Inicio » Agenda » Cuerpo » Avanza agenda conservadora en congreso de Nuevo León

Avanza agenda conservadora en congreso de Nuevo León

Ciudad de México.- El Congreso de Nuevo León aprobó incluir en su Ley Estatal de Salud la objeción de conciencia, una reforma normativa que podría vulnerar los Derechos Humanos de las mujeres al restringir la atención médica en casos de interrupción del embarazo o servicios de salud sexual y reproductiva. 

El 15 de octubre las y los diputados locales aprobaron introducir el principio de objeción de conciencia en el artículo 48 de la Ley Estatal de Salud para que el personal médico y de enfermería que forme parte del Sistema Estatal de Salud pueda ejercerla y “excusarse de participar en la presentación de servicios que establece esta ley”. 

Las ideologías partidistas se desvanecieron a la hora de aprobar la reforma propuesta en abril pasado por el diputado Juan Carlos Leal Segovia, quien entonces era integrante de Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y quien más tarde renunció para integrarse al conservador Partido Encuentro Social (PES). 

A favor del dictamen, avalado previamente por la Comisión de Salud y Atención a Grupos Vulnerables, votaron los 15 integrantes de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN), la fuerza política en el Congreso; nueve del Partido Revolucionario Institucional (PRI); cinco de los siete legisladores de Morena; cuatro de Movimiento Ciudadano (MC) y dos del Partido del Trabajo (PT). 

Sólo hubo 5 votos en contra de la reforma: uno del legislador de Morena, Luis Armando Torres; dos de MC, Mariela Saldívar Villalobos y Arturo Bonifacio de la Garza Garza; uno del partido Nueva Alianza, con la diputada María Dolores Leal Cantú y otro de la diputada independiente Claudia Tapia Castelo. 

El tema causó gran revuelo en la opinión pública por sus posibles efectos negativos en el derecho a la salud. Diversas instituciones como la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL) expresaron en un comunicado su preocupación por la posibilidad de que esta figura jurídica impida el acceso a servicios de salud a todas las personas.

De acuerdo con el organismo, la reforma no prevé la obligación de las instituciones de salud pública de contar con personal, tanto objetor, como no objetor de conciencia, para minimizar la posibilidad de que las personas que requieran los servicios de salud queden desatendidas. 

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) también se posicionó. El 22 de octubre emitió un comunicado en donde enfatizó que la objeción de conciencia no debe ser pretexto para dejar de prestar servicios médicos a la ciudadanía, sobre todo si dicha objeción está motivada por actos de discriminación.

La reforma en Nuevo León es similar a la aprobada en 2018 por el Congreso de la Unión para adicionar al artículo 10 Bis de la Ley General de Salud la objeción de conciencia. La ley federal establece que el personal médico y de enfermería, en instituciones públicas o privadas, tendrán derecho a no prestar servicios que resulten contrarios a sus convicciones, creencias religiosas o éticas. 

No obstante, la Ley General de Salud indica que se exceptúan aquellos casos en que se ponga en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica. 

En Arthemisas por la Equidad AC, una organización civil que defiende los derechos de las mujeres en Nuevo León, observan que las decisiones del Congreso estatal responde a una oleada conservadora y antiderechos ante el movimiento feminista que cada vez toma más fuerza a través de movilizaciones como la llamada “Marea Verde”, que busca despenalizar el aborto. 

Protección de la vida en Nuevo León

En entrevista con Cimacnoticias, la presidenta de Arthemisas, Irma Alma Ochoa Treviño, señaló que quienes están legislando “no llevan la camiseta partidista como sucedía antes”, pues a pesar de que el Congreso está dominado por el partido conservador de Acción Nacional, legisladores identificados como de izquierda, como es el caso de Morena, también se han sumado a estas iniciativas que obstaculizan los Derechos Humanos. 

Lo mismo sucedió con la reforma que “protege la vida desde la concepción”, recordó la defensora. En marzo de este año las bancadas del PAN, PRI, PES, PT, y parte de la bancada de Morena del Congreso de Nuevo León, aprobaron reformar el Artículo 1 de la Constitución local para “proteger la vida desde el momento de la concepción”, iniciativa que en el fondo criminaliza el aborto. 

En ese sentido, la reforma a la Ley Estatal de Salud es la segunda modificación normativa del Congreso de Nuevo León que atenta contra los derechos de las mujeres, en este caso porque podría generar que el personal médico se niegue a practicar la interrupción legal del embarazo, entre otros servicios. 

Ante ello, Irma Ochoa advirtió que el movimiento en favor de los derechos de las mujeres debe estar atento del trabajo que está realizando el Congreso estatal. Para la defensora una forma de responder a las iniciativas conservadoras es por medio de el mecanismos de Alerta de Violencia de Género (AVG).

Es decir, Irma Ochoa, señaló que se podría solicitar la AVG por Agravio Comparado, una causal que busca erradicar los marcos normativos que atentan contra los derechos de las mujeres y niñas. O bien, otras vías como presentar una acción de inconstitucionalidad contra estas leyes discriminatorias, que podrían continuar avanzado en otros estados.

Esto porque el diputado Juan Carlos Leal Segovia presentó en abril de este año otra iniciativa para modificar el Código Civil estatal, en el que se plantea que la objeción de conciencia proceda en casos de: interrupción legal del embarazo, salvo que el diagnóstico establezca que peligra la vida de la madre o violación; la unión de personas del mismo sexo para la adquisición de estado civil; la adopción o tutela de menores por parte de parejas del mismo sexo; la modificación de acta de nacimiento respecto al género; divorcio sin causales.

Iniciativa divide al Congreso federal 

Este miércoles la Cámara de Diputados aprobó un acuerdo de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), para exhortar al Congreso del estado de Nuevo León a que reconsidere la aprobación de la reforma a la Ley Estatal de Salud.

El exhorto se aprobó ayer, cerca de las 10 de la noche, unos minutos antes de finalizar la sesión y se avaló en votación económica, es decir, con las y los legisladores presentes, aun cuando no había quórum porque solo se encontraban alrededor de 237 de los 500 legisladores.. 

Como respuesta, en la sesión de este jueves el diputado del PAN, Jorge Arturo Espadas Galván, dijo que el exhorto fue inadecuado y estaba mal informado por lo que pidió que se registrara que su grupo parlamentario rechazaba ese llamado por basarse en información falsa.

“Esta reforma que realizó el Congreso del estado de Nuevo León es perfectamente apegada a los tratados internacionales y a la Constitución Política de este país. Y es prácticamente literal la homologación con el texto que tenemos en la Ley General de Salud”, dijo.

El diputado Espadas pidió que la Jucopo reconociera su pifia y ofreciera disculpas al Congreso de Nuevo León. Sin embargo, el documento fue firmado por los coordinadores de los ocho partidos políticos, incluido Juan Carlos Romero Hicks, del PAN. 

Es de recordar que el 11 de junio de 2018 la Comisión Nacional de los Derechos Humanos interpuso una acción de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) en contra de la reforma a la Ley General de Salud. 

19/HZM/AGM/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más