INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   La encabezó, por sorteo, la Campaña Nacional por el Aborto
Tercera marcha #NiUnaMenos: del luto al verde
Imagen retomada del portal lavaca.org | Imagen: Lina Etchesuri
Por: la Redacción*
Cimacnoticias | Buenos Aires, Arg .- 05/06/2017 La imagen es contundente: más de doce cuadras de organizaciones sociales, sindicales, políticas, artísticas, estudiantiles y etcéteras y etcéteras marchando detrás de la Campaña Nacional por el Aborto Legal. Este 3 de junio el movimiento social Ni Una Menos dejó en claro que el feminismo argentino tiene una historia y un reclamo concreto hacia el Estado.
 
Es cierto que ese reclamo no se reduce a la sanción de una ley para terminar con el asqueroso negocio del aborto clandestino, pero es el que representa -mejor que ningún otro -el carácter biopolítico de este movimiento que desacomoda a todo el pensamiento de los aparatos sistémicos: la exigencia de respeto a los cuerpos de las mujeres.
 
Sin duda, la discriminalización del aborto no es una bandera que levantarían con igual convicción todas y cada una de las miles de mujeres que hoy colmaron las calles porteñas, pero por eso mismo es contundente la postal que representó la  columna central de la marcha de hoy.
 
Esos cuerpos así acomodados nos hablaron de cómo se organizó este movimiento y es esa historia, la de su origen, la que nos narró Ni Una Menos con esta tercera movilización.
 
Hoy esa historia quedó escrita con los pies y en la calle.
 
DES-UBICADA
 
El lema de esta  marcha era claro: “El Estado es responsable”. Ni Una Menos nos proponía así analizar a los femicidios/feminicidios no ya como una conducta personal, una tragedia biográfica o el caso por caso. Apuntaba directamente a la ausencia de respuestas a los reclamos explicitados en marchas y paros y a lo que esa falta representa, pero también al rol que en la máquina de violencia contra las mujeres cumple la justicia, los funcionarios del Poder Ejecutivo y los integrantes del Congreso Nacional, esos que sin pudor apuran la sanción de leyes urgentes días antes de cada marcha.
 
A las 15 horas, la convocatoria era en la esquina de Tribunales. Fue impulsada por el grupo de periodistas al que generalmente se atribuye el origen de la primera marcha y la propuesta de incluir esta cita era señalar la responsabilidad de los tres poderes.
 
En el lugar y a esa hora, lo que se vio fue muy pocas personas auto-convocadas y unas 300 que formaron parte de la puesta del Frente Renovador, con globos negros, carteles de diseño y varios referentes electorales del espacio político que lidera Sergio Massa.
 
A esa misma hora, el movimiento MuMaLá había elegido la puerta del Consejo de la Mujer para denunciar la  responsabilidad específica de ese organismo en relación a esta gran consigna que proclamaba “El Estado es responsable”.
 
En ese mismo momento, la titular del Consejo, Fabiana Túnez, estaba participando de la protesta en Tribunales. Es imposible imaginar al ex secretario de Cultura, Darío Lopérfido, participando de un acto del 24 de marzo o al ministro Claudio Avruj en la marcha contra el 2 x 1, pero hoy no es imposible que esté allí la máxima funcionaria estatal responsable de dar respuestas al reclamo de esta marcha. La mayoría no la reconocen y las que la reconocen, la saludan.
 
La postal es perturbadora. Desubica, por desubicada.
 
UBICÁNDO-NOS
 
A pocas cuadras, por la Avenida 9 de Julio hay una marea de mujeres que, de a dos, de a tres o de a seis caminan hacia Plaza de Mayo. De a gotas, suman esa oleaje que desborda a cualquier intento de ponerle etiquetas a lo que el feminismo representa hoy para estas mujeres.
 
Hay muy jóvenes con las caras pintadas con brillantina. Hay muy veteranas con cartulinas empuñadas como espadas. Hay familias que llevan en el cuello el retrato de sus hijas, como la de Yenilda Patiño, 17 años, desaparecida en Florencia Varela hace siete meses.
 
Hay hermanas, como la de Carolina Saracho, que fue prendida fuego por su pareja, en Salta. Hay adolescentes de 17 años, como Natalia, Julieta y Catalina, que asisten al mismo colegio al que fue Lola Chomalez, asesinada en Uruguay en 2014. “No marchamos solo por ella, sino por todas, para que no le pase esto a ninguna nunca más”.
 
Hay banderas que reclaman “Libertad para Higui”. Hay gritos ancestrales en la cuerda de tambores de La Chilinga. Hay aplausos para los parches que marcan el ritmo de la versión feminista de Despacito, que crearon las mujeres de ATE.
 
Hay un sinfín de emociones, dolores, cicatrices y silencios rotos en esos cuerpos que desfilan sin dueños por las calles y que van conformando de grupos, de a pequeños montones, un desfile de problemas sociales que claman que sean vistos, escuchados, resueltos.
 
Así recorrer la marcha y hablar con las mujeres que le dan forma representa comprobar cómo en la calle, cada 3 de junio,  los números se vuelven cuerpos y las estadísticas, miradas que dan cuenta que son miles las que marchan por lo que sufrieron,  por lo que sufrió una amiga o familiar o para conjurar un  terrible miedo: es un forma concreta de clamar que nunca les pase. Todo este dolor se transforma en esa multiplicidad de exigencias  y esos múltiples reclamos de respeto a los derechos y libertades de sus cuerpos.
 
DE NEGRO A VERDE, SE UBICA
 
A las cinco, la columna central se pone en marcha y es ahí donde lo que se ve desfilar es otra historia.
 
En un año electoral, el movimiento que atraviesa a todos los aparatos políticos sociales desplegó así su mensaje. Ingresó a Plaza de Mayo al grito de “Aborto legal en el hospital” y descolocó así todas las versiones escritas por otros para enunciar la propia: la marea que hasta hace menos de un año era negra y de luto, esta vez es verde y desafiante, como los pañuelos de la Campaña. ¿Cómo fue posible?
 
Por sorteo: las organizaciones sortean su lugar en la marcha, pero la novedad es que en esta ocasión todas tuvieron que participar del sistema. Así, la cabecera ya no mostró una selección de referentes de las diferentes organizaciones que organizaron esta marcha, sino un desfile continuado de todas las que participaban.
 
La Campaña Nacional por el Aborto legal quedó al frente y así quedó a la vista la mejor síntesis de la historia del feminismo argentino. Es un espacio que resume como ningún otro que eso que vimos emerger en los últimos tres años se tejió en décadas y con mucho esfuerzo y trabajo cotidiano en los barrios, en las organizaciones sociales, en los partidos y en los sindicatos.
 
Pinta también que a esa enorme diversidad que siempre se nombra en singular no puede representarla nadie., pero puede resumirla un reclamo que, aunque a los ajenos les parezca que no tiene consenso, al interior de esa marea no le resulta ni extraño ni lejano.
Hay que repetirlo: no se trata de un punto de unión absoluto, sino de un tema debatido, conocido y que ha recorrido desde hace años a toda la diversidad resumida en ese movimiento. Un reclamo, por cierto, que ha logrado cosechar así un amplio consenso.
 
También es un punto que demuestra que el feminismo argentino es, fundamentalmente, un movimiento político incómodo: interpela no sólo al poder que está arriba, sino a sí mismo y a cada uno de los espacios donde deben dar batalla cotidiana cada una de sus  mujeres.
 
DOS LEGADOS
 
Ni Una Menos somos todas las que de tantas formas –tantas, tantas, tantas y más: hace falta resaltar hoy más que nunca- estamos exigiéndole al sistema que deje de violentar nuestros cuerpos, nuestros derechos, nuestros deseos, nuestras particularidades y nuestra historia.
 
Como bien definió una de las integrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que estuvo en el país la semana pasada: “Argentina le dio al mundo dos banderas: Nunca Más y Ni Una Menos”. Que ambas hayan sido paridas por mujeres no es una casualidad: es una consecuencia de  ese sutil hilván que borda con el dolor más tremendo enormes utopías.
 
Porque así, desbordando lo posible, gritando lo indecible, el movimiento de mujeres  escribió su historia. Creando consignas, fechas, acciones artísticas, presentaciones legales nacionales e internacionales, y etcéteras y etcéteras…
Hasta cambiar el mundo en el que vivimos, siempre.
 
*Artículo retomado del sitio argentino lavaca.org
 
17/RED
 







DESDE LA LUNA DE VALENCIA
DERECHOS HUMANOS
   DESDE LA LUNA DE VALENCIA
¡Apropiémonos!
Imagen retomada del portal de AmecoPress.
Por: Teresa Mollá Castells*
Cimacnoticias | Ontinyent, Esp.- 14/03/2017 Acabamos de conmemorar (que no celebrar) el 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres y por primera vez (al menos que yo sepa) se convocó un Paro Internacional de Mujeres. Dicho paro de media hora, entre las 12:00 y las 12:30, afectaba a los espacios laboral, de cuidados y de consumo para protestar contra la desigualdad salarial, las violencias machistas y cualquier elemento de discriminación contra la mujer.
 
Esta convocatoria tuvo su origen en la multitudinaria marcha celebrada el pasado 18 de octubre en Argentina, donde millones de mujeres decidieron salir a las calles para decir basta a la violencia machista tras el brutal asesinato de Lucía, una joven de 16 años a quien drogaron, violaron y empalaron hasta que murió.
 
Desde hace unos años, las convocatorias feministas multitudinarias como "El tren de la Libertad", el 7N o este mismo Paro Internacional del 8M tienen como denominador común su rápida expansión y el importante papel que para ello juegan las redes sociales y, por tanto, Internet. Con esto no quiero decir que sin internet no habría movilizaciones feministas o de cualquier tipo. No, no estoy queriendo decir eso.
 
El movimiento feminista tiene entre sus virtudes la de adaptarse a los tiempos y evolucionar, precisamente porque ha de estar alerta a las nuevas formas que utiliza el patriarcado para provocar e intentar imponer sus leyes. Por este motivo el feminismo en red llega a ser tan potente, porque en un solo "clic" puede estar llegando a muchísimas personas de todo el mundo.
 
Cuando vives en un espacio alejado de las grandes ciudades que es donde se producen los encuentros, los debates, los intercambios de pensamientos con el enriquecimiento que eso conlleva al interrelacionarte con otro tipo de pensamientos y de formas de ver el mundo, internet y las redes sociales juegan un papel esencial para el acercamiento de esos intercambios y, por tanto, para el enriquecimiento personal.
 
Hace años que opino que internet ha venido para democratizar los medios de comunicación, puesto que cada cual puede opinar sobre lo que ocurre cada día con un blog, por ejemplo. Y ahora mucho más con las potentes redes sociales como Facebook o Twitter que, además son inmediatas.
 
Y creo que al feminismo estas herramientas nos han venido muy bien para podernos relacionar e incluso conocer mujeres de todo el mundo. Mujeres lejanas y cercanas que, seguramente de otro modo no nos hubiésemos llegado a conocer. Y cuando después de un tiempo de interacción por redes llegamos a encontrarnos cara a cara, el trabajo previo está hecho y llega el momento que, en su día, mi admirada Mar Esquembre Cerdá llamó como "dervirtualizar afectos" o al menos a mí me lo dio a conocer ella.
 
Cuando nos apropiamos de estas herramientas que internet nos ofrece, nuestro campo de acción de multiplica y nuestra voz se expande, por tanto, nuestro propio poder personal crece y se multiplica, lo que nos ayuda con nuestro propio empoderamiento personal y colectivo.
 
Por ello, al menos para mí, es importante hacer ese acto consciente de apropiación de las redes, porque quiero seguir aprendiendo y aportando. Quiero recibir información variada e incluso contrainformación de lo que ocurre cada día. Y por supuesto decir lo que pienso cada vez que lo necesite o lo decida.
 
Las redes sociales no son una panacea y lo sé. Sé que están vigiladas y que son grandes multinacionales quienes las controlan. Pero, insisto en que, con un uso adecuado, al feminismo le han dado alas y la posibilidad de llegar más allá e incorporar a mucha gente joven como ya vamos viendo en las manifestaciones y movilizaciones de estos últimos años.
 
Y creo que el hecho de que las movilizaciones de este pasado 8 de marzo tanto a nivel europeo como a nivel de americano hayan tenido un éxito como el que hemos comprobado con un lema común como lo ha sido "Ni una Menos" tiene que ver, también con esto y, por supuesto, con el tesón de muchas mujeres y cada vez más hombres por denunciar desde todos los foros posibles al patriarcado asesino.
 
Sabemos que el patriarcado se camufla de muchas maneras para mantener su orden asesino, pero también creo que, desde el feminismo solidario, aunque sea en redes, somos capaces de llegar más lejos con nuestros discursos.
 
Tomar las calles para visibilizarnos es absolutamente necesario. Lanzar gritando nuestras exigencias es irrenunciable. Hablar en todos los foros donde seamos llamadas y en donde nos dejen ante la gente que venga a escucharnos es imprescindible. Llevar nuestro mensaje feminista en nuestro día a día por coherencia personal y social es algo que ya forma parte incluso de nuestra propia piel. Pero para organizar esa toma de calles, armonizar y aunar nuestros mensajes tanto en las calles como en los foros e incluso para ir sumando nuevas voces, creo que internet y las redes sociales son buenas aliadas para el feminismo.
 
Por eso propongo que nos las vayamos apropiando todavía más, para teñirlas de violeta y ponerlas a nuestro servicio, para poder compartir saberes y conocimientos, para desde ellas seguir sumando esfuerzos para acercarnos a nuestro objetivo final: combatir al feroz patriarcado que nos asesina.
 
Porque, aun sin ser la panacea, son una herramienta más que nos permite comunicarnos y conocernos.
 
Porque no se trata solo de hacer ciberactivismos feministas, sino de utilizar ese espacio ciber para aumentar y expandir el activismo feminista y contrastar sus diferentes corrientes y opiniones.
 
Pero sobre todo para ir contactando y conociendo a tantas compañeras feministas como las que existen por el mundo e ir “desvirtualizando afectos” aunque a veces nos llevemos alguna decepción.
 
Si apropiándonos de esas herramientas el feminismo puede llegar a más espacios y empoderar a más mujeres, ¡apropiémonos de ellas!
 
Y como dice la gran amiga feminista Begoña Piñero, "así lo pienso y así lo digo porque ya no me van a callar".
          
tmolla@telefonica.net
 
* Corresponsal, España. Comunicadora de Ontinyent.
 
17/TMC/GG
 







INTERNACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Denunciantes invocaron a “Cristo”
En Argentina, detienen a 6 feministas por hacer pintas del 8M
Imagen retomada del Twiter de la vaca tuitera
Por: la Redacción*
Cimacnoticias | Buenos Aires, Arg .- 07/03/2017 Bajo el delito de “daños”, seis militantes feministas, entre ellas integrantes del colectivo Ni Una Menos, fueron detenidas esta madrugada por 10 policías, 3 patrulleros y una moto policial, en el barrio de Almagro, tras haber anunciado en “pintadas” el Paro de Mujeres del 8 de marzo. Se las llevaron a la Comisaría novena, de la Ciudad de Buenos Aires, donde permanecen encarceladas. 
 
“A la 01:30 nos llaman unas compañeras para decirnos que las estaba demorando la policía en Guardia Vieja y Gascón. Cuando llegamos había al menos 10 policías, una sola era mujer, tres patrulleros y una moto”, indicó a Télam María Florencia Alcaraz, periodista e integrante de Ni Una Menos.
 
Alcaraz relató que pudo hablar con las feministas detenidas antes de ser llevadas a la comisaría y le dijeron que estaban caminando cuando la policía les dio la voz de alto, las rodearon y que tres hombres las habían denunciado por hacer “pintadas”.  Los tres varones, según Página12, habrían gritado ¡Viva Cristo, Cristo Vive!, al retirarse de la comisaría.
 
Los policías que las detuvieron llamaron a la fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas (PCyF) N°20, desde les indicaron que las llevaran a la comisaría, en donde se realiza una audiencia y se les toma declaración hoy. Se las acusa de realizar pintadas en el frente de una sucursal bancaria, con consignas para el 8M.
 
Alcaraz denuncia que para el traslado “No había personal femenino” y se pregunta “qué pasa con la policía y la justicia que actúa inmediatamente cuando se trata de perseguirlas, mientras que cuando  nos acercamos para denunciar violencia no tenemos respuesta”. 
 
Las mujeres ya  tienen asignada una defensora pública y un grupo de aproximadamente 200 feministas y otras organizaciones civiles y estudiantiles, que se mantuvo en vigilia desde esta madrugada frente a la Fiscalía Penal, tomó esta tarde el lugar, en demanda de que se libere a las seis mujeres, reportó LaVaca en Twitter.   
 
*Con información de los portales de noticias Télam, Página12 y LaVaca en Twitter.
 
17/RED/GG

8M   Argentina   Ni una Menos   






NACIONAL
VIOLENCIA
   Bogotá y Ciudad de México donde más ocurren
6 de cada 10 mujeres ha vivido alguna agresión sexual en el transporte público
Foto: Guadalupe Cabañas
Por: Gema Villela Valenzuela
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 28/10/2016 La Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal) se pronunció y adhirió a la campaña “Ni Una Menos”, y reconoció la importancia del derecho de las niñas y mujeres a tener una vida libre de violencia para lograr su autonomía, igualdad y desarrollo, así como la responsabilidad de generar un ambiente seguro y el acceso a la justicia. 
 
El panel sobre “El derecho a vivir una vida libre de violencia” tuvo la participación de Yassmín Barrios, jueza del Tribunal de Mayor Riesgo de Guatemala quien dio seguimiento al caso de las 11 mujeres mayas q'eqchie's de Sepur Zarco en Guatemala, población en la que el Ejército Guatemalteco ejerció violencia sexual durante 40 años, como una estrategia de exterminio para los habitantes, entre 1962 a 1983.
 
La jueza explicó que este caso paradigmático cerró el 26 de febrero del 2016 con una sentencia de 30 años de prisión en contra del general Esteelmer Francisco Reyes Girón y otros elementos del Ejército de Guatemala.
 
“El cuerpo de la mujer representa el cuerpo del Estado, si se les ataca, se les humilla, se les vulnera, se vulnera también a todo ser humano y a toda la humanidad” dijo Yassmín Barrios, después señaló que con la experiencia que le dejó este caso que involucra delitos de esclavitud sexual, desapariciones, asesinatos y tortura, recomienda a todos los países asegurar el acceso a la justicia de las mujeres.
 
En su participación, la presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres Argentina, Fabiana Tuñez, habló del Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres 2017-2019 y dijo que los registros de feminicidio en ese país indican que una mujer es asesinada por violencia de género cada 33 horas.
 
Cabe mencionar que en Argentina surgió el movimiento feminista que llamó a las mujeres a realizar un paro de labores y una manifestación en espacios públicos para exigir que se atiendan los casos de feminicidio como una emergencia nacional el pasado 19 de octubre, bajo el lema “Ni Una Menos”.
 
El informe de la Cepal 2014, ubica al país de Argentina en el cuarto lugar de una lista de 15 países de Latinoamérica y El Caribe, con más asesinatos cometidos contra mujeres, después de Honduras, Brasil y México.
 
Sobre los programas de Ciudades Seguras, implementados por la Organización de las Naciones Unidas, la integrante de la Red Mujer de Argentina, Ana Falú, habló en nombre de la sociedad civil y señaló que las mujeres deben tener autonomía de sus cuerpos pero también “ciudades seguras” en donde sean libres de acoso callejero y se les brinde seguridad en todos los ámbitos (social, político, comunitario y familiar).
 
El documento “Autonomía de las Mujeres e Igualdad en la Agenda de Desarrollo Sostenible” de la Cepal indica que las niñas y mujeres son las principales víctimas de violencia en los espacios públicos, como ejemplo cita que en las ciudades de Bogotá y la Ciudad de México, 6 de cada 10 mujeres ha vivido alguna agresión sexual en el transporte público.
 
Las representantes de la sociedad civil de Uruguay, Nicaragua y Guatemala se hicieron presentes en este panel y pidieron que se incluya la despenalización del aborto como una de las recomendaciones para reducir la violencia y persecución hacia las mujeres.
 
16/GVV/LGL







INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   Miércoles Negro, convocan a marchar contra feminicidio
¡Ni una menos! consigna que sonará en varios países hoy
Imagen retomada del sitio lyfmdp.org.ar
Por: Celeste Farbman*
Cimacnoticias | Buenos Aires, Arg.- 19/10/2016 El femicidio/feminicidio de Lucía Pérez ocurrido la semana pasada en la ciudad costera de Mar del Plata, Argentina, motivó a organizar el primer "Paro Nacional de Mujeres" bajo la consigna "Si nuestra vida no vale nada, entonces produzcan sin nosotras".
 
Recién finalizaba el 31 Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario, con una participación histórica de 70 mil mujeres, cuando la idea comenzó a circular por las redes sociales.
 
Una a una, las mujeres fueron compartiendo la propuesta de organizar el primer paro de mujeres argentinas, tal como lo hicieron días atrás las polacas en protesta contra las restricciones para el acceso al aborto. En pocas horas se concretó la primera reunión de organización en la Ciudad de Buenos Aires, y se acordó que este miércoles 19 de octubre todas pararían actividades, para manifestarse contra la violencia machista.
 
Con los días llegaron las adhesiones de los sindicatos de diferentes sectores: educación, trabajadoras y trabajadores del estado; ferroviarias, entre otros; y decenas de organizaciones sociales se fueron sumando a la propuesta. El paro era un hecho.
 
El lunes pasado tuvo lugar la segunda y última reunión de organización en Buenos Aires, mientras se confirmaba que en casi todas las provincias del país se realizarían concentraciones y paros para multiplicar el reclamo en todos los rincones.
 
Mujeres de todos los colores políticos lograron acordar acciones, consignas, métodos de autocuidado y un documento que se leerá este día.
 
Uno de los acuerdos de estos días es permitir la presencia de varones en la marcha que se incorporarán al final de ésta, detrás de las mujeres. Uno de los representantes de la agrupación “Varones Antipatriarcales”, Luciano Fabbri, agregó "nosotros sólo acompañamos".
 
La jornada de paro y movilización será transmitida por la radio comunitaria De La Azotea, de la Ciudad de Mar del Plata y por el canal de televisión comunitaria Antena Negra TV a partir de las 17 horas. Entre las 13 y 14 horas (de Argentina) se llamó a realizar un apagón de redes sociales, y finalizado el cese de actividades, se compartirán las imágenes de las actividades que cada una realizó para visibilizar el reclamo.
 
Actualmente en Argentina una mujer es asesinada cada 30 horas y desde el 2008 al 2015 se registraron más de 2 mil casos de femicidio/feminicidio.
 
Cientos de acciones y mujeres manifestándose en toda la Argentina, y también en Uruguay, México, Chile, Bolivia, Francia y muchos lugares más. En este día histórico para la lucha de las mujeres latinoamericanas, se gritará muy fuerte ¡Ni Una Menos!
 
* Red de Mujeres de AMARC Argentina
 
16/CF/LGL







INTERNACIONAL
VIOLENCIA
   El problema ya está en la agenda pública
Cien mil marchan en Perú contra la violencia hacia las mujeres
Un grupo de manifestantes con cruces negras, simbolizando las víctimas de feminicidio en Perú y otros países latinoamericanos, pasan por una calle del centro de Lima, durante la multitudinaria marcha celebrada el 13 de agosto bajo la consigna “Ni Una Menos” | Foto: Noemí Melgarejo / IPS
Por: Aramís Castro*
Cimacnoticias | Lima, Perú.- 15/08/2016 Con una multitudinaria marcha, bajo la consigna “Ni Una Menos”, la sociedad peruana se pronunció contra la violencia hacia las mujeres, en lo que representa una toma de conciencia colectiva en este país, el tercero en agresiones sexuales del mundo.
 
La manifestación en Lima, el pasado sábado 13 de agosto,  acompañada por protestas en una decena de ciudades del país, surgió como rechazo a sentencias judiciales que escandalizaron por ser muy benignas con los agresores en casos de feminicidio, maltrato de varones contra sus parejas o exparejas y agresiones sexuales.
 
El caso que detonó la protesta fue el de Arlette Contreras, golpeada brutalmente en julio de 2015 por su entonces pareja, Adriano Pozo, en un hotel de la sureña ciudad de Ayacucho, en una agresión registrada por las cámaras de un hotel.
 
“Queremos justicia, queremos que esos hombres agresores, esos hombres violadores y asesinos vayan a la cárcel. Queremos que el Estado nos dé seguridad a nosotras, las víctimas”, dijo Arlette Contreras.
 
Pese a ello, a Pozo, hijo de una autoridad política de la zona, se le sentenció a solo un año de prisión suspendida, por los cargos de feminicidio en grado de tentativa y violación, debido a que operaron los  atenuantes de que estaba ebrio y actuaba por celos. Un tribunal superior ratificó el fallo el mes pasado, lo que fue calificado como “indignante” por el fiscal del caso.
 
“Queremos justicia, queremos que esos hombres agresores, esos hombres violadores y asesinos vayan a la cárcel. Queremos que el Estado nos dé seguridad a nosotras, las víctimas”, comentó Contreras a IPS durante la marcha, cuyo recorrido encabezaron víctimas y familiares, y que terminó ante el Palacio de Justicia.
 
Cifras de la Organización Mundial de la Salud y otros organismos indican que Perú es el segundo país de América Latina en asesinatos de mujeres por razón de género, además del tercero del mundo en violaciones, con la particularidad de que 42 por ciento de esas agresiones son en sus hogares y 90 por ciento de las denuncias quedan impunes.
 
 
ACUDIÓ HASTA KUCZYNSKY
 
“Basta ya”, “Fuera violadores”, “Poder Judicial, vergüenza nacional”, “Tocan a una, tocan a todas”, fueron algunas de las consignas más coreadas durante la marcha, en que participaron unas 100 mil personas, según los organizadores de la protesta surgida desde las redes sociales y sin banderas partidistas, aunque asistieron el presidente Pedro Pablo Kuczynski y miembros de su gobierno.
 
Entre los participantes hubo familias completas, incluidos padres, niñas y niños, y sobresalieron los de parientes de víctimas de feminicidio, que portaban carteles con las fotos de las mujeres muertas o la de los agresores con sus nombres.
 
“A mi hija la mató un hombre pero solo le dieron seis meses (de prisión) preventiva”, denunció Isabel Laines, quien llevaba un cártel con la imagen de su hija, y contó a IPS que viajó más de cuatro horas en autobús desde el sureño departamento de Ica, para unirse a la movilización en Lima.
 
PRESENTES, VÍCTIMAS DE ESTERILIZACIÓN
 
En la marcha también estuvieron presentes familiares y víctimas de esterilizaciones forzadas del gobierno de Alberto Fujimori, quien estuvo en el poder de 1990 al 2000. Una comisión investigadora del Parlamento calculó en 2002 que más de 346 mil mujeres fueron esterilizadas entre 1993 y 2000 contra su voluntad.
 
A comienzos de este mes, el Ministerio Público (fiscalía) archivó una denuncia contra el expresidente Fujimori y funcionarios del Ministerio de Salud de su gobierno por este caso, en otra criticada acción contra la obtención de justicia y reparación por estas miles de víctimas.
 
REDES PARA CONVOCAR
 
Las redes sociales fueron el espacio desde el que surgió la reacción ciudadana y que permitieron a las víctimas contar sus historias y conectarse con otras en su misma situación, bajo etiquetas como #YoNoMeCallo, además de la común #NiUnaMenos.
 
“Después de ver el video de Arlette (Contreras) y la indignación al ver que su agresor era liberado, un grupo nos organizamos en Facebook y empezamos a hacer un pequeño chat, una pequeña reunión”, contó a IPS una de las organizadoras de la marcha y del colectivo Ni Una Menos, Natalia Iguíñiz.
 
Tan solo en el primer semestre de este año, se registraron en el país 54 casos de feminicidio y 118 intentos, según estadísticas del Ministerio de la Mujer.
 
Las cifras también indican que todos los días se cometen 16 violaciones en el país. Y esas mismas estadísticas indican que entre 2009 y 2015 fueron muertas 795 mujeres por razones de género, 60 por ciento de ellas de entre 18 y 34 años.
 
El fenómeno se da en una sociedad hasta ahora permisiva con la violencia de género, según denuncian organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres y muestran las encuestas.
 
Un sondeo realizado por la encuestadora Ipsos en Lima antes de la marcha, mostró que 41 por ciento de las mujeres entrevistadas cree que Perú es “nada seguro” para ellas y 74 por ciento considera que vive en una sociedad machista.
 
En tanto, 53 por ciento de todos los entrevistados cree, por ejemplo, que si una mujer se pone minifalda, es culpable de que se la acose en los espacios públicos y 76 por ciento disculpa que la mujer sea golpeada por el hombre si descubre una infidelidad.
 
EN LA AGENDA PÚBLICA
 
Desde el comienzo del gobierno de Pablo Kuczynski, el 28 de julio, el tema ha entrado en la agenda pública y diferentes actores políticos ya se pronunciaron por reforzar mecanismos como la capacitación de los operadores policiales y judiciales, para que apliquen mejor las normas en caso de maltrato contra las mujeres.
 
“El problema de la violencia de género es que el silencio absorbe los golpes y no es fácil de denunciar”, afirmó el presidente antes de participar en la marcha, al igual que hicieron varios ministros, legisladores y otras autoridades.
 
Iguíñiz subrayó que la marcha representa el comienzo de una nueva manera de afrontar el fenómeno de la violencia contra las mujeres en el país y que se mantendrá la movilización ciudadana con más encuentros y actividades.
 
“Hay muchas personas, miles organizando. Aquí estamos un pequeño grupo que planteamos algunas coordenadas básicas, pero finalmente hay un montón de grupos que están trabajando en cultura, en sus barrios, en miles de acciones que se están tomando a nivel nacional: distritos, colegios profesionales, asociaciones diversas”, afirmó.
 
A su juicio, la convocatoria “ha calado tanto, por su amplitud”.
 
NI UNA MENOS, EN PERÚ Y EN EL MUNDO
 
Bajo el movimiento Ni Una Menos ya ha habido anteriores movilizaciones contra la violencia machista en otros países latinoamericanos, como Argentina, donde también hubo otra manifestación multitudinaria en la capital, en junio de 2015.
 
“Estamos en coordinación con los colectivos en otros países. Vamos a hacer una plataforma para peticiones, pero la estamos planeando hacerla a nivel regional, a nivel de todos los países de Latinoamérica”, afirmó Iguíñiz.
 
El grupo privado “Ni Una Menos: movilización ya”, en la red de Facebook que desde julio impulsó la convocatoria, tiene ya 60 mil  miembros, y fue el espacio desde el que se coordinó la marcha, a cuya tarea se sumaron después medios convencionales y organizaciones de defensa de los derechos humanos.
 
Además, centenares de mujeres que han sido víctimas de maltrato, agresión sexual o acoso laboral, comenzaron a dejar su testimonio en el espacio digital, en un proceso que va a continuar.
 
La marcha se extendió también por una decena de ciudades como Cusco, Arequipa, Libertad. Además, peruanos residentes en el exterior apoyaron la movilización con actividades en ciudades como Barcelona, Ginebra, Londres, Madrid o Washington, entre otras.
 
*Este artículo fue publicado originalmente por la agencia internacional de noticias IPS.
 
16/AC/GGQ







Syndicate content

Todos los materiales realizados por Cimacnoticias (Texto, audio, video y fotografía) son realizados sin fines de lucro, se permite su uso y reproducción siempre y cuando se cite la fuente. No se permiten modificaciones o cambios en los materiales.

Para mayor información escríbenos a: agencia.cimacnoticias@gmail.com