Inicio » Agenda » Libres de Violencia » CoIDH acepta analizar caso de la defensora Digna Ochoa

CoIDH acepta analizar caso de la defensora Digna Ochoa

Por Anayeli García Martínez

Ciudad de México. A 19 años del asesinato de la abogada y defensora Digna Ochoa y Plácido, asesinada el 19 de octubre de 2001 en la Ciudad de México, la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH) revisará la responsabilidad del Estado mexicano en este crimen que las autoridades locales calificaron de suicidio.  

En un comunicado, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) informó que el 2 de octubre de 2019 presentó el expediente 12.229 ante la CoIDH, el máximo tribunal regional que revisa graves violaciones a Derechos Humanos. 

Cabe recordar que en agosto del 2013, la CIDH notificó la admisibilidad del caso, el cual fue presentado en 2011. El 14 de marzo de 2013, se realizó una audiencia en la sede del organismo en Washington, donde se informó a los comisionados que desde 2001 el Estado mexicano incurrió en diversas anomalías y violaciones al debido proceso en prejuicio de Ochoa y Plácido.

En esa audiencia también se expusieron los motivos por los cuales se acudió ante la CIDH, entre los que se encontraban el agotamiento de recursos judiciales en México sin que hubiera justicia ni esclarecimiento de los hechos, toda vez que en julio de 2011 la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) al mando entonces del actual jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, cerró el caso.

Ahora, se analizará la responsabilidad del Estado mexicano por la falta de debida diligencia en la investigación de la muerte de la defensora. Es de recordar que en todo momento la entonces Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, hoy Fiscalía General, sostuvo que se trató de un suicidio. 

Sin embargo, en la época de los hechos la CIDH estableció la existencia de un contexto de amenazas y agresiones en contra de las personas defensoras y estimó que esta situación en el estado de Guerrero, donde la abogada representaba a víctimas, como los altos índices de impunidad de casos que involucraban a militares, eran parte del contexto de su asesinato.

Al revisar el caso, la CIDH consideró que desde el día de la muerte de Digna Ochoa, el 19 de octubre de 2001, el Estado comenzó una investigación que duró alrededor de 10 años, en la que se practicaron un gran número de diligencias forenses, químicas, balísticas, informes psicológicos; se tomaron pruebas testimoniales, documentales, fotográficas, entre otras. 

En su informe, la Comisión analizó la debida diligencia en la investigación por la muerte de Ochoa en relación con el registro de la información médico forense, los peritajes psicológicos aplicados, la cadena de custodia de la prueba, la conformación de la prueba testimonial, las líneas lógicas de investigación, la conducción de la investigación, el plazo razonable, entre otros aspectos clave en la investigación en perjuicio de los familiares de Digna Ochoa.

En su informe de fondo 61/19, la CIDH determinó la existencia de una serie de irregularidades graves en la investigación en función de la imparcialidad del órgano investigador en la primera etapa de la investigación que determinó que la causa de la muerte fue suicidio; omisiones en el registro de los fenómenos cadavéricos que no fueron subsanadas; y lesiones no advertidas en los diversos exámenes médicos, contradicciones en las pruebas de balística; y evidencia de un mal manejo de la cadena de custodia de la prueba. 

Por otro lado, la Comisión también observó obstáculos en la participación de los familiares de la defensora en la investigación; que no se protegió a los testigos, incluso uno fue asesinado y que no se consideró el hostigamiento hacia Digna Ochoa por parte de militares, tampoco las amenazas de muerte y el atentado que sobrevivió. Aunado a esto, la autoridad investigadora le realizó peritajes psicológicos después de su muerte.

Tomando estos elementos, la CIDH remitió el caso a la CoIDH, que próximamente lo revisará, y de ser necesario, ordenará medidas de reparación o reabrir la investigación penal de manera diligente, efectiva y dentro de un plazo razonable con el objeto de esclarecer los hechos. 

Cimacnoticias

20/AGM/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: