Inicio » Agenda » Libres de Violencia » Comparecen peritos acusados por falta de debida diligencia en caso Lesvy Berlín

Comparecen peritos acusados por falta de debida diligencia en caso Lesvy Berlín

Por Hazel Zamora Mendieta

“En el quinto día de audiencia por el caso de Lesvy, que se realiza en los juzgados del Reclusorio Oriente, los peritos encargados de la necropsia de la joven hallada asesinada en Ciudad Universitaria el 3 de mayo de 2017, testificaron ante los jueces. Una vez más quedó en evidencia que Lesvy fue violentada previo a su muerte.”

Ciudad de México. “Asfixia por ahorcamiento” fue la causa de muerte que concluyeron dos peritos en la indagatoria del posible feminicidio de Lesvy Berlín Rivera Osorio, ocurrido el 3 de mayo de 2017 en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). 

Pero estos peritos del Instituto de Ciencias Forenses (Incifo) y la Procuraduría General de Justicia (PGJ) que comparecieron este martes 17 de septiembre en el el juicio oral contra la pareja de Lesvy, Jorge Luis González, han sido señalados por su falta de debida diligencia en la investigación del caso por parte de la Comisión de Derechos Humanos capitalina (CDHDF). 

Se trata del perito médico forense adscrito al Incifo, Jaime Cruz Huerta, encargado de realizar el 4 de mayo de 2017 la necropsia al cuerpo de Lesvy Berlín. El forense concluyó que la causa de muerte de la joven de 22 años de edad fue “asfixia por ahorcamiento”; y que su cuerpo presentaba lesiones en la frente, nariz, palma izquierda, tobillo, y mentón. 

El médico forense afirmó ayer ante los tres jueces encargados del juicio oral por el caso de Lesvy (que inició el pasado 9 de septiembre) que aplicó los protocolos de Feminicidio, Estambul y Minnesota, para realizar la necropsia al cuerpo de la víctima y que sus resultados son científicos. 

No obstante, en la recomendación 01/2018 que la elaboró la CDHDF por el caso de Lesvy, se asienta que Jaime Cruz cometió irregularidades en el dictamen de necropsia; no precisó el tiempo aproximado de la muerte de Lesvy; ni la mecánica de producción ni temporalidad de cada una de las lesiones; tampoco mencionó las cicatrices no recientes; no tomó fotografías a todas las lesiones externas e internas descritas, y por lo que respecta a las fotografías de lesiones que sí tomó, no son nítidas.

El propio perito el 19 de mayo de 2017 tuvo que ampliar su dictamen de necropsia por omisiones y errores que cometió. Señaló cuatro lesiones en la cabeza, cara y el tobillo, que no registró. Respecto al surco en el cuello de Lesvy  causado por el cable del teléfono público con el que se presume fue asesinada por su pareja, indicó que por “errores mecanográficos” se había asentado que era de seis milímetros en lugar de 40 milímetros. Nuevamente no indicó la hora aproximada del fallecimiento de Lesvy.

Cruz se excusó ante el Tribunal de Justicia que no le fue requerida la temporalidad de las lesiones ni el tiempo aproximado de la muerte de Lesvy hasta ese 19 de mayo, y que la aclaración respecto al surco en el cuello no influyó en sus hallazgos sobre la causa de muerte.  

Cabe recordar que el trabajo de Cruz Huerta causó que este año el Incifo se disculpara públicamente con la familia de Lesvy por la falta de debida diligencia y el trato irrespetuoso al cuerpo de la joven. El médico forense Cruz Huerta tiene 21 años trabajando en el Instituto, y realiza en promedio 24 necropsias al mes, declaró al Tribunal. 

Otro de los peritos que compareció en el Juzgado del Reclusorio Oriente donde se encuentra en prisión preventiva Jorge Luis González, fue el perito perteneciente a la PGJ, Ulises Meneses Casimiro. 

Con base en el dictamen que realizó Cruz Huerta del Incifo, Meneses Casimiro volvió a concluir el 8 de mayo de 2017 que la causa de muerte de Lesvy Berlín era “asfixia por ahorcamiento con suspensión incompleta”. 

La CDHDF señaló en su recomendación que al afirmar que Lesvy cometió “maniobras de suicidio” el perito de la PGJ ocasionó que se descartara indebidamente la hipótesis del feminicidio. Su dictamen también dio pie a que la Procuraduría de Justicia acusara primero a Jorge Luis González del delito de homicidio por impedir que su pareja se suicidara en la caseta del teléfono público ubicado en las inmediaciones del Instituto de Ingeniería de la UNAM, hasta que el caso fue reclasificado a feminicidio por orden de la Quinta Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad.

Pero ayer Meneses se negó responder a la defensa legal de Jorge Luis lo que estableció en su dictamen (sobre un supuesto suicidio), refirió que no era competencia de su área en mecánica de lesiones determinar si Lesvy se suicido o fue asesinada. 

El perito Ulises Meneses informó que para el caso aplicó el Protocolo de Feminicidio, que tiene 27 años trabajando para la PGJ y en promedio realiza 40 dictámenes al mes. 

“¿Y SI SÍ LO HICE?”

Guadalupe quería la verdad sobre la muerte su mejor amiga. Las incógnitas, la búsqueda de cualquier indicio la llevó a grabar dos conversaciones que sostuvo con Jorge Luis González. La última y quizá más reveladora fue en el funeral de Lesvy. 

Este martes Guadalupe testificó ante los tres jueces que Jorge Luis insistió en hablar con ella ese día. Salieron a la jardinera de la funeraria. Ella sintió temor y decidió grabar la conversación con su celular. 

En el audio, expuesto en la sala de audiencia, Jorge Luis insiste en que no recuerda por completo qué ocurrió la madrugada del 3 de mayo 2017. “Estaba hasta la madre” , dice en alusión al consumo de drogas.  Al cabo de plantear algunas hipótesis reconoce que él ha sido señalado como posible perpetrador de un crimen contra Lesvy. “¿Y si sí lo hice?”, se cuestiona. 

En los audios Jorge afirmaba que quería la verdad y si tenía algo que pagar lo aceptaba. Hablaba también cómo era imposible que Lesvy se lastimara, se suicidara. 

Pero Guadalupe no recuerda a Jorge Luis triste como se espera por la pérdida de un ser querido. Lo recuerda más bien nervioso, incapaz de formar frases completas, quizá había consumido algún “solvente” “alcohol”, dedujo por su aliento. 

Otros audios que se escucharon en esta jornada fueron las grabaciones de la casera que rentó a Jorge Luis y Lesvy un cuarto para vivir. En los audios sólo se escuchan frases desesperadas del joven. El nieto de María Elena, grabó a Jorge Luis al notar la ausencia de Lesvy y la forma extraña en la que éste se empezó a comportar. 

Este miércoles finalmente se espera la declaración de la madre de Lesvy Berlín, Araceli Osorio. Si se le condena a Jorge Luis, la PGJ solicitó la pena de 60 años prisión. 

19/HZM/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más