerdo con la revisión que hicieron de las actas de nacimiento del registro civil que trabaja el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), observaron que un 70 por cierto de las niñas entre 10 a 14 años de edad que tuvieron un hijo nacido vivo, de 2010 a 2015, reportaron que el responsable del embarazo tenía desde 18 hasta 78 años de edad.

Los datos de Conapo refieren que de las niñas menores de 14 años de edad que se convirtieron en madres en 2016 (más de 11 mil) la pareja tenía de 15 a 19 años de edad en 40 por cierto de los casos (4 mil 723 en total); de 20 a 24 años en 23 por cierto de los casos (2 mil 680); un cinco por cierto 25 a 29 años de edad (579  casos); más de 30 aproximadamente un 4 por cierto; sin embargo, en uno de cada tres casos no se indicó la edad de la pareja.

En su turno la representante de la Oficina de Programas de Salud Sexual y Reproductiva del UNFPA en México, Blanca Rico Galindo, añadió que estos embarazos infantiles no son resultado de decisiones o “actos deliberados” ya que las menores de edad no tienen la capacidad para consentir o desistir de la violencia sexual. En este sentido, las niñas son doblemente vulnerables, viven abuso, manipulación, marginación, pobreza, y falta de oportunidades, mencionó.

Para tener una idea de la magnitud de la violencia sexual en la infancia el estudio de Ipas México precisa que la Encuesta Nacional sobre las Dinámica en los Hogares de 2016 (Endireh) reveló que 10 mil 772 mujeres tuvieron su primer relación sexual no consentida entre los 5 y 9 años de edad.

De los abusos sexuales contra las mujeres en la infancia, señala la Endireh, 6 de cada 10 agresiones las comete un familiar, ya sea padre, hermano, tío, abuelo, señaló la coordinadora de política y abogacía de Ipas México, Fernanda Díaz de León y comentó que esto hace que este tipo de casos queden impunes.

MATRIMIO INFANTIL Y EMBARAZO

La coordinadora de política de Ipas añadió que el embarazo infantil también esta relacionado con el matrimonio de niñas y agregó que la Endireh 2016 refiere que 12 por cierto de las encuestadas que tuvo una unión temprana entre los 10 y 14 años de edad, no dieron su consentimiento, las obligaron a unirse por presentar un embarazo, las secuestraron o fue un “arreglo” a cambio de dinero.

De acuerdo con una investigación que realizó en noviembre de 2017 Cimacnoticias sobre el embarazo infantil en promedio anual ocurren 7 defunciones de niñas menores de 14 años por complicaciones durante o después de un embarazo, de las niñas que fallecieron por esta causa de 2002 a 2015, a su corta edad 40 de ellas estaban casadas, 46 en vivían en unión libre y una era divorciada.

CONSECUENCIAS A LA SALUD

El embarazo infantil es un flagelo que pone en riesgo la vida de las niñas que continúan con la gestación. Los datos del Inegi señalan que en 2014 la tasa de morbilidad hospitalaria por hipertensión gestacional, preeclampsia y diabetes gestacional, fue de 17 por cada mil mujeres entre 12 a 14 años de edad.

Ipas México indica que las niñas menores de 14 años tienen mayores probabilidades de padecer eclampsia, anemia, hemorragias postparto que las mayores a ellas. De las niñas entre 10 a 14 años de edad que fueron atendidas en las instancias de la Secretaría de Salud un 18 por cierto fue por complicaciones de un embarazo.

De ellas, 9 por cierto fue por complicaciones en el parto, 4 por ciento por complicaciones del embarazo que requirieron una atención a la madre y 2 por cierto por embarazos que terminaron en aborto.

Entre 2016 y 2017 la razón de mortalidad materna fue de 32 defunciones maternas por cada mil nacidos vivos en mujeres entre 15 a 24 años de edad, las principales causas: hemorragia obstétrica, enfermedades hipertensivas y el aborto, arroja el estudio.

Para prevenir esta situación y asegurar que las niñas no tengan repercusiones en su salud o pierdan la vida a causa de estos embarazos forzados, en el estudio Ipas México hace una serie de recomendaciones a las instancias de salud pública, como cumplir con la Norma Oficial Mexicana 046 que incluye el servicio de interrupción del embarazo a partir de los 12 años de edad, sin obligación a que presenten las mujeres una denuncia formal.

Además de que se aplique de forma oportuna la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo en Adolescentes (Enapea) que tiene como meta erradicar el embarazo infantil para el año 2030.

18/HZM/LGL