Inicio » Agenda » Libres de Violencia » Marcha y mítines


Ciudad de México. Vestidas de negro, algunas con pasamontañas y otras con pañuelos verdes cubriendo sus rostros, decenas de mujeres, en su mayoría jóvenes, se dieron cita en el cruce de avenida Reforma y Bucareli, cerca de lo que se conoce como “La esquina de información”, por ser el punto donde se ubicaban las redacciones e imprentas de El Universal y Excélsior.

CIMACFoto: Anayeli García Martínez

Las mujeres comenzaron a sacar cartulinas y plumones para escribir frases en contra de los medios de comunicación que publicaron los detalles del feminicidio de Ingrid Escamilla, una indignación que resumieron con frases como “exigimos un periodismo responsable, que no revictimice nuestros cuerpos, no son un show”.

CIMACFoto: Sonja Gerth

Frente a la esquina de la información, pequeño grupo se fue haciendo más grande y conforme pasaron los minutos también fueron saliendo conversaciones sobre la violencia cotidiana, esa donde las personas hace burlas y chistes sobre el feminicido y la que se hace evidente cuando se comparten las fotos del cuerpo violentado de una mujer.
Por unos instantes, las manifestantes cerraron un carril de avenida Reforma, para mostrar sus pancartas a los automovilistas y más tarde siguieron rumbo a La Prensa.

(Previamente) En el antimonumento en memoria de las víctimas de feminicidio, las mujeres mantenían una dinámica similar. Ahí mostraron la portada del periódico La Prensa que se publicó este jueves 14, donde expuso sus argumentos para publicar imágenes del cuerpo de Ingrid Escamilla y sus argumentos en torno al interés periodístico, una exposición que las mujeres califiaceon de hipócrita.

En tanto, otra movilización partió del metro La Raza, hacia la estación del metrobús Gustavo A. Madero.

Al cierre de la jornada, varios contingentes se encontraron en avenida Paseo de la Reforma. Traían pancartas por Ingrid y de muchas otras víctimas más. La mayoría mujeres jóvenes asesinadas impunemente. Todo el tiempo vigiladas por una valla policiaca que les impedía el paso.

El punto final, como estaba previsto, fueron las instalaciones de la Editora La Prensa, donde ya las esperaban largas filas de mujeres policías. Entrar a esa calle podía significar quedar encapsuladas. Así que mejor retrocedieron y siguieron de nuevo por Reforma. Ahí hicieron un mitin con y aseguraron que no se irían hasta que fueran recibidas por el director de La Prensa, Luis Carriles.

De nuevo frente a las instalaciones, las mujeres quemaron y rompieron autos. Gases de colores disipaban de vez en cuando las concentraciones. Luego de una hora de exigencias sin resultados, las mujeres decidieron retirarse. Pero antes advirtieron a los policías en diferentes consignas: fuimos todas y todas somos Ingrid Escamilla.

20/HZM/AJSE/AGM/SG/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: