Inicio » Agenda » Libertad de Expresión » Deportista iraní huye de su país por represión a mujeres

Deportista iraní huye de su país por represión a mujeres

Por Sonia Gerth

Ciudad de México.- Kimia Alizadeh, practicante de Taekwondo y única ganadora de una medalla olímpica para Irán en 2016, se vio obligada a exiliarse como consecuencia de la represión que viven las mujeres en su país.

En su página de Instagram, Alizadeh publicó una foto de su más grande triunfo, ganar la medalla de bronce en los juegos olímpicos de Río de Janeiro, en 2016. En esa imagen, ella porta el hiyab, un velo de uso obligatorio para las mujeres, el cual cubre su cabello y su pecho. La deportista es la única mujer en la historia de su país en ganar una medalla olímpica.

Imagen tomada de Instagram de kimiya.alizade

Al lado de la foto se lee un comunicado en el que la joven, de 21 años de edad, anunció que decidió dejar su país porque “soy una de las millones de mujeres reprimidas en Irán”. También dijo que ya no quiere ser vista como un “instrumento de propaganda” de las autoridades.

De acuerdo con varios medios de comunicación internacionales, Alizadeh se exilió en Europa, ya que el mundo del deporte está restringido para las mujeres en todo el Estado teocrático (poder político basado en la religión) musulmán.

En lrán el acceso para las mujeres a los estadios de fútbol es restringido. En 2019, la aficionada de fútbol, Sahar Khodayari, se incineró cuando supo que sería encarcelada por colarse a un partido de fútbol disfrazada de hombre. La política del Estado musulmán indica que las y los deportistas no pueden enfrentar a atletas israelíes y en las competencias las mujeres, como Alizadeh, deben portar el velo.

El régimen puso la imagen de la ganadora olímpica como ejemplo de que también las mujeres pueden tener una carrera deportista; sin embargo, en su comunicado, Alizadeh escribió que ya no quiere ser parte de “hipocresía, mentiras e injusticias”.

“Me llevaron donde quisieron. Llevaba lo que dijeran. Repetí cada frase que me ordenaron. Siempre que lo creían conveniente, me explotaban. Ninguno de nosotros significa nada para ellos, solo somos sus herramientas “, expresó la joven.

Alizadeh denunció públicamente que el gobierno de su país hizo uso político de sus éxitos, pero al mismo tiempo, funcionarios la humillaron con comentarios como “No es apropiado que una mujer estire las piernas así, aludiendo a su deporte, el Taekwondo”.

“Mi espíritu preocupado no encaja con sus lazos económicos sucios y sus lobbies políticos. No deseo nada más que Taekwondo, seguridad y una vida feliz. Sigo siendo una hija de Irán donde quiera que esté”, recalcó la deportista.

Entre las pocas reacciones oficiales que despertó el comunicado de Alizadeh, el diputado iraní, Abdolkarim Hosseinzadeh, calificó como “autoridades incompetentes” a quienes permitirían la huida del “capital humano” de Irán.

Por su parte, la viceministra de deportes, Mahin Farhadizad, dijo: “No se puede obligar a una atleta a quedarse en Irán”.

El exilio de Alizadeh se produjo en un entorno de tensiones extremas entre Irán y Estados Unidos, luego del asesinato del líder de la Guardia Revolucionaria, Qasem Solemaini. A este contexto se sumó que, el pasado 8 de enero, Irán derribó “por accidente” un avión ucraniano de pasajeros, lo que causó la muerte de 176 personas.

20/ SG

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: