Patricia Ponce Jiménez

ESTADOS
SALUD
   A casi dos meses de investigar “a fondo”
SS no halla a mujeres a las que aplicaron pruebas defectuosas de VIH
Imagen retomada de notiastro2002.blogspot.mx
Por: Brisa Gómez
Cimacnoticias/AVCNoticias | Xalapa, Ver .- 15/03/2017

La “investigación a fondo” que inició el 18 de enero  la Secretaría de Salud sobre las pruebas defectuosas aplicadas en Veracruz a mujeres para detectar VIH, y que contempla la  ubicación y atención de ellas, no tiene ningún resultado. 
 
Esta situación de “muy grave”, pues esas mujeres pueden estar viviendo con VIH sin saberlo, señaló en conferencia de prensa  la fundadora del grupo Multisectorial VIH, doctora Patricia Ponce Jiménez, quien detalló que la dependencia no cuenta con registros de estas mujeres a quienes se hizo la prueba con un  “Kit de detección VIH 1&2 VIH Test”, provenientes de las 23 mil no localizadas del lote de 70 mil, distribuidas a partir de 2013.
 
En suma, dijo la doctora Ponce Jiménez, la SS incumplió con los protocolos que se deben seguir al aplicar las pruebas rápidas y se teme que incluso algunas ni siquiera fueron con consentimiento de las mujeres, como lo exige la norma.
 
Recordó que en 2013 se adquirieron 70 mil pruebas rápidas que resultaron defectuosas y sin registro sanitario, de las cuales 23 mil siguen sin ser localizadas, pese a que la Comisión Federal de Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris) inició una investigación.
 
Esas pruebas fueron compradas para el Programa de Salud Materna y si objetivo era aplicarlas a mujeres embarazadas en los centros de salud, por lo que se distribuyeron a las Jurisdicciones Sanitarias de la entidad.
 
INVESTIGACIÓN A FONDO
La Secretaría de Salud, de  acuerdo con el comunicado  del 18 de enero de 2017, inició en esa fecha la investigación, con el envío a Xalapa de nueve personas de Cofepris, repartidas en tres brigadas, “un representante de la Subsecretaría de Integración y Desarrollo y los titulares del Sistema Federal Sanitario y de la Comisión de Operación Sanitaria”. 
 
Revisarían  “los dispositivos médicos para la detección del VIH y las condiciones de atención de los pacientes” y se haría una investigación de “trazabilidad, adquisición, distribución y asignación de medicamentos”. 
 
El 30 de enero, Cofepris lanzó una alerta sanitaria, sobre el “Kit de detección de VIH que no cuenta con registro sanitario”.
 
El primero de febrero, en su comunicado 48, la Cofepris informó que se habían realizado 20 visitas de verificación sanitaria en establecimientos de salud pública y que el 24 de enero habían encontrado  46 mil 984 piezas de “Kit de detección VIH 1&2 VIH Test” en el Almacén “A” de Insumos de la Secretaría de Salud del Estado de Veracruz, sin registro sanitario, caducos “y que incumplen con toda la normatividad de etiquetado, por lo que fueron asegurados”.
 
Reportó también que la SS en Veracruz adquirió  70 mil pruebas rápidas de “Kit de detección VIH 1&2 VIH Test” en 2011, distribuidas a las 11 jurisdicciones sanitarias de la entidad desde ese año. Pero, señala, hasta entonces la SS de Veracruz no había entregado a Cofepris información sobre a localización de las  23 mil 016 pruebas restantes, por lo que se continúa con la investigación.
 
Dijo también que pidió oficialmente información sobre las mujeres a las que se aplicó la prueba rápida para “realizar las acciones de protección a la salud de los pacientes”, Estas actividades estarán supervisadas por las autoridades de la Secretaría de Salud federal.
 
Y finalmente, en el más reciente  comunicado, el 011 del 17 de febrero, hace casi un mes. La Cofepris informó sobre “los resultados de la investigación”, en donde reitera el aseguramiento de pruebas y señala que tienen un costo de 9.05 millones de pesos y que el laboratorio no fue localizado en el domicilio social registrado, por lo que se hizo una denuncia de hechos.
 
En suma, a casi dos meses de la investigación, no se ha encontrado ni la cantidad de pruebas defectuosas faltantes ni a las mujeres a la que se les aplicaron, tampoco hay procesos jurídicos en contra de los responsables.
 
ES URGENTE HALLARLAS
 
La doctora Ponce Jiménez  señala que ante la inexistencia de registros sobre las mujeres a las que se aplicaron las pruebas “se  complica el cumplimiento de la Alerta Sanitaria decretada por la Cofepris, donde se exige una búsqueda intensiva e intencionada de las personas a quienes de aplicaron”.
 
La urgencia de dar con las mujeres que fueron "testeadas" con esas pruebas es porque, en un plazo de tres años, ellas pudieron haberse embarazado en tres ocasiones, sus bebés pudieron haber muerto antes de cumplir ocho meses por los efectos del VIH en sus cuerpos, dijo.
 
También pudieron haber transmitido el virus a sus parejas sexuales y estos a su vez a aquellas personas con quienes hubieran sostenido relaciones sexuales sin protección.
 
En un cálculo básico, contemplando a una mujer, el producto de tres embarazos, tres parejas sexuales y cada uno de ellos a su vez con tres parejas sexuales más, en tres años da un cálculo de 16 personas posiblemente viviendo con VIH sin saberlo, por el resultado falso negativo que arrojara la prueba defectuosa.
 
Según la Secretaría de Salud, de las 23 mil pruebas extraviadas y que se teme hayan sido aplicadas a las mujeres embarazadas, “solo 12” pudieron dar un "falso negativo", lo que arrojaría que entonces podrían contabilizarse 192 personas afectadas por estos resultados.
 
Veracruz tiene 16 mil casos acumulados de esta enfermedad, lo que ubica a la entidad en el segundo y tercer lugar de número de reportes de personas con VIH y Sida, respectivamente.
 
17/BG/GG








ESTADOS
SALUD
   Denuncia Grupo Multisectorial VIH
En Veracruz continúa desabasto de condones femeninos y medicamentos
Imagen de Mercedes Sayagues. IPS
Por: Brisa Gómez
Cimacnoticias/AVCNoticias | Xalapa, Ver .- 08/02/2017

Pese a la situación que enfrenta Veracruz en cuanto al VIH/Sida y a la alerta sanitaria que se emitió para la entidad por el hallazgo de pruebas rápidas para mujeres embarazadas que resultaron defectuosas, en el Sector Salud continúa el desabasto de condones femeninos y de medicamentos para infecciones oportunistas que el Estado debe abastecer a pacientes que reciben atención.
 
Esto lo dio a conocer la integrante del Grupo Multisectorial VIH Patricia Ponce Jiménez, que desde hace 12 años funciona como una contraloría social en el tema de la atención a pacientes con VIH/Sida.
 
CON YUNES, TAMPOCO HAY
 
A una semana de la emisión de la alerta sanitaria emitida por la Comisión Federal de Prevención de Riesgos Sanitarios (Cofepris) para Veracruz, por el hallazgo de 46 mil 900 pruebas rápidas, de origen chino y sin registro sanitario, que daban resultados falsos, ante lo cual se estableció tomar medidas inmediatas para atender la problemática, continúan situaciones como el desabasto de estos artículos.
 
El desabasto de condones femeninos es general, dijo, tanto para repartirlos a la población, como para llevar a cabo talleres de información a las mujeres, lo cual deja en desventaja a la población femenina.
 
Los condones femeninos forman parte del cuadro básico de medicamentos que debe distribuir la Secretaría de Salud a la población. Así quedó establecido en lo publicado en el Diario Oficial de la Federación, cuyo cuadro básico, actualizado a 2014,  contempla en el apartado de “planificación familiar”, junto con el gel lubricante, el condón masculino y el dispositivo intrauterino.
 
Sin embargo, desde hace un año estos no se encuentran disponibles en el sector público en Veracruz. Y en el reciente abasto que anunció el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, tampoco se incluyó.
 
En la misma situación, dijo, se encuentran los medicamentos para enfermedades oportunistas, los cuales son entregados a pacientes que son portadores del virus de inmunodeficiencia humana y han desarrollado síndrome de inmunodeficiencia adquirida (Sida), por lo que enfrentan la presencia de enfermedades que les afectan a consecuencia de sus defensas bajas.
 
Estos medicamentos tampoco están disponibles ni han sido distribuidos a los pacientes que reciben atención del Sector Salud, a pesar del anuncio de la administración estatal de haber invertido 100 millones de pesos en compra de medicamentos para abastecer a los hospitales y clínicas del sector salud.
 
Mientras tanto dijo que existe preocupación adicional, pues continúa sin solucionarse el tema del despido del personal de los Centros Ambulatorios de Prevención y Atención en Sida e ITS (Capasits) de Poza Rica y Coatzacoalcos, donde se atienden cerca de 2 mil pacientes de VIH.
 
En el caso de Poza Rica, fueron despedidas siete personas del Capasits, que son quienes actualizan bases de datos, atienden al personal y proporcionan los medicamentos, por lo que existe el riesgo de que este grupo de pacientes ni siquiera reciban sus dosis de antiretrovirales.
 
En cuanto a Coatzacoalcos, dijo que tampoco se ha contratado a la médica que atiende a 400 pacientes de VIH en la zona sur y se corre el riesgo que ante la falta de contratación y la ausencia de pago, deje de ir a trabajar.
 
17/BG/GG
 








Subscribe to RSS - Patricia Ponce Jiménez