Inicio » Agenda » Libres de Violencia » Continúan movilizaciones en casetas y metro de la CDMX ante violencia de género

Continúan movilizaciones en casetas y metro de la CDMX ante violencia de género

Por Angélica Jocelyn Soto Espinosa

Ciudad de México. Una decena de mujeres jóvenes tomó esta mañana por aproximadamente dos horas la caseta México- Pachuca, en la periferia del Estado de México. Eran pocas, pero estaban juntas. 

CIMACFoto: Hazel Zamora Mendieta

El pequeño grupo sorprendió a los guardias armados que vigilaban la garita. Cada una, sin obstruirse entre ellas y a paso lento, se ubicó rápidamente en un lugar, como si lo hubieran ensayado una y otra vez, e iniciaron sus consignas: ¡Alerta, alerta, alerta, alerta, alerta al que camina, la lucha feminista por América Latina!

CIMACFoto: Hazel Zamora Mendieta

Las jóvenes, vestidas de negro y rostro cubierto, no bloquearon. Liberaron. Le dieron a las personas, sin distinción, la libertad de transitar por la autopista sin pagar la cuota de 22 pesos que tienen que dar cada vez que pasan. A cambio, ellas corearon, exigieron, gritaron su libertad para vivir y transitar seguras siempre. 

CIMACFoto: Hazel Zmora Mendieta

“En la periferia, el gobernador Alfredo del Mazo está ausente y ni siquiera sabemos a dónde llegan los impuestos. El Estado de México está totalmente olvidado y por eso tomamos las casetas también, porque son parte de nuestros impuestos que no se ven en nuestra seguridad. Los policías nos violan, nos matan“, dijo una de las manifestantes de 26 años, que habita en Ecatepec. 

CIMACFoto: Hazel Zamora Mendieta

Estaban furiosas, pero al mismo tiempo felices y organizadas. “Pase, pase. No pague”, decían a las y los automovilistas, muchos de ellos que insistían en pagar a modo de descontento con su protesta. Varios otros vehículos tocaron sus bocinas para mostrar su apoyo.

¿A qué se refirió esta mañana el presidente cuando dijo que los conservadores se volvieron feministas? La mayoría de las que protestaron esta mañana eran jóvenes estudiantes y trabajadoras, de no más de 30 años. Cabellos pintados y mochilas rotas. 

Sus tiempos libres los ocupan para acompañar a otras mujeres a presentar denuncias por distintas violencias, para que reciban atención médica después de una violación o para que aborten de manera digna. Ellas son las feministas de las periferias, las que extienden sus monedas y sus jornadas para que, entre las largas horas de traslado diario del Edomex al centro del país, les alcance para reunirse, para hacer política y para protestar por otras. 

¿Qué tiene de conservador una consigna que pone en el imaginario de otras mujeres la posibilidad de vivir una vida libre de violencia? ¿Qué tiene de conservador eso comparada con la Cartilla Moral que difunde el mandatario federal y que dice más de 60 veces la palabra hombre (s) y ni una sola vez mujer?

CIMAC

 “Van a volver, van a volver. Las balas que disparaste van a volver, y las mujeres que asesinaste no morirán. No morirán”, insistieron las jóvenes. Luego, les bastó un grito y una seña para reunirse y determinar juntas el paso siguiente. No tardaron más de cinco minutos en decidirlo. 

Se organizaron rápidamente y sin esconderse, incluso a pesar de todas las patrullas rotuladas de la policía federal y los uniformados de la Guardia Nacional que se les pararon enfrente para resguardar la caseta, pero no “para cuidarlas”, como dijeron ellas.  

Juntas, decidieron que era hora de abandonar la garita. No se olvidaron de la prensa sino que avisaron a las reporteras para salir todas juntas. No evadieron a los policías, caminaron y pasaron junto a ellos. Tampoco se escondieron, sino que se fueron cantando. Unas se despidieron y otras de ellas hasta levantó una pancarta: ¡Avísame cuando llegues!, decía su cartulina. 

CIMACFoto: Jocelyn Soto Espinosa

Metro popular, contra la violencia machista 

La patrulla siguió a las jóvenes hasta que pudieron abordar una combi. Ahí, mientras se desencapuchaban y descubrían sus rostros jóvenes frente a las otras pasajeras, contaron sus nuevos planes para el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Haremos murales, habrá bazares feministas y protestas, dijeron. “Ni una mano negra” hubo en la planeación de las jóvenes. 

Luego de media hora de camino, llegaron a la parada del Metro estación Indios Verdes. Ahí, un grupo de policías, rodeados de espectadores, discutía con transeúntes y choferes. “Seguro hubo un asalto, eso siempre pasa en esta autopista”, explicó una de las feministas.

Avanzaron juntas hasta los torniquetes y ahí hicieron un breve círculo. “Metro popular, metro popular”, explotó de entre la rueda. Las mujeres liberaron los torniquetes para que, por hoy, las personas pasaran sin pagar su pasaje.  “Cómprese un cigarro, un dulce. No pague por inseguridad. En el Metro nos secuestran, nos acosan”, gritaron una y otra vez las manifestantes.

Pero la gente no quiso, mucho menos cuando una veintena de policías se les puso enfrente, atrás y a un lado. Los policías acecharon a las jóvenes incluso cuando ellas mismas se saltaron los torniquetes para liberar la otra entrada, con más gente. Ahí sí hubo de todo.

Más de un hombre intentó agredirlas, pero sin al final atreverse. Les gritaron groserías. Uno hasta pagó doble pasaje para mostrar su desacuerdo con las mujeres. Otro hombre le pidió a una de las manifestantes que se desencapuchara. Ella se le pusó al frente. Se levantó su pasamontañas y le enseñó la lengua. 

También hubo varios !gracias!, dedos arriba y sonrisas, principalmente de las mujeres. No sólo jóvenes, también las mayores las felicitaban. Al fina, nadie, en toda la jornada de casi 5 horas, se atrevió a confrontar realmente a las manifestantes a pesar de que, en cantidad, estaban muy lejos de parecerse a las grandes marchas que se congregan en la capital. Como ellas dijeron, su fuerza siempre estuvo en que, aunque eran pocas, estaban juntas. 

20/AJSE/LGL

También en Cimacnoticias

Este Web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerle una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios el usuario acepta el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, el usuario tiene la opción de impedir la generación de cookies y la eliminación de las mismas mediante la selección de la correspondiente opción en su Navegador. En caso de bloquear el uso de cookies en su navegador es posible que algunos servicios o funcionalidades de la página Web no estén disponibles. Acepto Leer más

A %d blogueros les gusta esto: