Violencia de Género

ESTADOS
VIOLENCIA
   La medida aplicará para las casadas con hombres de otros sitios
Mujeres de Chiapa de Corzo podrían ser multadas con 30 mil pesos
Imagen retomada del portal Chiapas Paralelo | Mujeres desplazadas de Chalchiuitán. Foto: Ángeles Mariscal
Por: Sandra de los Santos
Cimacnoticias/ChiapasParalelo | Tuxtla Gutiérrez, Chis .- 15/02/2018

Ejidatarios de la comunidad Carmen Tonapa del municipio de Chiapa de Corzo, en Chiapas, pretenden imponer una “cuota” de 30 mil pesos a las mujeres que se hayan casado con hombres que no son originarios del lugar.

En una asamblea ejidal realizada el pasado 10 de febrero, el comisariado ejidal, Eleuterio Gómez Aguilar, habló sobre la posibilidad de aplicar esta “multa” para un total de 46 mujeres que viven con sus esposos en la comunidad y que no sean originarios de la misma.

La comunidad Carmen Tonapa se fundó en 1982 con población zoque desplazada por la erupción del volcán Chichonal. Debido a la erupción unas 20 mil personas salieron de sus lugares de origen. Hay comunidades de personas desplazadas en diferentes estados y municipios.

La medida es desigual para mujeres y hombres en esta condición, pues ellas, deberán pagar la “multa” pero los varones no, aunque estén casados con mujeres de otras comunidades. Hay mujeres que llevan entre 13 años y meses de casadas con hombres de otro sitio.

Los ejidatarios que están de acuerdo con que se cobre la multa, advirtieron que en el caso de que las mujeres se nieguen a pagar la “multa” se les quitarán los servicios de agua y energía eléctrica.

De acuerdo al reglamento interno, las personas que lleguen a vivir a Carmen Tonapa –sin ser originarios de ahí- tienen que pagar una cuota de 2 mil pesos, entregar las cooperaciones de las festividades y apoyar los acuerdos de la asamblea ejidal.

En la asamblea las propias mujeres se negaron a pagar la multa por considerarla discriminatoria y por no haber una razón que justifique hacerlo; por lo que se propuso disminuir la cantidad a mil 500 pesos, a lo que ellas se volvieron a oponer.

Debido a que no llegaron a ningún acuerdo, el comisariado ejidal suspendió la asamblea y la pospuso para este sábado sábado 17 de febrero donde se volverá a discutir si se impone la multa y bajo qué condiciones.

DE LA VIOLENCIA EN LA COMUNIDAD

De acuerdo con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una vida Libre de Violencia, esta acción constituye violencia comunitaria la cual es definida en su artículo 16, como “los actos

individuales o colectivos que transgreden derechos fundamentales de las mujeres y propician su denigración, discriminación, marginación o exclusión en el ámbito público.

En su artículo 17 establece que el Estado mexicano debe garantizar a las mujeres la erradicación de la violencia en la comunidad, a través de la reeducación libre de estereotipos y la información de alerta sobre el estado de riesgo que enfrentan las mujeres en una sociedad desigual y discriminatoria y propone un sistema de monitoreo del comportamiento violento de los individuos y de la sociedad contra las mujeres.

La propia Ley de Chiapas, también reconoce la violencia en la comunidad a la cual define como “los actos individuales o colectivos que transgreden o menoscaban los derechos fundamentales de las mujeres, sobre todo aquellas de origen indígena; propiciando su denigración, discriminación,

marginación o exclusión en cualquier ámbito.

El informe de Alerta de Violencia de Género contra las mujeres para el estado de Chiapas, elaborado por el Grupo de Trabajo, reconoce que la mayoría de la población en Chiapas vive en una situación de pobreza.

Hasta el año 2012, señala el documento, el porcentaje de pobreza extrema de la población en Chiapas era del 32 por ciento, lo que equivale a 1 millón 629 mil 197 personas que vivían en esta condición y de esta población, las mujeres indígenas representaron 30.43 por ciento.

Más aún, del total de mujeres indígenas del estado de Chiapas, 73.99 por ciento vive en pobreza extrema.

18/SS/LGL

 








OPINIÓN
DERECHOS HUMANOS
   Mujer Sonora
Propicia impunidad el Poder Judicial
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Silvia Núñez Esquer*
Cimacnoticias | Hermosillo, Son.- 07/02/2018

Cual si fuera un acuerdo entre jueces y feminicidas, Sonora se caracteriza por la baja sentencia por el delito de feminicidio, a pesar de que la Fiscalía General de Justicia del estado acreditó ese delito en casi la mitad de los casos de asesinatos de mujeres.

En 2017, un total de 69 mujeres fueron privadas de la vida en Sonora, casos de los cuales 32 fueron investigados y acreditados como feminicidio por la fiscalía, con base en el Código Penal del estado de Sonora.

No obstante, solo nueve sentencias condenatorias por feminicidio fueron resueltas por jueces del poder judicial, y dos casos más fueron reclasificados a homicidios dolosos durante 2017.

Pero la baja sentencia se viene arrastrando en los últimos años como una tendencia generalizada al grado que en el sistema oral, en el año 2016, solo se produjo una sola sentencia condenatoria por feminicidio.

El problema es que si bien ha subido la cantidad de sentencias, esto no es significativo, pues de seis en 2016, solo subió a nueve en 2017.

En cuanto al feminicidio en grado de tentativa sucede algo similar. En 2017 se sentenció a tres personas en el sistema tradicional y diez en el sistema oral, a través del procedimiento abreviado.

En ambos hubo reclasificaciones. Dos en el sistema tradicional a los delitos de: homicidio simple doloso y a lesiones calificadas. En tanto en el sistema oral se reclasificó uno al delito de “lesiones que ponen en peligro la vida”.

En repetidas ocasiones hemos acudido al Poder judicial a pedir audiencia con el presidente, sin éxito, pues en ninguna ocasión ha querido recibir a las organizaciones de la sociedad civil.

Y si bien, hemos sido recibidas por otras personas relacionadas y de cierta jerarquía, se nos ha negado, por parte del funcionario, el derecho de audiencia como ciudadanas.

Y es que al menos en tres casos emblemáticos a los que hemos dado seguimiento puntual, los jueces han dilatado su resolución e incluso han puesto obstáculos para que los juicios finalicen con una sentencia que favorezca a la víctima.

El caso de Jessica Rosario Vega Borbón se viene arrastrando desde la administración anterior sin que la actual haya sido capaz de agilizar la sentencia que por feminicidio pidió la fiscalía que ha acreditado el delito cometido a principios de 2016.

Por otra parte, el caso de Diana Domínguez, asesinada y enterrada por su jefe, es lamentable, pues el juez que resolvió decidió desestimar las pruebas contundentes para condenar al responsable.

Y el último caso que es inexplicable se trata de un feminicidio en grado de tentativa en el que el agresor infligió 17 puñaladas en cabeza, cuello y cara de su pareja, perforándole la tráquea y para el cual la fiscalía estatal a través de la Vicefiscalía de feminicidios y delitos de género, pidió 20 años de prisión.

Sin embargo, el juez Francisco Jiménez Fox consideró que 20 años era excesivo, así que rebajó la pena a diez años y seis meses de prisión para el feminicida en potencia.

Todo  esto hace pensar que el poder judicial no está preparado para enfrentar el compromiso de juzgar con perspectiva de género, pues la ligereza con que trata los casos y la dilación en sus resoluciones, hacen pensar que tienen simpatía por los feminicidas.

La falta de sensibilidad y empatía con las víctimas queda de manifiesto por la frialdad con que son tratadas las familias en las audiencias.

Es entendible que los jueces deben ser y son libres para definir con base en los elementos que tengan, las resoluciones sobre los casos, sin que nadie los presione ni influya en éstas.

Sin embargo, es obligación del Estado tener una política pública en relación al cumplimiento con los tratados internacionales firmados por México, así como los postulados de las sentencias emitidas contra el Estado mexicano por la Corte interamericana de Derechos Humanos.

Todo ello parecería no figurar en el panorama de los jueces en Sonora, que han tenido la oportunidad de brindar justicia a las víctimas de feminicidio.

La mayoría nunca toma en cuenta dichas obligaciones, mucho menos las invocan. No tienen convicción de éstas por lo que no permean en sus sentencias.

Antes era la Fiscalía la institución que no hacía suya la legislación sobre feminicidio para investigar los casos y darles una resolución acorde a la magnitud del daño ocasionado.

Poco a poco ha ido aumentando la experiencia en la aplicación del Protocolo de investigación del delito de feminicidio con perspectiva de género, lo que se traduce en más casos clasificados como feminicidio.

No obstante, es el poder judicial el que se encarga de bloquear un cierre exitoso para las víctimas, como podría ser una sentencia equiparable al daño y secuelas ocasionados a la propia víctima y a sus familias.

El Poder judicial en Sonora está quedando a deber más y mejores sentencias para los feminicidas. Si no avanza en resolver los casos de acuerdo a los más altos estándares de respeto a los Derechos Humanos, pronto empezaremos a ver a Sonora en los tribunales internacionales.

La aberración que constituye dilatar o rebajar las sentencias por la más grave violación a los Derechos Humanos de las mujeres, el feminicidio consumado o en grado de tentativa, es una de las omisiones más grandes del poder judicial que se traduce en impunidad ¿Es eso lo que quiere?

*Periodista integrante de la Red Nacional de Periodistas y directora del blog Mujer Sonora http://mujersonora.blogspot.mx/

Twitter: @mujersonora

18/SN/LGL

 








NACIONAL
VIOLENCIA
   Física, verbal, psicológica…y más
   
Las distintas caras de la violencia contra mujeres en internet
Imagen retomada del Colectivo TragameLuz de Chiapas
Por: Sonia Gerth
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 02/02/2018

La violencia en internet contra las mujeres puede generar otros tipos de violencia, lo que las obliga o a autocensurarse, o a desplazarse a otros lugares, para no continuar siendo violentadas, refirieron las organizaciones integradas en la coalición Internetesnuestra.

En el informe elaborado para la Relatora sobre Violencia contra las mujeres de la ONU, Dubravka Šimonović,  y presentado recientemente, las organizaciones citan el caso de una bloguera a quien una persona le había tomado una foto debajo de su falda en un festival de música. Ella denunció los hechos con unos policías, pero éstos se negaron a tomar acción. La mujer afectada decidió contar su historia en Internet, lo que desató una oleada de odio en contra de ella.

Después de recibir amenazas personales, incluyendo algunas que identificaron su dirección o paradero, la mujer se sintió obligada a mudarse lejos. En este caso, se observan varias infracciones, como el control de la información, la omisión por parte de autoridades, el acoso y las amenazas, dice el informe.

También sirve de ejemplo de cómo la violencia en línea puede traducirse en violencia física, una de las razones por las que, dijeron las integrantes de Internetesnuestra, no se debe subestimar esta forma de agresión.

Sin embargo, las activistas se mostraron preocupadas ante la respuesta política a esta nueva forma de violencia. En muchas campañas legislativas y mediáticas, advirtieron, existe una tendencia a culpar y responsabilizar a las mujeres. Preocuparía también que a nombre de la protección de las víctimas, se restrinjan otros derechos.

Soluciones como la regulación indebida, la vigilancia sin controles o la prohibición del anonimato difícilmente ofrecerían mecanismos de reparación y garantías de no repetición, afirmaron las organizaciones, y observan efectos negativos: Estas medidas tendrían como consecuencia que las mujeres se autocensuren limitando así su derecho a la libertad de expresión.

De acuerdo con estas organizaciones en el trabajo de investigación que hicieron para la elaboración de este informe, pudieron identificar los siguientes tipos de violencia que viven las mujeres en internet.

Acceso no autorizado y control de acceso que se traduce en robo de contraseñas o programas espía; control y la manipulación de la información, por ejemplo cuando se toman fotos sin consentimiento, o el control de cuentas en plataformas digitales; suplantación y robo de identidad, por ejemplo, la creación de perfiles o cuentas falsas.

Otras formas de violencia son el monitoreo y acecho, como la identificación de ubicación  por medio de imágenes, o cámaras escondidas; expresiones discriminatorias; comentarios abusivos; discursos lesbo/homofóbicos; acoso y en este caso también es claro  observar cómo cuando se habla del tema en internet enseguida se presentan oleadas de insultos en grupo; las amenazas en mensajes, imágenes o videos, son otras formas de violencia que viven las mujeres en internet.

El informe destaca la difusión de información personal o íntima sin consentimiento; la extorsión, el chantaje, el desprestigio, como las campañas de difamación y descalificación; el abuso y explotación sexual relacionada a las tecnologías, como el enganche con fines de trata o de abuso sexual y también establecieron la categoría de “omisiones” por parte de actores con poder regulatorio, la cual se refiere a la falta de interés, reconocimiento o acción de actores con posibilidad de regular o sancionar agresiones.

El informe puede ser consultado en línea en la dirección www.internetesnuestra.mx

18/SG/LGL

 








NACIONAL
VIOLENCIA
   Organizaciones presentan informe
   
Violencia en línea contra mujeres: spam, virus, insultos, amenazas y bots
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Sonia Gerth
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 26/01/2018

Aunque cada vez son más frecuentes los casos de violencia en línea contra mujeres, aún faltan registros estadísticos que permitan conocer la magnitud de la violencia, destacaron especialistas en el tema, al presentar el informe “La violencia en línea contra las mujeres en México, presentado el día de ayer.

El documento fue elaborado por organizaciones civiles que trabajan por una red libre de violencia, encabezadas por la organización Luchadoras, para la Relatora sobre Violencia contra las Mujeres de la ONU, Dubravka Šimonović y presentado en conferencia de prensa.

En él, destaca la falta de estadísticas que permitan conocer la dimensión de esta violencia, no obstante, mencionaron que el único levantamiento que se ha hecho en México hasta ahora fue una encuesta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) en 2015, la cual señala que al menos nueve millones de mexicanas han vivido el ciberacoso.

Ya sea a través de envío de spam o virus, de mensajes con insultos o amenazas, daño por publicación de información vergonzosa, falsa, o íntima, o el envío de videos e imágenes con contenido sexual, las mujeres viven diversas violencias en línea.

“La cifra de afectadas muy seguramente es más alta”, dijo la coordinadora del informe e integrante de Luchadoras, Lourdes Barrera, ya que ante la falta de recursos legales, de atención por parte de autoridades o las empresas de internet, muchas mujeres no denuncian los ataques en su contra.

“Es importante reconocer que es una violencia real, que tiene consecuencias reales en los cuerpos, en las vidas, y en las emociones de las mujeres”, resaltó Barrera. Su organización ha detectado muchos efectos dañinos en las afectadas, por ejemplo, náuseas, dolor de cabeza, angustia, miedo, o hasta depresión. Las afectadas pensarían dos veces antes de publicar algo en Twitter o Facebook, agregó.

El informe menciona que la violencia en línea puede violar los derechos a la privacidad, a la intimidad, a la libertad de expresión, y de acceso a la justicia. Las más vulnerables son las mujeres jóvenes, entre 18 y 30 años de edad.

En el caso de imágenes intimas difundidas sin consentimiento, por ejemplo, muchas veces en lugar de apoyar a las mujeres y sancionar a la persona que difundió estas imágenes, se critica y se revictimiza a las mujeres. Por eso, una de las recomendaciones de Barrera es que las comunidades en red cambien su postura.

Los ataques contra defensoras de Derechos Humanos y periodistas son otra preocupación. La organización Artículo 19 ha observado varias tendencias preocupantes en los últimos dos años, entre ellas, el odio viral. Cuando una mujer vive una agresión en la vía pública y la denuncia en las redes, se genera una oleada masiva de odio contra ella.

Emblemático fue el caso de la periodista Andrea Noel. Después de vivir una agresión sexual en la Ciudad de México y publicar los hechos, vivió una oleada de ataques en redes sociales que incluyeron amenazas de muerte. “Existe el peligro que la violencia se pase al lado físico”, señaló el encargado de Derechos digitales, de la organización Artículo 19, Vladimir Cortés, quien participó en la conferencia.

El informe agregó en este caso que en una ocasión, estando en su casa (Andrea) sintió la luz de un láser en su frente, y en otra, un usuario de Twitter le envió una fotografía con su ubicación.

Quienes elaboraron el documento consideraron que una respuesta punitiva no puede ser la principal solución a esta problemática, ya que México tiene altos niveles de impunidad, y que la acción efectiva por parte de las autoridades encargadas de investigar y sancionar violencia contra las mujeres es “prácticamente nula”.

Otra tendencia preocupante es que ahora existen campañas organizadas de ataque, por ejemplo, de ciertos grupos, o también de los llamados bots, desde cuentas falsas automatizadas. En la mayoría de los casos, las víctimas de estas campañas fueron defensoras de tierra y territorio, o defensoras de la libertad de expresión.

Ellas también sufrieron espionaje por parte del Estado. Que se utilice este tipo de tecnología, que inicialmente tendría que ser dirigida para el combate al terrorismo, al crimen organizado, y termina convirtiéndose en una forma de atacar directamente a mujeres periodistas o activistas sería sumamente preocupante, concluyó Vladimir Cortés.

Cabe señalar que entre otros, fue espiado el hijo de la periodista Carmen Aristegui, y que una de las formas de violencia de género son las amenazas a familiares. También fueron víctimas dos abogadas defensoras de los Derechos Humanos de mujeres, Stephanie Brewer que en ese entonces trabajaba el caso Atenco, y Karla Micheel Salas que representaba a mujeres en el “caso Narvarte”.

Para este año electoral, las organizaciones advirtieron que hay que poner especial atención a la violencia política contra las mujeres. “El país quiere tener mayor representad de las mujeres, por eso se cambiaron las leyes”, indicó Erika Smith, de la Asociación para el Progreso de las Comunicaciones.

Para ella, el primer paso sería visibilizar la violencia política en línea contra las mujeres. Expresó que espera que el Instituto Nacional Electoral (INE) encuentre una manera de documentar estos ataques. “Si están hablando de la apariencia física de una persona, de su sexualidad, si están violando su derecho a la privacidad e intimidad, este tipo de cosa se puede monitorear, en cooperación con los partidos políticos”, indicó.

En su opinión, las plataformas como Twitter y Facebook, entienden la importancia de sus espacios para el debate político, pero no han hecho suficiente para contrarrestar la violencia. “No se puede suponer que si yo me lanzo a ser candidata, tengo que tragar todo lo que me pasa. Debe de ser documentado, visibilizado y cuestionado”, apeló Smith.

El informe puede ser consultado en línea en la dirección www.internetesnuestra.mx

18/SG/LGL








ESTADOS
POLÍTICA
   Patricia Azcagorta Vega acude al Instituto Electoral
   
Precandidata a alcaldía de Sonora interpone denuncia por violencia política
Imagen cortesía de Movimiento Ciudadano
Por: Silvia Núñez Esquer, corresponsal
Cimacnoticias | Hermosillo, Son.- 26/01/2018

La precandidata a la presidencia municipal de Caborca, Sonora, Patricia Azcagorta Vega, interpuso una denuncia por violencia política ante el Instituto Electoral de Sonora.

Acompañada por la coordinadora estatal del partido Movimiento Ciudadano, María Dolores del Río, la precandidata por ese partido presentó la denuncia por las agresiones sufridas a través de redes sociales, luego de que circulara un video erótico donde presuntamente ella aparece.

En entrevista  con Cimacnoticias  Azcagorta Vega refirió que en su actuación como titular del registro civil en Caborca fue evaluada con alta calificación por la ciudadanía usuaria y recordó que en 2013 le otorgaron un reconocimiento como la mejor funcionaria del gobierno del estado de Sonora.

Dijo que fue invitada por otros partidos a participar políticamente pero fue hasta finales de 2017 que decidió aceptar su ingreso a Movimiento Ciudadano con esta aspiración.

“Es lamentable que se utilicen las redes y otros medios para denostar a las personas y sus aspiraciones. Fue muy incómodo el hecho de que se empezó a especular, comentarios  muy agresivos desde cuentas falsas, la clonación y proliferación de páginas apócrifas, pero se entiende porque a quienes lo hacen, les molesta que yo quiera participar”, dijo al hablar sobre las agresiones en su contra.

Dijo confiar en que la gente de Caborca la conoce y conoce su trabajo, y si bien aseguró que sabía que al entrar a la política podría ser objeto de críticas y ataques, nunca imaginó que la agresión vendría cargada de estereotipos para sexualizarla y cosificarla.

Narró que se enteró de la circulación del video a través de gente cercana y cuando se hizo viral en todo el estado en donde se empezaron a titular notas como “Streeper quiere ser alcalde de Carborca”, entre otras.

“Se debe respetar a la gente, se dedique a lo que se dedique”, opinó.

Respecto a las fotografías personales tomadas de su cuenta de Facebook en donde aparece con ropa ajustada, la precandidata dijo “es mi cuerpo, así lo tengo y nadie debería dejar de participar debido a su físico. Yo así soy, es mi físico. Y lo que sí molesta es que me pregunten si uso mi físico para participar en política”, agregó.

Agradeció el apoyo de su partido y exhortó a las mujeres que participan en política a no quedarse calladas cuando son atacadas con cualquier tipo de violencia.

Confió en que las autoridades hagan su trabajo y den con los responsables de difundir el video y las fotografías. “Será el Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana quien lleve a cabo la investigación para establecer quiénes son los responsables de la agresión, y en su caso definir la sanción”, precisó.

El Protocolo para atender la violencia política en Sonora establece que la violencia política comprende todas aquellas acciones y omisiones –incluida la tolerancia- que, basadas en elementos de género y dadas en el marco del ejercicio de derechos político-electorales, tengan por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce y/o ejercicio de los derechos políticos o de las prerrogativas inherentes a un cargo público.

18/SNE/LGL








ESTADOS
VIOLENCIA
   Ya suman 21 marchas y protestas en diversos municipios del estado
Marchan por feminicidio de Magdalena Aguilar, en Guerrero
CIMACFoto: Raymundo Ruiz
Por: Guadalupe Cabañas, corresponsal
Cimacnoticias | Chilpancingo, Gro.- 24/01/2018

En la segunda semana del mes de enero en las redes sociales se compartía información de la desaparición de Magdalena Aguilar Romero de 28 años de edad, joven nutrióloga, madre de dos hijos, que desapareció el sábado 13 de enero del 2018 cerca de la cancha de los adobes, barrio de Guadalupe en Taxco, Guerrero.

Entre las señas particulares que se mencionaban en el post de búsqueda acompañado de una fotografía se describía  que era de complexión delgada, con 1.71 cm de estatura, cabello castaño, pómulos marcados, ojos cafés claro y grandes, cejas pobladas, tez morena clara, y de su vestimenta el día en que fue vista por última vez.

A casi 10 días de que sus familiares reportaron a las autoridades la desaparición de Magdalena, su cuerpo fue encontrado desmembrado, la mañana del lunes 22, dentro de un negocio propiedad de su ex esposo Cesar Gómez Arciniega de 36 años, a quien señalan de ser el feminicida.

FAMILIARES DENUNCIAN LA DESAPARICIÓN

La fiscalía de Guerrero informó a través de un comunicado oficial que “se tuvo conocimiento que el día 13 de enero del presente año, la víctima salió de su domicilio a las 8:30 horas al centro de salud; posteriormente, manifestó que a las 17:30 horas pasaría por sus menores hijos a casa de su ex pareja César “N”, sin embargo ya no se supo más de su paradero, hechos integrados en la carpeta de Investigación 12050410300022150118”.

“Hoy lunes se tuvo conocimiento del hallazgo de la fémina privada de la vida, localizando el cuerpo en la calle tercera de Guadalupe, en el barrio de los Adobes, en el municipio de Taxco”.

En este comunicado se informó también que personal especializado en delitos cometidos contra la mujer, se trasladaron a la ciudad de Taxco para tomar las investigaciones y deslindar las responsabilidades correspondientes.

MARCHAN EN TAXCO

Familiares de la joven asesinada acompañados de una gran cantidad de personas, sus compañeras y compañeros de trabajo, vecinos, feministas y activistas de Taxco, Chilpancingo, e Iguala,  marcharon con pancartas, veladoras y una lona por las calles de este municipio para exigir justicia.

Entre llanto, y consignas contra las autoridades estatales y del municipio, las principales avenidas empedradas de esta ciudad colonial fueron testigos de miles de voces que se alzaron una vez más por el atroz asesinato de la joven profesionista taxqueña, al grito de “!Ni una más! ¡Basta de feminicidios! ¡Alto a la impunidad! y ¡Justicia para Magda!.

Partieron de las 5 de la tarde del monumento al minero en la Garita, llegaron a las puertas del Ayuntamiento y Ministerio Público para exigir castigo para el asesino de Magdalena Aguilar Romero.

EXIGEN JUSTICIA

Saúl Aguilar Romero, hermano de la víctima, relató sobre la desaparición de su hermana el sábado 13. Acusó al Ministerio Público por no recibir la denuncia hecha ese día a las 2 de la mañana porque estaba cerrado, exigió a las autoridades encontrar el paradero de Cesar Gómez Arciniega, a quien acusa del asesinato, y de quien se ha difundido, está prófugo.

“Buenas tardes, soy Saúl, hermano de Magdalena, mi hermana desapareció el sábado pasado, 13 de enero, hicimos un reporte a las dos de la mañana en el Ministerio Público, el cual no nos quisieron recibir porque estaba cerrado, porque no había secretaria, entonces tuvimos que esperar al día de mañana (siguiente día) para que nos recibieran el reporte.

“No sé si ustedes escucharon la historia de lo que realmente pasó, mi hermana el sábado 13 a las 5:30 de la tarde fue a recoger a sus dos hijos quienes estaban con su papá, fue en ese entonces que se le vio por última vez a mi hermana, los días pasaron, creo que muchos de ustedes vieron las publicaciones que hice en Facebook donde diferentes personas se unieron para organizar esta marcha, porque  el fin era que mi hermana apareciera con vida, pero desafortunadamente el día de ayer (lunes) encontramos el cuerpo de mi hermana destazado”.

 “Exijo caiga, la policía lo encuentre y lo haga pagar”, exigió durante la marcha.

AVG SIN IMPACTO DICEN ONG

En tanto, organizaciones civiles, feministas, y feministas independientes, manifestaron en un comunicado dirigido a las autoridades de gobierno estatal y municipal, al Tribunal Superior de Justicia, a la Fiscalía del estado, a las y los legisladores que desde hace más de 5 años han denunciado la indolencia de las autoridades estatales para implementar acciones de políticas públicas para la erradicación de la Violencia Feminicida y el Feminicidio, sin tener respuesta a esta problemática social.

 “Desde el inicio del gobierno de Héctor Astudillo Flores, de igual manera mantuvimos nuestra exigencia y como respuesta hubo negación de los feminicidios y señalamientos a las organizaciones demandantes de querer inestabilizar políticamente al estado de Guerrero.”

Recordaron que por ello, solicitaron el 23 de julio del 2016 la declaratoria de la Alerta de Violencia de Género para 8 municipios (Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Coyuca de Catalán, Tlapa, Ometepec, Ayutla y Zihuatanejo) y que el 22 de junio de 2017 la Secretaría de Gobernación, previa investigación del Grupo de Trabajo con expertas nacionales y estatales, declaró la Alerta de Violencia de Género.

Sin embargo, destacaron que a 6 meses de la declaratoria ésta “no ha tenido ningún impacto ya que se continúa violentado a las mujeres en los servicios públicos, se obstaculiza el acceso e impartición de justicia y la violencia feminicida y el feminicidio se incrementa y se recrudece”.

Denunciaron que en 2017, de acuerdo con datos periodísticos documentados sobre homicidios dolosos contra mujeres con presunción de feminicidio, se registraron 219 muertes de mujeres, de los cuales según la fiscalía 13 son casos de feminicidio. En lo que va de 2018, agregaron, se documenta un feminicidio por día.

Por ello, exigieron que se cumplan las medidas que mandata la declaratoria de AVG para los gobiernos municipal y estatal y todas las instituciones involucradas “en la protección de los Derechos Humanos de las mujeres”.

18/GC/LGL








ESTADOS
VIOLENCIA
   Cajeme registra más casos de feminicidio
Sonora, tercer estado más violento para las mujeres
CIMACFoto: Silvia Núñez Esquer
Por: Silvia Núñez Esquer, corresponsal
Cimacnoticias | Hermosillo, Son.- 24/01/2018

El estado de Sonora se ubicó en 2017, en el quinto lugar del país en feminicidio, con una tasa de 2.13, muy por encima de la media nacional que fue de .06 por cada 100 mil, de acuerdo con datos del reporte “Información delictiva y de emergencias con perspectiva de género” del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El reporte consultado por esta agencia destaca que el municipio de Cajeme aparece en tercer lugar de entre los cien municipios con mayor incidencia de feminicidio. Al 31 de diciembre de 2017, se registraron 13 casos de feminicidio, mientras que su tasa fue de 5.59 por cada 100 mil.

Cabe recordar que en 2015, las organizaciones civiles solicitaron la Alerta de Violencia de Género (AVG), sin embargo ésta se rechazó con el argumento de que “no había elementos para declararla”.

En lo que concierne a los llamados “incidentes”, derivados de las llamadas de emergencia a la línea 911, Sonora se coloca en primer lugar en Violencia familiar con 82 mil 331 llamadas. Mientras, la tasa de violencia familiar por cada 100 mil mujeres, conserva a Sonora en primer lugar con 5 mil 470.9.

En tanto las llamadas de emergencia con “incidentes” de violación colocan a Sonora en el séptimo lugar nacional con 168 casos de enero a diciembre de 2017.

Esos eventos de violación reportados al 911, indican que la tasa por cada 100 mil mujeres eleva a Sonora al sexto lugar nacional con 11.2, en tanto la nacional es de 5.7.

Los incidentes reportados al 911 incluyen violencia contra la mujer, abuso sexual, acoso u hostigamiento sexual, violación, violencia de pareja y violencia familiar.

Por otra parte, el homicidio doloso contra mujeres, clasificado así por las autoridades investigadoras y juzgadoras, tuvo una incidencia de 37 casos, que sumados a los 32 casos de feminicidio  reportados en el informe, hacen un total de 69 asesinatos de mujeres durante 2017.

El informe sobre violencia contra las mujeres da cumplimiento al acuerdo 04/XLII/2017 del Consejo Nacional de Seguridad Pública (CNSP) con el objetivo de poner a disposición del público en general en una sola plataforma, datos estadísticos sobre el tema.

Las cifras se obtienen de la incidencia delictiva reportada por las procuradurías y fiscalías de los estados, mientras que los incidentes de violencia contra las mujeres, son tomados de los registros de los Centros de atención de llamadas de emergencia en las entidades federativas.

Todo lo relativo a incidencia delictiva es tomado con base en denuncias presentadas o tomadas de oficio, y a partir de este año se publicará un reporte actualizado cada día 25 de cada mes.

El reporte de violencia contra las mujeres del SESNSP puntualiza que la información es resultado de una nueva metodología para el  registro y clasificación de los delitos y las víctimas, la cual está alineada con la Norma Técnica para la clasificación nacional de delitos del fuero común para fines estadísticos y al catálogo de delitos, publicados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De igual forma, especifica que la contabilidad del delito de feminicidio se realiza conforme a su tipificación en las 32 entidades federativas.

No obstante, en su apartado V, hace notar la obligatoriedad de las autoridades ministeriales de toda la república de seguir puntualmente los protocolos de investigación del delito de feminicidio, pero no así el registro como tal en el sistema que este 20 de enero se dio a conocer.

18/SNE/LGL








ZONA DE REFLEXIÓN
VIOLENCIA
   Zona de Reflexión
Sacar la basura del patriarcado
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Lucía Lagunes Huerta*
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 22/01/2018

A raíz de la denuncia masiva a través de la campaña #MeToo, han surgido opiniones que señalan que las mujeres exageran y confunden cualquier acercamiento masculino con acoso. El cuestionamiento se centra en la palabra de las víctimas, quienes como nunca antes, han tenido la posibilidad de expresarse.

Uno de los argumentos colocados es que las mujeres confundimos acoso y seducción, esto debido a la torpeza masculina para manifestar sus intenciones. Las mujeres saben y ellos también, cuando se acosa y cuando no. La supuesta confusión entre acoso y seducción torpe, es un viejo argumento usado por los acosadores, precisamente para descalificar la palabra de sus víctimas.

Frases como “yo sólo quería ser cortés” “ella mal interpreta” “no fue mi intención”, son recurrentes cuando los acosadores son evidenciados. El reto siempre ha sido que la palabra de las víctimas tenga validez.

Otra argumento para tratar de descalificar el movimiento #MeToo, es que se ha desatado una “cacería de brujos” en donde las mujeres señalan a hombres inocentes que no tienen posibilidad de defensa.

El derecho a la defensa, ha sido un largo camino que las mujeres han tenido que recorrer y no está del todo ganado.  Cuando las mujeres se defienden se les suele acusar de excederse. Recuerdo los casos de Claudia Rodríguez Ferrando (1996) o Yakiri Rubio (2013), mujeres que para defenderse de su violador, hicieron uso de la legítima defensa causando la muerte de éstos. Ambas fueron encarceladas, juzgadas, y ambas salieron bajo el cargo de “exceso de legítima defensa”.

También se ha dicho que las mujeres que se han sumado a la denuncia del acoso quieren venganza, no justicia. Históricamente las mujeres, y especialmente las víctimas de delitos sexuales, lo que han demandado ha sido justicia. Y para lograrlo, han tenido que transformar conceptos añejos que las culpabilizan, y han creado otros, para acercarse al sueño de la justicia que el sistema de justicia masculino les ha negado.

Recordemos que en el año 1994 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) decidió que cuando un marido obligaba a su esposa a tener sexo con él, no era un delito sino el “ejercicio indebido de un derecho". Echarlo atrás costó once años.

En 2005 la SCJN determinó que por supuesto dentro del matrimonio podría existir el delito de violación, el cual ocurre cuando se obliga a tener sexo, usando la violencia física o moral.

Y aclararon que al reconocer este delito, se protege “el derecho de las personas a la autodeterminación sexual, lo cual implica la libre disposición de su cuerpo, y el derecho a decidir cuándo y con quién tener relaciones sexuales”.

Se ha dicho que quienes se suman al movimiento #MeToo son moralinas o conservadoras. El derecho a decidir sobre el cuerpo ha sido una de las demandas más libertarias de las mujeres.

Por ejemplo, en México hasta hace 30 años algunos Códigos Penales mantenían la exigencia para la víctima de violación de castidad, una forma honesta de vivir, y tener buena reputación.

En México, según datos del Colegio Jurista, 1.4 millones de mujeres viven acoso dentro de su trabajo, pero sólo 40 por ciento decide denunciarlo por miedo o desconocimiento de cómo actuar en ese tipo de situaciones; 90 por ciento de las afectadas prefiere buscar otro empleo, según información del Instituto Nacional para las Mujeres.

POR QUÉ HA MOLESTADO TANTO ESTE MOVIMIENTO MASIVO

No es no, han insistido en miles de formas las mujeres al hablar de la violencia sexual en cualquiera de sus expresiones.

Antes de defender a quienes durante milenios han gozado del privilegio de la impunidad y del pacto de silencio, fortalezcamos las condiciones para que las mujeres puedan denunciar sin el temor a ser linchadas.

Tal vez lo que más molestó es que se sacó la basura que estaba bajo las alfombras del patriarcado y se dejó al descubierto que frente a la violencia machista romper el silencio y denunciar al agresor no sólo libera, sino que sana y empodera.

¿Qué es lo que más molesta? ¿Qué se señale y se nombre a los acosadores, violadores y hostigadores? ¿Qué se les ponga nombre y descubramos que lejos de ser unos sicópatas son hombres comunes, que conviven con nosotras todos los días?

La basura que sacó –del mundo privado- el movimiento #MeToo, fue la violencia machista para ponerla a plena luz, hacerla asunto público, donde el centro del escrutinio son los agresores, esos que decidieron un día usar su poder para satisfacer su deseo sin que nada les pasara porque la complicidad y la impunidad estaba de su lado.

Lo que el movimiento #MeToo cuestiona es el sistema que permite que los hombres acosen. Un sistema que ha privilegiado el deseo masculino y lo ha puesto por encima de la decisión de las mujeres.

Es decir, cuestiona las condiciones que le permiten a cualquier hombre acosar, hostigar y agredir a una mujer. Hacerlo, es una decisión personal.

Sí, existe un desprestigio hacia los hombres, pero no hacia todos. El desprestigio es sobre aquellos que acosan, que violentan a las mujeres y sobre aquellos que con su silencio aceptan la agresión, sobre aquellos que prefieren mirar para otro lado cuando otro hombre está violentando a una mujer.

Tal vez lo que más molesta al patriarcado es ver herido uno de sus pilares, la excusa para la violencia masculina basada en una supuesta incapacidad de controlar sus emociones. Ese tiempo se acabó, y hoy cada uno tendrá que rendir cuentas por el abuso cometido contra las mujeres.

*Periodista y feminista, directora general de CIMAC.

Twitter: @lagunes28

18/LLH/LGL








ESTADOS
VIOLENCIA
   Exigen justicia y acciones del gobierno para terminar violencia
Cientos de chiapanecas salen a las calles a marchar contra feminicidio
Imagen retomada del portal Chiapas Paralelo | Foto: Joselin Zamora
Por: Sandra de los Santos
Cimacnoticias/ChiapasParalelo | Tuxtla Gutiérrez, Chis .- 19/01/2018

“Justicia, Justicia, Justicia” gritaron frente a Palacio de Gobierno del estado, unas mil voces que se unieron ayer en la capital de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, para exigir a las autoridades de los diferentes niveles de gobierno acciones efectivas para disminuir la violencia en contra de las mujeres.

La tarde de ayer, cientos de personas marcharon del parque de la Juventud a Palacio de Gobierno para condenar el feminicidio de la joven Gloria Castellanos Balcázar, quien fue encontrada asesinada el pasado martes 16 de enero.

Familiares de Gloria Castellanos encabezaron la marcha así como las familias de otras jóvenes que han sido víctimas de feminicidio en el estado.

La manifestación ha sido la más numerosa en comparación de las otras  marchas que se han realizado en la misma capital  para condenar la violencia en contra de las mujeres.

La mayoría de las y los manifestantes vistieron de negro, en señal de luto, realizaron una ofrenda en la entrada principal de Palacio de Gobierno, en donde colocaron veladoras y flores.

En Chiapas desde noviembre del 2016 se declaró la Alerta de Violencia de Género (AVG) para siete municipios y se pidieron acciones urgentes para los municipios que conforman la región Altos de Chiapas.

Hasta el momento el gobierno del estado y los municipios, donde se declaró la Alerta, no han informado el recurso que han invertido para las políticas públicas y acciones urgentes afirmativas que debieron de ejecutar por la declaratoria.

El gobernador del estado, Manuel Velasco Coello ni siquiera ha reconocido de manera pública la declaratoria de AVG que obliga a los diferentes niveles de gobierno a implementar de manera inmediata acciones que garanticen una vida libre de violencia para las mujeres.

Las y los manifestantes urgieron a los tres niveles de gobierno realizar acciones en contra de la violencia hacia las mujeres así como castigo inmediato para los feminicidas.

Durante la manifestación se leyó el siguiente pronunciamiento:

“En Chiapas las mujeres caminamos en la oscuridad, en la desolación, en la impotencia. Tal parece que estamos solas, que nos han abandonado.

La AVG se declaró en nuestro estado en noviembre del 2016, y sin embargo, desde entonces a la fecha han ocurrido 258 muertes violentas de mujeres, según datos del Observatorio Feminista contra la Violencia hacia las Mujeres en Chipas.

¿Qué necesitamos hacer? ¿A quién pedir ayuda? ¿Quién va a salvarnos de ser asesinadas de regreso a casa?

Hoy nos sentimos rotas, con el alma profundamente lastimada por la muerte de Gloria Castellanos Balcázar, por ella y por Viridiana, Maricarmen, Gabriela, Kimberly, Ruby, Lucrecia, Manuela, Yuri, Ángela, Blanca, Rita, y por todas las asesinadas cuyo único pecado era ser mujer.

Pero también compañeras y compañeros, es necesario que dejemos de reproducir ideas equivocadas, ideas que perpetúan la responsabilidad de la víctima y justifican al agresor. ´Llevaba minifalda, iba tomada, andaba sola, le gustaba la fiesta, era noviera´, son comentarios que construyen nuestro imaginario colectivo, estableciendo mitos que alimentan nuestra imaginaria realidad, cuando la realidad es que las mujeres somos libres de vestir como queramos, de ir de fiesta, de sentir y dar amor a quien así decidamos, somos libres de transitar a la hora y en donde queramos, sin que estos derechos sean motivo para terminar violadas y asesinadas en el fondo de un pozo.

La formación de las futuras generaciones está en nuestras manos, dejemos de perpetuar la idea de que somos las mujeres las que nos tenemos que cuidar de los hombres, y mejor enseñémosle a los futuros hombres a respetar la vida y la dignidad de una mujer, porque de las 220 muertes violentas de mujeres registradas en 2017, todas fueron perpetradas por un hombre.

La sociedad en Chiapas está en duelo permanente por los feminicidios, por lo que urge un cambio de cultura, urge fomentar una cultura de respeto hacia la mujer, urgen acciones contundentes por parte de las autoridades, que la AVG declarada en nuestra entidad no sea solamente un discurso. Que el gobierno entienda que estamos hartas de esta inseguridad, estamos indignadas, nos sentimos impotentes, estamos hartas de su omisión y su desdén.

Seguiremos luchando y saldremos a las calles a protestar cuantas veces sea necesario, por nosotras, por nuestras amigas, por nuestras hermanas, por nuestras hijas, anhelando que un día dejemos por fin de caminar sin el miedo a ser la siguiente. Mientras ese día llega, seguiremos exigiendo ¡justicia, justicia, justicia!

18/SS/LGL

 








ESTADOS
VIOLENCIA
   Convocan a marcha por caso de Gloria Castellanos Balcázar
En menos de un mes, Chiapas registra 4 casos de feminicidio
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Sandra de los Santos, corresponsal
Cimacnoticias | Tuxtla Gutiérrez, Chis .- 16/01/2018

En Chiapas se han registrado cuatro casos de feminicidio en los primeros 15 días de este 2018 de acuerdo a datos del Colectivo de Mujeres (Colem), quien lleva un registro con base en la información reportada en los medios de comunicación.

En Tuxtla Gutiérrez se ha registrado el último caso así como una tentativa de feminicidio. En Tapachula, Arriaga y la región Altos de Chiapas, se registraron los otros tres casos, de acuerdo con información de la abogada Martha Figueroa, directora del Colem.

En el 2017 el mismo Colem  registró 120 muertes violentas, 16 menos que 2016. El último caso registrado es el de la joven Gloria Castellanos Balcázar, cuyo cuerpo fue localizado la madrugada de este martes en la capital del estado.

De acuerdo a un comunicado de la Procuraduría General de Justicia del estado, las primeras investigaciones, señalan que la joven de 24 años de edad fue reportada por sus familiares como desaparecida en las primeras horas del 13 de enero, luego que perdieran comunicación con ella.

La madre de la víctima reveló que alrededor de las 15:15 horas del viernes 12 de enero, la joven salió de su domicilio ubicado en la colonia La Lomita, de Tuxtla Gutiérrez, a bordo de una camioneta Honda CRV modelo 2014 en color blanco y placas del estado de Chiapas.

Gloria le avisó que iría a recoger unas bases de pirotecnia en un salón de eventos ubicado en la colonia Mactumatzá, sin embargo, al regresar a su casa la madre se percató de que su hija no se encontraba ahí por lo que trató de comunicarse con ella pero no tuvo respuesta.

La madrugada de este martes fue localizado el cuerpo sin vida, en un pozo con una profundidad aproximada de 20 metros, en un terreno baldío ubicado a 100 metros del salón de fiestas a donde acudió la joven la tarde del viernes. La camioneta de la víctima se encontró abandonada sobre la novena sur y 13 poniente de la capital del estado; y detuvieron a Carlos “N” por su probable responsabilidad en este delito.

La indagatoria, la cual se sigue como feminicidio, señala que el imputado habría ayudado al autor material a desaparecer el cuerpo, el cual ingresó a un recipiente de basura para luego llevarlo al pozo. Al realizar la pericial en criminalística de campo, en el salón de fiestas se ubicó el recipiente de basura al que se le realizó la prueba de luminol la cual se practica para determinar rastros de sangre, y dio un resultado positivo.

Por su parte, Carlos “N” afirmó que la tarde del viernes ayudó al vigilante del salón de fiestas a trasladar un bote de basura hasta un terreno baldío, aunque refirió no saber el contenido del mismo.

En Chiapas desde hace más de un año se declaró Alerta de Violencia de Género (AVG) en siete municipios, en donde continúan registrándose casos de feminicidio.

Hasta el momento el gobernador del estado, Manuel Velasco Coello, no ha reconocido de manera pública la declaratoria de AVG y tampoco ha señalado las acciones que se están haciendo como respuesta a esta medida.

Para mañana se tiene prevista una marcha a las 5 de la tarde, hora local, que partirá del Parque de la Juventud.

De acuerdo con el Informe “La Violencia feminicida en México, aproximaciones y tendencias 1985-2016” de ONU Mujeres, en Chiapas la tasa de defunciones femeninas con presunción de homicidio en 2016 fue de 2.9 por cada cien mil mujeres, cuando la media nacional fue de 4.4.

18/SS/LGL








Pages

Subscribe to RSS - Violencia de Género