maquilas textiles en Aguascalientes.

ESTADOS
LABORAL
   Violan derechos laborales
   
Cansadas y enfermas laboran trabajadoras de maquila en Aguascalientes
Imagen retomada de losandes.com.ar
Por: Montserrat Antúnez Estrada
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 01/12/2017

Problemas urinarios y digestivos, dolor de articulaciones, de cabeza, cuello y estrés, son las principales afectaciones que sufren trabajadoras textiles de Aguascalientes como consecuencia de su labor en maquilas extranjeras, y aunque están aseguradas por sus empleadores, no reciben la atención médica necesaria.

Así lo denunció en entrevista con Cimacnoticias la coordinadora del Colectivo Raíz, Sara Montes Ramírez, quien junto con otras defensoras de los derechos laborales documentó, a través de entrevistas, el estado de salud de 132 trabajadoras y extrabajadoras textiles de una empresa extranjera que opera en Aguascalientes y que al año confecciona 9 millones de pantalones de mezclilla para exportarlos.

En la maquila las mujeres manipulan telas pesadas, cosen en posiciones incómodas y operan maquinaria durante más de 10 horas durante 5 días de la semana, es decir, laboran 50 horas con 30 minutos semanalmente. Para confeccionar una sola prenda las trabajadoras deben realizar hasta 2 mil movimientos.

Como consecuencia de ese trabajo 89 por ciento de ellas afirmaron sentirse agotadas, 80 por ciento sufrir ansiedad, 72 por ciento dolores en articulaciones, mientras que dolores de cuello y cabeza fueron presentados por 70 y 62 por ciento de las trabajadoras, según consta en el informe “Mujeres, trabajo y salud laboral” del Colectivo Raíz. Destaca que todas las entrevistadas presentaron al menos una vez alguno de estos padecimientos.

Los casos  más frecuentes (65 de los 132, es decir 49 por ciento) se presentaron en las mujeres que operan manualmente maquinaria o realizan actividades manuales, ahí las trabajadoras dijeron sentirse principalmente agotadas, presentar problemas digestivos y dolores de cabeza y cuello.

El estudio, mencionó Sara Montes, permite visibilizar las condiciones precarias en las que laboran las mujeres en las maquilas textiles, pues sus sueldos apenas ascienden a los 97 pesos diarios y en promedio suelen ganar 531 pesos semanales. Para obtener más ganancias les ofrecen dinero por cada prenda confeccionada, lo que las obliga a forzarse y seguir laborando en posiciones incómodas y diariamente sobreponerse a dolores corporales les causa.

El testimonio anónimo de una de las trabajadoras recopilado en el estudio revela las condiciones en las que trabajan. Cuando ingresan a las empresas sus supervisores dejan en claro que cada falta, incluso por motivos médicos, representa una disminución a su sueldo.

“Desde un principio nos dijeron: ‘Tienen su sueldo base más lo que se ganen por ‘destajo’. Cuando de verdad ya no sentía fuerzas, cuando tenía calentura y ya no podía ni con mi alma era cuando iba al médico. Mientras pudiera trabajar aunque me sintiera mal, nada más me tomaba una pastilla de paracetamol o me compraba un producto de Estar Bien”, expuso la trabajadora.

Ante estas condiciones las mujeres se ven obligadas a dejar de lado su atención médica. Además, pese a que la empresa en la que laboran las entrevistadas, que tiene presencia en México desde hace 40 años y que permanece en anonimato por un acuerdo establecido con el Colectivo Raíz, les proporciona un seguro médico por parte del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) “la acreditación de padecimientos profesionales es muy limitada en esta instancia”, denunció Sara Montes.

El informe del colectivo, que desde 2015 estuvo acompañado de la organización Fondo Semillas como parte de un proyecto financiado por la Unión Europea, expone el caso y el expediente clínico de una extrabajadora que fue despedida por estar enferma, aunque acreditó la enfermedad.

Ella acudió durante dos años a consultas en el IMSS por afectaciones en su salud a causa del trabajo, sin embargo, cuando pidió al IMSS que reconociera su enfermedad laboral la institución no lo hizo y cuando denunció estar inconforme fue despedida de su trabajo y no pudo finalizar el proceso.

El caso, señaló el Colectivo Raíz, muestra la falta de sensibilización del personal médico para facilitar que las trabajadoras accedan a sus derechos laborales de forma rápida pues de haber procedido el caso ella pudo haber sido cambiada a un área diferente de trabajo. También evidenció el incumplimiento de los  derechos laborales por parte de la empresa al ignorar las condiciones de salud de su trabajadora.

Aunque el estudio abarca sólo a un cierto sector, aseguró Sara Montes, significa un primer paso para obligar a las instancias involucradas en garantizar condiciones de trabajo dignas que cumplan su labor, organismos como las empresas textiles del país, con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) -encargada de monitorear y supervisar la seguridad de las y los trabajadores- y con el IMSS, quien acredita las afectaciones a la salud por causas laborales y con ello posibilita que las mujeres accedan a derechos como incapacidades con goce de sueldo.

Como en Aguascalientes, mujeres en las maquilas de distintos estados enfrentan una serie de obstáculos para acreditar y atender afectaciones en su salud que son consecuencia de su trabajo. Por esta razón el Colectivo Raíz actualmente mantiene una alianza con organizaciones en Coahuila como el Comité Fronterizo de Obreras; en Morelos con el Centro de Apoyo al Trabajador; y con Obreras Insumisas, en Puebla.

A través de estudios, talleres y capacitaciones, el objetivo de esta alianza es “empoderar a las mujeres de las maquilas para que tomen decisiones colectivas en materia de sus derechos laborales”, afirmó Sara Montes.

17/MMAE/LGL








Subscribe to RSS - maquilas textiles en Aguascalientes.