PGJCDMX

MUJERES CAUTIVAS
DERECHOS HUMANOS
   MUJERES CAUTIVAS
   
La deuda del patriarcado de la Procuraduría de Justicia con las mexicanas
Especial
Por: Teresa Ulloa Ziáurriz*
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 10/07/2017

El pasado sábado 24 de junio, vimos con sospecha la renuncia del Procurador General de Justicia de la Ciudad de México, autor de la historia más oscura y machista por la que ha cursado esta institución, supuestamente una institución de buena fe, encargada de la persecución del delito.
 
REVICTIMIZACIÓN DE QUIEN ACTUÓ EN DEFENSA PROPIA
 
Sin embargo, la administración de Rodolfo Ríos Garza se caracterizó por un ejercicio profundamente patriarcal del derecho, con una profunda revictimización de las víctimas de delito, como el caso Yakiri, que por defenderse de sus violadores pasó tres meses en el Reclusorio cuando sus actos fueron en defensa propia, igual que el caso de Itzel que vivió un mes de incertidumbre hasta que gracias a la presión de los medios se logró que la Procuraduría General de Justicia determinara que sus acciones fueron en defensa propia.
 
REVICTIMIZACION DE VICTIMAS COLOMBIANAS
 
Un sábado en la colonia Nápoles, la modelo colombiana, Stephanie Magón, fue encontrada sin vida luego de caer de un cuarto piso. Sin embargo, se descubrió que sufrió múltiples golpes que le causaron diversos traumatismos y lesiones graves que le provocaron la muerte.
 
Sin embargo, ya antes, otras dos colombianas también perdieron la vida de manera similar.
 
Diana Alejandra Pulido era una joven cantante colombiana de 27 años que murió tras caer desnuda desde el séptimo piso de un edificio de la Unidad Habitacional Parques Polanco. Aunque se habló de homicidio y no de feminicidio, testigos aseguran que la oyeron gritar por ayuda antes de caer al vacío. Su caso sigue sin aclararse.
 
El caso de Mile Virginia Martin, por su parte, causó gran revuelo. La colombiana de 31 años fue una de las cinco víctimas asesinadas en la colonia Narvarte donde también perdió la vida el fotoperiodista, Rubén Espinosa. Por desgracia, Mile fue tratada con prejuicios por la Procuraduría capitalina, por el sólo hecho de ser colombiana. Edecán, modelo y colombiana, parecieron ser sinónimos de ‘narco’ para algunas autoridades que se ensañaron con la víctima más que con los demás fallecidos.
 
ASESINATO TUMULTUARIO EN LA NARVARTE
 
Como dio cuenta la Revista Expansión, la muerte del fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril y cuatro mujeres en la colonia Narvarte de la capital mexicana activó una investigación de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.
 
El multiasesinato de cuatro mujeres y un hombre se registraron en un departamento ubicado en la calle Luz Saviñón de la colonia Narvarte, en el centro de la Ciudad de México.
 
"Los cuerpos de las víctimas, que fueron localizados en las recámaras y el baño del departamento, presentaban, cada uno, una herida de disparo de arma de fuego, calibre 9 milímetros, en la cabeza; así como algunas escoriaciones en diversas partes del cuerpo, presuntamente originadas por el forcejeo”.
 
Además gracias a la presión social "activó los protocolos de Homicidio y Feminicidio, así como el de Atención a periodistas".
 
Una fuente de la policía, citada por AFP, indicó antes que las personas estaban maniatadas con cinta adhesiva y con presumibles huellas de tortura.

OTRO CASOS RELEVANTES
 
El otro caso relevante es el del exdirigente del PRI, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre porque se le protegió y exoneró cuando contrataba edecanes como asistentes administrativas, pero que en realidad las prostituía; pero movió sus influencias para que el caso se mantenga en la impunidad, aunque todavía queda vivo un recurso de revisión, pero que no dudamos será un caso que llegará a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.
 
Otro caso paradigmático es el caso de Mireya y sus hijas e hijo que fueron abusados sexualmente por su padre y que los peritajes de la PGJCDMX ocultaron este hecho al Tribunal de Justicia de la CDMX. Este es un caso paradigmático en las barbaridades que la PGJCDMX y su sistema de auxilio a víctimas ha cometido, auténticas violaciones a los Derechos Humanos de las niñas y niños.
 
Y lo mismo sucedió con el Caso de Lesvy, quien alegaba la PGJCDMX, que se trataba de un suicidio cuando en realidad era un feminicidio.
 
Y como estos, hay miles de casos iguales, donde prevalece la revictimización, la filtración de detalles de la investigación y culpabilizar a las víctimas de su propia victimización.
 
Lo más preocupante fueron los buenos deseos del Jefe de Gobierno para Rodolfo Ríos Garza, donde le deseó el mayor de los éxitos en las nuevas responsabilidades que va a sumir, si es que se les ocurrió que sería el nuevo Jefe de Gobierno, parece que se olvidó que las mujeres somos 53 por ciento del padrón electoral de esta Ciudad.
 
Lo que nos preocupa es que se conserve intacta la estructura de la PGJCDMX y no haya cambios en la procuración de justicia a favor de las mujeres.
 
*Directora Regional de la Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas en América Latina y el Caribe (CATWLAC, por sus siglas en inglés).
Twitter: @CATWLACDIR
Facebook: Catwlac Directora
 
17/TUZ








NACIONAL
DERECHOS HUMANOS
   Familiares de víctimas más unidos y fuertes
   
El caso Narvarte; dos años muerto en la PGJCDMX
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Lucía Lagunes Huerta
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 03/08/2017

Hace 733 días que la vida de cinco familias cambió. Cinco familias desconocidas entre sí, que hoy forman una familia más grande, la del caso Narvarte.
 
Sus lazos se tejieron a lo largo de un litigio que no concluye por la dilación de las autoridades de procuración de justicia de la Ciudad de México.
 
La exigencia de justicia para Nadia Vera, Yesenia Quiroz, Mile Morales, Alejandra Negrete y Rubén Espinoza, es el lazo más fuerte. Luchan contra el olvido y por la verdad de lo que ocurrió el 31 de julio del año 2015 en un departamento de la Colonia Narvarte.
 
Como lo define la madre de Yesenia, Indira Alfaro Hernández, “somos la voz y somos parte del alma de ellos, pedimos justicia, (porque) cuando haya justicia ellos también van a descansar y ser libres”.
 
En una entrevista colectiva con Cimacnoticias, Indira Alfaro Hernández, madre de Yesenia; Perla Patricia Espinoza, hermana de Rubén y Fredy Morales Martín, hermano de Mile, repasan lo que han sido dos años en busca de la verdad y los compromisos asumidos el día martes por el nuevo procurador  Edmundo Garrido y la Secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, Patricia Mercado.
 
La tristeza se mezcla con la indignación de “dos años en que no hay un avance (en la investigación) y no hay justicia” dice Indira Alfaro.
 
“Pareciera que estamos en el punto de partida, como si en estos dos años no hubiéramos sabido nada, como si hubiera estado muerto el caso”, agrega Patricia  Espinoza.
 
La esperanza, coinciden Indira, Patricia y Fredy, es la recomendación de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) y los compromisos asumidos el martes pasado con el procurador Edmundo Garrido y la Secretaria de gobierno Patricia Mercado.
 
Y no es que sean inocentes y crean a ciegas, las autoridades nuevamente están a prueba y la próxima semana verán qué tanto pesan las palabras dichas, cuando les entreguen el expediente completo, las grabaciones de seguridad pública completas, sin edición.
 
Están claras que el letargo de la Procuraduría de la Ciudad de México se debe  al ocultamiento -explica Indira-  y a la negligencia, remata Fredy.
 
Para Patricia Espinoza no es que haya “en realidad un cambio. No. El hecho de que una tercera instancia como la CDHDF saque una recomendación nos viene a apoyar de que se vean como víctimas y que alguien más les vino a decir que la investigación está mal hecha y que la investigación no es clara”.
 
La esperanza también está en la disposición que dijo tener el nuevo procurador sobre la aceptación de la recomendación.
 
“A  todo nos dijo que sí (el procurador), que iba a colaborar, que había la disponibilidad y que los recursos a su mando los iba a poner a disposición de los abogados, para que la investigación cogiera un nuevo rumbo y se diera fin a la investigación que es lo que queremos que se sepa, la verdad”, explica Fredy, el hermano de Mile, quien vino desde Colombia para esta reunión.
 
Para Patricia Espinoza la voluntad expresada el día martes, debe demostrarse en los hechos. “Que nos demuestren que sí podemos confiar por primera vez en ellos, porque la disposición y voluntad la manifestaron (hace dos años). Nos dijeron que iban a llegar al final del caso y dos años después no tenemos nada. Esperamos que la voluntad que dijeron ayer sea sincera y que de verdad hagan su trabajo”.
 
- Lucía Lagunes Huerta (LLH): ¿Por qué creerles?
 
- Patricia Espinoza (PE): Pensamos que hay que darle el beneficio de la duda, el primer paso que él dijo (el procurador) es tener acceso al expediente, tener las copias completas y tener acceso a los videos completos, porque hasta ahora hemos visto una película editada, donde nos han mostraron los hechos a conveniencia. Todas las víctimas no tenemos una certeza de lo que ocurrió ahí.
 
Dos años después no todos los familiares han podido tener acceso al departamento donde fueron torturadas y asesinadas las cinco personas, hasta ahora solo la mamá de Yesenia y la mamá de Nadia, han podido entrar”. Fredy el lunes conoció  el edificio de Luz Saviñón y Patricia entró el domingo al edificio.
 
“Le pedí permiso a unos vecinos para acercarme al menos a la puerta donde  fue el último día donde estuvo mi hermano. No soy perito, ni investigadora, ni policía, pero mi sentido común me dice que forzosamente alguien escuchó, alguien vio algo. A mi me vieron cuando entré al edificio, la puerta no está forzada. Hay un ocultamiento, muy grande”, afirma Patricia Espinoza, hermana de Rubén.
 
“Cinco balazos hace harto ruido para que nadie se dé cuenta, y las torturas que tuvieron, (seguro) gritaron, cada uno conocemos a nuestro familiar y tenemos la certeza de que no lo permitieron (las torturas), que trataron de defenderse”, asegura Fredy.
 
Aún cuando Mirta, la mamá de Nadia Vera, se ha alejado ante el maltrato y la desconfianza hacia la procuraduría, sigue atenta a través de los otros familiares y de la abogada Karla Micheel Salas Ramírez, quien los representa legalmente. La familia de Alejandra, señalan, fue cooptada por las autoridades usando los programas sociales.
 
-LLH: ¿Se superó la criminalización y desprestigio de las víctimas?
 
- PE: “No se supera, es algo que te queda ahí. Desafortunadamente lo manejaron a nivel mediático y la ciudadanía que sigue creyendo en estas autoridades, que no le ha pasado lo que nosotras vivimos, les creen. Nos podemos encontrar con personas que nos dicen tú para que lo haces (exigir justicia) si tu hermana era esto, si tu hermano estaba en problemas de drogas.
 
“Pero ayer lo pensaba, hemos hecho una red como de familia, a pesar de que no esté Alejandro o la mamá de Nadia nos sentimos un todo, tenemos a lo mejor poca comunicación o mucha, tratamos de apoyarnos y entrelazarnos Ninguna de las cuatro y mi hermano, son culpables de nada. En un principio las autoridades quisieron seccionar echando las culpas a unas y otros”.
 
“Un mensaje claro es que las familias nos unimos por esta desgracia, somos parte de una gran familia. Nos estamos haciendo fuertes y nos damos impulso para seguir. Ojalá que la sociedad entendiera que cuando no nos toca vemos las cosas bien superficiales”.
 
“Una amiga que estuvo en el momento que me avisó de mi hermano, ella me dijo que tenía que estar consciente que desde este momento mi vida iba a cambiar. Desgraciadamente esto nos vino a cambiar la vida y a tener otra visión. Ellos sembraron semillitas ahora tenemos raíces para cobijarnos”.
 
- LLH: ¿Qué es justicia?
 
- Indira Alfaro (IA): “Saber la verdad y limpiar la memoria que se encargaron de manchar…La verdad de por qué los asesinaron, por más dura que sea, necesitamos saber por qué les asesinaron, porque así.
 
- Fredy Morales (FM): Hubo mucha discriminación, fue muy fuerte para nuestra familia, para mis pequeños. Eso llegó a las redes. Faltó más tacto del gobierno, debió de haber confirmado, investigado para haber dado su versión, llevamos dos años y no sabemos cuál es la verdad.
 
La ausencia pesa para cada una de estas familias. “Hace falta la persona, se extraña mucho, es fuerte… el vacío” narra Fredy al referirse a Mile.
 
Y agrega: “Han pasado dos años sin que haya justicia. Dicen que duele menos al pasar el tiempo, al contrario, para mi duele más porque ahora ya me doy cuenta que ya no va a regresar, es aceptar que está muerta, que ya solo van a quedar los recuerdos y las últimas palabras que ella me dijo a minutos de que la asesinaran”.
 
Ahogando el llanto, Indira recuerda la llamada de Yesenia en la cual le aseguró que estaba bien y le pidió que se cuidara.
 
“Es como la marea, te revuelca pero se tiene que levantar uno, estar firme porque somos la voz y somos parte del alma de ellos que estamos pidiendo justicia y cuando haya justicia ellos también van a descansar y ser libres”.
 
Que no se olvide, exigimos saber la verdad saber qué paso, quiénes están involucrados, que sea firme esta investigación y que no nos digan que estos tres detenidos quedan libres por falta de elementos y que ya no hay nada que hacer. Que se llegue hasta sus últimas consecuencias.
 
17/LLH








Subscribe to RSS - PGJCDMX