Diferencia salarial

NACIONAL
LABORAL
   Más del 60 por ciento tiene trabajos precarios
Inflación impacta en economía de mujeres
CIMACFoto: César Martínez López
Por: Sonia Gerth
Cimacnoticias | Ciudad de México.- 12/01/2018

La liberación del precio del gas en 2017 y la constante devaluación del peso frente al dólar estadounidense fueron las principales razones para que el año pasado cerrara con una inflación de 6.77 por ciento, la mayor puntuación en 17 años.

Este desarrollo económico tiene graves efectos para las mujeres en el país. El último reporte sobre pobreza del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), indicó que en 2016, 53.4 millones de mexicanas y mexicanos, o 43.6 por ciento, vivían en condiciones de pobreza.

En comunidades indígenas, y en zonas rurales, las tasas de pobreza eran las más altas. En general, las mujeres, representaban 44 por ciento de las afectadas. Pero aún para las mujeres que no caen en esta categoría, el aumento de los precios en servicios y productos es un grave problema.

“Más del 60 por ciento de las mujeres que trabajan están en la precariedad”, explicó Maria Luisa González Marín, experta en economía de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). El aumento de los precios les pega más duro, porque las familias más pobres gastan un porcentaje alto de sus ingresos en alimentación. Cifras de organismos internacionales sustentan esa posición.

México tiene una muy alta tasa de empleos informales, y las personas que laboran dentro de este sector tienen menos acceso al seguro social y las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de trabajar informalmente. En palabras de la OCDE, según su último informe sobre el país en 2017, “la elevada informalidad está estrechamente relacionada con la pobreza y las desigualdades de género”.

Hay mucho menos mujeres que forman parte del mercado laboral, solamente son 44 por ciento, comparado con 78 por ciento de los hombres, según la OCDE. Como resultado de esto, y también las diferencias salariales que aún existen, el Foro Económico Global constató que en 2017, las mexicanas ganaron un promedio de 12 mil dólares al año (228 mil 441 pesos): tan sólo la mitad que los hombres.

Por esta razón el incremento de los precios de la tortilla, de los huevos, y del gas, preocuparía más a las mujeres. Ellas tienen menos acceso a la propiedad, a cuentas de ahorro, y a créditos.

“Las mujeres no tienen ahorros para solventar un aumento tan grande en alimentos. Van a tener que bajar de calidad, o buscar otra forma de mantener a su familia, por ejemplo vendiendo comida, tejidos, o ropa, lo que implica tener una triple jornada laboral,” estimó Maria Luisa González Marín.

Esta semana, dos colegas suyas del Instituto de Investigaciones Económicas reportaron que una persona que percibe un salario mínimo debía trabajar 24 horas y 31 minutos al día para adquirir la canasta básica, mientras que al inicio del sexenio de Peña Nieto, se necesitaban 21 horas y 13 minutos.

Y esta cifra podría empeorar, ya que el precio del gas sigue siendo volátil, y las y los economistas ven como un riesgo al valor del peso las renovadas negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá.

Aunque expertas y expertos estiman que la tasa de inflación volverá a bajar este año, eso no será el caso para la canasta básica, porque México es altamente dependiente de productos importados como el maíz, frijol, y arroz, dijo González Marín, quien advirtió que “eso va ocasionar una miseria mayor.”

18/SG/LGL








INTERNACIONAL
LABORAL
   Foro Económico Mundial destaca la política de igualdad en el trabajo
Islandia es el primer país que hace ilegal la diferencia salarial entre mujeres y hombres
Imagen de Gabriela Mendoza
Por: Sonia Gerth
Cimacnoticias | Ciudad de México .- 03/01/2018

Islandia, la pequeña isla en el norte de Europa, es según el Foro Económico Mundial el país con menos desigualdad de género en el mundo. Sin embargo, y a pesar de continuos esfuerzos legislativos, en 2016 las mujeres islandeses ganaron entre 14 y 18 por ciento menos que los hombres.

Es por eso que el parlamento islandés tomó una medida radical el pasado 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres al aprobar una ley que impone a empresas públicas y privadas que contraten a  más de 25 empleados la obligación de pagar el mismo salario a todas las personas, sin importar género, etnicidad, preferencia sexual, o nacionalidad.

Desde este 1 de enero dichas compañías están obligadas a obtener un certificado estatal que compruebe que están pagando los mismos salarios. De no ser así, tienen que pagar multas. Resalta el caso de Islandia porque aunque existan políticas parecidas en otros países del mundo para que las mujeres no reciban salarios menores a los de sus pares varones por realizar las mismas actividades, éstas no son legalmente vinculantes.

Islandia tiene una larga trayectoria de leyes que impulsan la igualdad de género; por ejemplo, las cuotas en juntas directivas o comisiones de gobierno. “Tenemos una legislación que dice que mujeres y hombres deben ganar los mismo desde hace décadas, y todavía tenemos esta brecha salarial”, dijo Dagny Osk Aradottir Pind, de la Asociación Islandesa de los Derechos de las Mujeres, al canal de televisión Al Jazeera. “La gente se está dando cuenta que se necesitan nuevos métodos para combatir el problema”, aseguró.

El gobierno de Islandia se comprometió a erradicar la diferencia salarial entre hombres y mujeres hasta el año 2022. Tras aprobar la nueva ley, en marzo del año pasado, el ministro Social y de Equidad, Thorsteinn Viglundsson, reiteró: “Es tiempo de hacer algo radical acerca de esta temática. Derechos iguales son Derechos Humanos.”

Según el reporte del Foro Económico Mundial sobre la brecha de géneros, la diferencia salarial ha crecido a nivel mundial en los últimos años. En 2017 las mujeres ganaron un promedio anual de 12 mil dólares, comparado con 21 mil que ganaron los hombres.

En el ranking de países, México se ubica en el lugar 81, de 144 países examinados para el reporte. Una de las cifras que constató fue que en 2017, los mexicanos ganaron un promedio de 23 mil 913 dólares, mientras que las mujeres ganaron tan sólo 11 mil 861, apenas la mitad.

De acuerdo con el reporte, no existe una ley que exija salarios iguales para mujeres y hombres. Las mujeres trabajan más tiempo parcial y prestan más trabajo no remunerado que los hombres, y sólo el 5,2 por ciento de las juntas directivas de empresas grandes se constituye de mujeres.

En general, examinando únicamente la participación y las oportunidades económicas de las mujeres, México ocupa el lugar 124 de 144, según el Foro Económico Mundial. En los ámbitos de política, educación, y salud, la puntuación es mejor, con los rangos 34, 53, y 58, respectivamente.

18/SG








Subscribe to RSS - Diferencia salarial